domingo, 19 de julio de 2015

Un poco más de nada

Más de lo mismo. Así como se terminó el torneo pasado y se mostró en Córdoba por Copa Argentina ante Independiente Rivadavia, Huracán parece un equipo sin alma, un conjunto "desangelado" que es inconexo y lleno de dificultades en todas sus líneas que no dejan nada para destacar. Cero a cero en casa ante una muy pobre versión de Defensa y Justicia, es una gran manera de desaprovechar puntos que serán más que necesarios allá por diciembre.




Así describe el partido ante Defensa y Justicia, mi amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero.


Decir adiós es crecer
Huracán sigue hundido en un vaso de agua, el Globo comete el obstinado error de repetir fórmulas esperando resultados distintos. No hubo nada para destacar del cero a cero frente a Defensa y Justicia en el Ducó, el equipo mantiene las mismas dificultades que lo tienen clavado en el fondo de la tabla. Falta autocritica, abunda la terquedad, ¿Cuánto más vamos a aguantar así? ¿Qué estás esperando que pase, Néstor?
Tras la humillante derrota frente a Independiente Rivadavia de Mendoza en la primera defensa del título por Copa Argentina, Huracán se paraba exactamente igual para recibir a un modesto Defensa y Justicia en la reanudación del torneo Julio Grondona. Con el debut de José San Román en el lateral derecho y la ya insostenible sociedad Montenegro – Toranzo, sin nadie definido por la banda izquierda, buscaba Apuzzo quepor obra de algún ser superior la cosa cambie.
Lejos de eso el equipo no tuvo ritmo de juego, al margen de unas sociedades en el mediocampo tan efímeras como previsibles. Los pocos encuentros entre Pato y Rolfi fueron producto del amontonamiento y no de un trabajo aceitado, toques circunstanciales que podrían haber sido entre cualquiera de los otros volantes que conforman el plantel.
Las situaciones de gol a nuestro favor fueron pocas. Primero Cristian Espinoza recibe un bochazo dentro del área y saca un tiro/pase al arco que Gabriel Arias desactiva con dificultad al córner. De ese tiro libre Cristian ubica a Nervo, que es anticipado justo en el momento del cabezazo y la pelota termina besando el palo izquierdo del arco visitante.
Ahí terminó el peligro, así de breve fue la intención Quemera de quedarse con los tres puntos. Ante una pasividad asombrosa y que nos llena a todos los hinchas de bronca, desesperación e impotencia, Defensa y Justicia comenzó a entender que el partido podía ser para ellos. Por eso el Halcón empezó a animarse y encontrar en el descampado Quemero, ese que está entre Arano y nadie más, espacios para filtrarse. Los últimos veinte minutos del primer tiempo se jugaron en terreno propio, el rival tuvo tres situaciones de gol claras que fueron despejadas, con dudas, por Matías Giordano.
Huracán tenía dos números diez en la cancha, dos tipos que elaboran juego, pero la maniobra sistemática era buscar a Ábila con pelotazos incómodos, mal realizados y contraproducentes. El equipo hacía un nuevo papelón, necesitaba ganar y estaba lejísimos de poder conseguirlo.
La segunda mitad comenzó, por supuesto, sin modificaciones. Apuzzo insiste. Pero de todas formas Huracán quedó a centímetros de abrir el marcador, cuando de contragolpe (Sí, contragolpe de local ante Defensa) Montenegro habilita en el medio a la tremenda carrera de un Espinoza que deja parado a Martínez y mano a mano define muy arriba con todo el arco libre. Era gol, Joya…
Enseguida Defensa retomó las riendas del partido y comenzó a acercarse con peligro al arco de un Giordano que por lo general respondió bien, pese a que la situación de gol más clara que creó el Halcón en el complemento fue salvada en la línea por Santiago Echeverría.
Montenegro y Toranzo perdían el poco peso propio que mostraban, Ábila caía siempre en posición adelantada y los cambios tardaban en llegar. Apuzzo insiste. Recién pasada la media hora de juego entró Gamarra por Rolfi, y faltando menos de cinco minutos (En una maniobra que pareció una cargada) entró Gil Clarotti por Pato.
Huracán fue un desastre, y Apuzzo legitimó ese desastre durante los casi ochenta minutos que tardó en plantear alguna modificación. El empate fue inamovible, y el tiempo que hizo el equipo cada vez que debió salir del arco o realizar un lateral termina demostrando que la bajada era conseguir la parda. Empate que no sirve para nada, pero que a Néstor y su insostenible positivismo y falta de autocrítica parece caerle como anillo al dedo.
En conferencia el entrenador habló de un equipo con actitud pero sin fútbol, habrá que ver quien es la persona encargada para que los planteos prioricen, o no, la pelota y la elaboración de juego. Se comentó que Gamarra estuvo diez días sin entrenar, habrá que ver quien fue el que lo puso como primera modificación. También se dijo que iremos a San Juan a buscar los tres puntos, habrá que ver quien decidió no hacerlo de local, sin la presión de la gente y ante un equipo igual o más discreto que nosotros.
Decir adiós es crecer Néstor. Me duele este momento, como a todos, pero si continúan pasando los partidos y desde el banco de suplentes no demostrás con los hechos una voluntad en que las cosas cambien, tu permanencia en el cargo es estirar la agonía.


Síntesis


Huracán 0 - 0 Defensa y Justicia



Huracán: Matías Giordano; José San Román, Martín Nervo, Santiago Echeverría, Carlos Arano; Lucas Villarruel, Nicolás Bruna; Daniel Montenegro, Patricio Toranzo; Ramón Ábila, Cristian Espinoza. DT: Néstor Apuzzo.

Defensa y Justicia: Gabriel Arias; Damián Martínez, Esteban Saveljich, Emir Faccioli, Marcelo Benítez; Ignacio Rivero, Nery Leyes, Nicolás Bertocchi, Ciro Rius; Eugenio Isnaldo, Julio Rodríguez. DT: Ariel Holan


Cambios: 27 2T Mariano Barbieri por Isnaldo (DyJ) / 34 2T Alejandro Romero Gamarra por Montenegro (H) / 41 2T Agustín Gil Clarotti por Toranzo (H) / 42 2T David Distéfano por Arano (H) / 48 2T Juan Sánchez Sotelo por Bertocchi (DyJ).

Goles: no hubo.

Árbitro: Ariel Penel (regular)

Amonestados: Ábila, Bruna (H) / Martínez, Bertocchi (DyJ)
  
Figura del partido: Matías Giordano

No hay comentarios:

Publicar un comentario