viernes, 5 de febrero de 2016

Remontar es la clave

Tras un correcto arranque de año con la victoria por la Libertadores, comienza el desarrollo del verdadero objetivo para el Globo este año: el torneo Transición de Primera División. Con formato nuevo, en dos zonas de 15 equipos y otra vez, con dos clásicos en el semestre (fechas 5 y 12), serán 16 fechas en las que están puestas la mayoría de las esperanzas quemeras, para remontar lo que fue un muy flojo 2015 a nivel local.


Lugar:         Palacio Ducó (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)
Condición:   Local
Fecha:        viernes 5 de febrero de 2016
Hora:         19
Árbitro:       Pablo Lunati
Rival:         Atlético Rafaela (Santa Fe)
Instancia:   Primera División – Fecha 1
Televisa:    DeporTV y Crónica




Si bien el juego ante Rafaela, casi como que molesta dentro del fixture de Huracán en estos días, como jamón de un sándwich cuyo pan es la fase previa de la Libertadores, Eduardo Domínguez lo toma como un compromiso vital, de cara a afrontar el principal objetivo de la temporada: mejorar el flojísimo promedio. Así las cosas, serán pocos los cambios en el equipo respecto al once inicial ante Caracas y sólo. Martín Nervo y Mariano González, que se encuentran suspendidos por acumulación de amonestaciones, son los únicos jugadores con los que el DT no dispone para el partido. Pero el cambio más importante, pasa por la presencia del goleador, Ramón Darío Ábila, que vuelve tras la suspensión por Copa, por Mendoza, que será suplente. Además, por lo que parece, se producirá el re – debut del “Ángel de Cappa” Carlos Araujo (35 partidos en Huracán, temporada 2008 / 2009, un gol) con la casaca del Globo, en lugar de San Román, y el uruguayo Mario Risso cubrirá la vacante de Nervo. Asimismo, se especula con que Romero Gamarra sea de la partida, dando algo de descanso a Cristian Espinoza; y vuelve a la lista de convocados, tras mucho tiempo, Germán Mandarino.


Huracán

Marcos Díaz;
Carlos Araujo, Mario Risso, Federico Mancinelli, Luciano Balbi;
Matías Fritzler, Mauro Bogado;
Cristian Espinoza, Daniel Montenegro, Patricio Toranzo;
Ramón Ábila


Han concentrado también y serán suplentes, salvo dos que quedarán fuera: Matías Giordano, José San Román, Luca Sosa, Germán Mandarino, Lucas Villarruel, Alejandro Romero Gamarra, Ezequiel Miralles, Diego Mendoza y Lucas Chacana.



Atlético Rafaela (Santa Fe) nuevamente con Jorge Burruchaga como DT tras la salida de Astrada, ha producido muchas variantes en su plantel, con doce incorporaciones y catorce bajas. Para el juego ante el Globo, se anuncia un equipo inicial en el que diez de los doce nuevos jugadores participarán, por lo que se trata de una incógnita total su esquema táctico y funcionamiento.

Los que debutarán en la Crema serán Germán Montoya, Matías Catalán, Norberto Paparatto, Víctor López, Nelson Benítez, Emiliano Romero, Agustín Díaz, Mathías Abero, Esteban Orfano y Federico Anselmo. En el banco estará Federico Scoppa y el único de los refuerzos ausentes es Gastón Colman, el último en llegar y con muy pocos entrenamientos encima.


Atlético Rafaela

Germán Montoya;
Matías Catalán, Norberto Paparatto, Víctor López, Nelson Benítez
Gabriel Graciani, Emiliano Romero, Agustín Díaz, Mathías Abero
Esteban Orfano, Federico Anselmo

Completan la delegación y serán suplentes (salvo uno de ellos): Axel Werner; Leonardo Godoy, Sebastián Martínez, Bruno Urribarri, Federico Scoppa, Ignacio Pussetto, Gabriel Morales y Facundo Parra.



Estadísticas

(total / como local)

Partidos Jugados:          12 /   6
Ganados:                       7 /   4
Perdidos:                       3 /   1
Empates:                       2 /   1
Goles anotados:            19 / 10
Goles recibidos:            12 /   6

Último Antecedente (general / como local):
01/06/2015 – Huracán 3 – 2 Atlético Rafaela (Eduardo Domínguez x 2, Ábila)

Dato curioso: la única derrota de Huracán como local ante Rafaela, se dio un 5 de febrero, cumpliéndose exactamente 11 años al momento de disputar este nuevo enfrentamiento.



En 5 de febrero

Jugados:              4
Ganados:             0
Perdidos:             1
Empatados:         3

Último antecedente: 2007 – Visitante (en Newells) – 2 a 2 con Tiro Federal de Rosario. Este partido, fue suspendido por falta de luz en el estadio a los 43 del segundo tiempo, estando igualado 1 a 1. Continuó el 06/03, marcando un gol más cada equipo (ese día debutó con un gol Matías Defederico).

Dato curioso: Huracán nunca ganó en 5 de febrero. Pero sólo una vez perdió, y fue ante el mismo rival: Atlético Rafaela.



Árbitro

Pablo Lunati

Jugados:              15
Ganados:               7
Perdidos:               6
Empatados:           2

Ha expulsado 4 jugadores.

Último antecedente: 09/08/2014 – Huracán 3 – 0 Temperley

Dato curioso: 6 veces arbitró a Huracán en condición de local, y fueron 5 triunfos y un empate.


El Globo tiene la llave

Buen comienzo de temporada en compromisos oficiales del conjunto de Eduardo Domínguez, que fue claramente superior al Caracas FC en la apertura de la edición 2016 de la Copa Libertadores. Si bien la diferencia aparece como escasa, la victoria y el arco propio en cero, potencian la esperanza de pasar de fase en la revancha de Venezuela.





Síntesis


Martes 2 de febrero de 2016

Copa Libertadores 2016 – Fase Previa - Ida

Huracán 1 – 0 Caracas FC (Venezuela)


1-0: 29 2T Mariano Gónzalez (H) toca de izquierda al arco en el área chica, tras centro shot a rastrón de Espinoza.

Árbitro: Patricio Polic –Chile- (mal)


Amonestados: Montenegro, Mendoza (H) / Díaz, Quijada, Fariñez, Maita (CFC)


Expulsado: 45 1T Miguel Mea Vitali (CFC)


Huracán: Marcos Díaz; José San Román, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Luciano Balbi; Matías Fritzler, Mauro Bogado; Cristian Espinoza, Daniel Montenegro, Patricio Toranzo; Diego Mendoza. DT: Eduardo Domínguez.

Caracas FC (Venezuela): Wuilker Fariñez; Jefre Vargas, William Díaz, Giácomo Di Giorgi, Rubert Quijada; Evelio Hernández, Miguel Mea Vitali, Robert Garcés, Over García, Robert Hernández; Armando Maita. DT: Antonio Franco.


Cambios: 0 2T Ricardo Andreutti por Evelio Hernández (CFC) / 14 2T Lucas Chacana por Bogado (H) / 17 2T Andrés Sánchez por García (CFC) / 20 2T Mariano González por Mancinelli (H) / 36 2T Leonardo Flores por Robert Hernández (CFC) / 38 2T Alejandro Romero Gamarra por Montenegro (H).

Figura del partido: Wuilker Fariñez (CFC)

Figura de Huracán: Daniel Montenegro




De entrada nada más, Huracán impuso su superioridad, ganando en la posesión del balón, y el control del juego en cualquier sector de la cancha. Si bien sabíamos que iba a plantear el Globo, el rival era una incógnita, y lentamente nos fuimos percatando, lo poco que agregaría al trámite del juego. Así las cosas, todo fue de Huracán. De inicio a fin, desnudando sus virtudes y defectos ante un rival que solo proponía confusión, y apostaba por un pichón de crack en su arco, un pequeño gigante de 17 años, Wuilker Fariñez, que solucionaba aquello que su defensa no podía.

Claro está, que también Huracán, si bien ejercía el dominio, no tuvo en toda la primera parte la suficiente profundidad en sus ataques como para atosigar de más a la última línea local. Montenegro fue el líder de cada avance, sostenido por el buen debut de Fritzler en “modo Vismara” y el incansable de siempre, Bogado. Adelante, el otro debutante Mendoza, se trababa en lucha con los centrales rivales y ejercía de Ábila, yendo arriba y protegiendo el balón. Pero poco pesaban Espinoza y Toranzo, y el circuito de juego se desvanecía en tres cuartos, siendo pocas las chances claras en esa etapa. La mejor, tras un par de cruces de la pelota sobre el área rival, la bola llega a Montenegro, que remata pifiado y en comba, para hacerla pegar en el travesaño. Clara y concreta, se iba la mejor chance del Globo en la etapa, de dominio absoluto. Y crecía aún más, cuando en la última jugada, el capitán venezolano Mea Vitali, le pone un planchazo a Bogado y se va expulsado.

Con el condimento de tener un hombre menos, lo poco de Caracas se transformó en nada. En realidad, casi nada, porque promediando ese segundo tiempo, el único delantero fijo, Maita, sacó un pelotazo fuera de contexto, que dio en el travesaño del arco de Marcos Díaz, que asistía mirando. Solo eso. El resto de los cuarenta y cinco minutos se jugaron en campo de Caracas.

Domínguez buscó variantes rápidamente. Primero, hizo debutar al joven Chacana, que se ubicó de wing izquierdo y luego al experimentado, también debutante, Mariano González, para unirse a Montenegro y un recuperado Toranzo en la creación de juego. Lo hizo arriesgando mucho, ya que dispuso las salidas de Bogado y Mancinelli, dejando casi en solitario a Nervo y Fritzler contra cuanto rival se animase. Como nadie se animó, San Román y Balbi por las bandas se transformaron en delanteros, y Huracán no pasó sobresaltos. No obstante, la suma de gente ofensiva, no fue solución, y la paciencia que había primado desde el inicio, se transformaba de a poco en desesperación de llegar. Los centros al área de Caracas, no terminaban en cabezas del Globo, y no se encontraba la forma. Al comienzo de la etapa, Mendoza se las ingenió entre varios para pisar el área, pero no pudo con Fariñez. Promediando, un tiro libre de Toranzo (igual al que derivó en el gol del clásico ante San Lorenzo) hizo esforzar al pibe de la selección sub 17 venezolana para sacar la bola al córner.

Pero en el minuto 29, la cosa se destrabó, finalmente Huracán llego al objetivo del gol. Un centro más fue despejado, en forma corta. La pelota volvió al área, derivando suelta en la derecha a Espinoza, que intenta un centro shot, a rastrón, llevando la pelota al centro del área chica y lejos de Fariñez, donde estaba Mariano González, que había quedado descuidado tras los ida y vuelta de la jugada. El ingresado estiró su pierna izquierda y desvió la pelota al fondo del arco, para el grito contenido. Uno a cero y alivio, despejando fantasmas.

Poco faltó después para el segundo, cuando un centro atrás de Espinoza es cortado a tiempo por un zaguero. Además, las pelotas cruzadas seguían volando por el área “roja”, y así fue hasta el último minuto. Sin lograr lo que hubiera sido justicia, un segundo tanto, el partido se fue con un Globo de buen ánimo, y un rival, que si bien no marcó de visita, se fue creyendo haber obtenido un buen resultado con sólo un gol en contra.

La serie está abierta, pero el Globo puede estar tranquilo pero no confiado, ya que su rival no parece ser de riesgo, no obstante queda ver cómo se comporta en su estadio, ante su gente en condición de local. Huracán claramente tiene la llave para pasar de fase.


martes, 2 de febrero de 2016

Una nueva hora comienza

2016 comienza, y con un compromiso de privilegio. Por primera vez en su historia, Huracán juega por segunda vez consecutiva la Copa Libertadores, siendo la tercera que disputa. El haber llegado hasta la instancia final de la Sudamericana le valió este nuevo logro, que se torna relevante a todas luces, aunque se trate de la fase previa. No obstante esto, el DT Eduardo Domínguez ha dejado bien en claro con sus declaraciones, que si bien tomarán con la mayor seriedad la disputa de la Copa, el objetivo primario quemero es el torneo Transición de Primera División, que pocos días después, el viernes siguiente, también arranca. Una nueva hora comienza, y será la hora de las decisiones serias, de poner la mira justa, y de no dar pasos en falso.


Lugar:         Palacio Ducó (Ciudad Autónoma de Buenos Aires)
Condición:   Local
Fecha:        Martes 2 de febrero de 2016
Hora:         19.30
Árbitro:       Patricio Polic (Chile)
Rival:         Caracas Fútbol Club de Venezuela
Instancia:   Ida de la Fase Previa - Copa Bridgestone Libertadores 2016
Televisa:    Fox Sports.





En lo que pareció una correcta pretemporada, Eduardo Domínguez tuvo casi treinta días a pleno para ensayar y amalgamar las pocas incorporaciones a un grupo que mantiene su base primaria, respecto de 2016. Para el primer compromiso del año, si bien todos los integrantes están bien desde el aspecto físico, el DT cuenta con “casi” todo su plantel. Y se dice “casi” y debería ser un casi bien grande, por que la única baja es la de una de sus principales figuras, ya que por su expulsión de los minutos finales en Bogotá ante Independiente Santa Fé, Ramón Ábila recibió tres fechas de suspensión. No obstante esto, las dudas sobre su participación se mantuvieron hasta última hora, dado que por los festejos del centenario de la Confederación Sudamericana de Fútbol, se estudian reducciones de penas pendientes e indultos, por lo cual no se sabe que castigo pesa sobre “Wanchope”. Si bien estaba concentrado, a última hora retornó a su domicilio, al ser nula la chance que pueda ser de la partida en este juego, pero con la esperanza creciente para la revancha.

En cuanto a la formación inicial, como siempre el DT no brindó ninguna precisión, pero queda claro que sólo serán dos las variantes respecto del equipo que “el año pasado” (sólo cincuenta y cinco días atrás) cayó en los penales ante los colombianos de Santa Fé. La ausencia de Ábila, será cubierta por el ex Estudiantes de la Plata, Diego Mendoza, y la partida de Vismara, por el experimentado ex Lanús, Matías Fritzler, en lo que será para ambos, el debut con la casaca del Globo. En este último caso, surge la posibilidad que en la mitad de la cancha, también pueda jugar Mariano González (ex Racing, Estudiantes, Inter y Porto entre otros).

Huracán

Marcos Díaz;
José San Román, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Luciano Balbi;
Matías Fritzler, Mauro Bogado;
Cristian Espinoza, Daniel Montenegro, Patricio Toranzo;
Diego Mendoza

Han concentrado también y serán suplentes, salvo tres que quedarán fuera: Gonzalo Marinelli, Mario Risso, Luca Sosa, Carlos Araujo, Lucas Villarruel, Mariano González, Alejandro Romero Gamarra, Ezequiel Miralles y Lucas Chacana.



Caracas Fútbol Club es un equipo de la capital de Venezuela, fundado en 1967, participa de la competición de primera en su país desde 1985. Su DT es Antonio Franco, el mismo que dirigía a los Mineros de Guayana, el día que derrotaron al Globo como locales, sorpresivamente por 3 a 0.

Retorna a la Copa Libertadores en 2016, ya que al no jugarla en 2015, había interrumpido diez participaciones sucesivas, siendo el conjunto que más títulos posee en primera: 16 (once torneos y cinco copas).

Para el juego ante el Globo, los Rojos cuentan con su plantel completo, recién conformado para este año, siendo sus figuras el experimentado jugador de la selección vinotinto Miguel Mea Vitali, el delantero colombiano (reciente incorporación) Paulo César Arango y el juvenil arquero de solo 17 años, gran promesa de su país, Wuilker Fariñez, que será titular y jugará su primer partido por una competencia internacional en primera división.

Caracas FC

Wuilker Fariñez;
Jefré Vargas, William Díaz, Giácomo Di Giorgi, Robert Quijada;
Miguel Mea Vitali, Robert Garcés, Over García, Robert Hernández;
Evelio Hernández, Armando Maita

Han viajado con la delegación también y serán suplentes, salvo dos que quedarán fuera: Luis Terán, Andrés Sánchez, Ricardo Andreutti, Leonardo Flores, Diomar Díaz, Christian Flores, Gerald Sotillo, Edwin Pernía y Paulo Arango.



Será la tercera vez que Huracán enfrente a un equipo de Venezuela de forma oficial, siendo Caracas el segundo equipo. Los antecedentes surgen de la edición anterior de la Libertadores (2015) ante Mineros de Guayana, con un empate 2 a 2 en la ida como local (Villarruel y Domínguez el 24/02/2015) y una derrota 0 – 3 en la vuelta en Venezuela (21/04/2015).

Hasta acá, Huracán jugó 33 partidos por torneos internacionales, con 14 victorias, 13 empates y 6 derrotas; y de esos, 16 fueron en condición de local, con 7 ganados, 7 empates y 2 perdidos. En tanto Caracas ya suma 42 juegos como visitante por Copa Libertadores, de los cuales ha ganado 7 (4 empates y 31 derrotas). Asimismo, ya jugó 8 veces en Argentina por este torneo, con un solo triunfo, el 08/03/2007 ante River por 1 a 0. El resto un empate y 6 derrotas.



En 2 de febrero

Jugados: 3
Ganados: 2
Empatados:1
Perdidos: 0

Último antecedente: 2013 - Local – 1 a 0 a Gimnasia de Jujuy (Defederico)

Los 3 encuentros fueron en condición de local, y en ellos Huracán sólo recibió un gol (0 – 0 con Vélez en 1986 y 3 a 1 a Huracán de Tres Arroyos en 2004).



Árbitro

Patricio Polic, acompañado de Carlos Astroza y Christian Schiemann como asistentes y de Claudio Puga como cuarto hombre, todos ellos chilenos.

Tiene 43 años y ya arbitró a Huracán el 14 de abril pasado, en la fecha 5 del grupo 3 de la edición pasada de la Copa, cuando Huracán derrotó a Cruzeiro de Brasil por 3 a 1.

Ya suma 13 partidos dirigidos en esta competición desde 2010 y nunca lo hizo con Caracas.

Arranca un 2016 que pinta entretenido

Una nueva temporada comienza, y tras mucho tiempo por segunda temporada consecutiva, la vara de los objetivos es alta. No obstante esto, y a pesar de lo logrado en 2015 (la final de la Sudamericana, la obtención de la Supercopa Argentina y un paso aceptable – aunque poco feliz -, por la Copa Libertadores), lo sufrido en el torneo local pesa más, y de lo que se desprende de las declaraciones del DT Eduardo Domínguez, el objetivo primario de Huracán en 2016 será realizar un torneo de primera división sobresaliente en este semestre, para engrosar el promedio y no volver a pasar las penas, que extrañamente se mezclaban hace unos meses, con las mieles de la final de la Copa.





Para esto, claro está que a decisión del entrenador, la directiva se abocó a mantener a los mejores jugadores del plantel 2015, tratando de renovar sus vínculos, muchos de los cuales concluían. El máximo esfuerzo se puso en esa labor, y salvo la baja de Federico Vismara, que privilegió un acuerdo con Racing Club, el resto de las principales figuras fueron progresivamente firmando un nuevo acuerdo con el club. Así jugadores como Mancinelli, Balbi, Montenegro, Toranzo y el capitán Nervo terminaron siendo los principales “refuerzos” (sumados a Giordano, Marinelli y Mandarino), que en conjunto con aquellos titulares con contrato (Díaz, San Román, Bogado, Espinoza y Ábila) conforman la base del equipo 2015. En el caso de Ábila, la novela con el presidente Nadur continúa, ya que la mentada mejora de su contrato aún no fue solucionada, y parecen ser varios los equipos que lo pretenden. A pesar de esto, “Wanchope” se mantiene firme en el plantel y Domínguez cuenta con él.

En materia de arribos, para cubrir la vacante de Vismara, llegó de Lanús el “aguerrido” Matías Fritzler, de 29 años, figura por varios años de ese conjunto; en el aspecto ofensivo se sumaron dos jóvenes: Diego Mendoza de Estudiantes de La Plata de 23 años, con experiencia en el ascenso con Nueva Chicago; y Lucas Chacana de San Martín de Tucumán, una puesta goleadora del Federal A, de 22. También se sumaron dos jugadores de experiencia y vasta trayectoria: el regreso del “Ángel de Cappa” Carlos Araujo (34 años) y el volante ex Racing, Inter de Milán y Porto entre varios equipos, Mariano González (con la misma edad). A estos nombres, se suma el regreso tras buen paso por Talleres de Córdoba, de Luca Sosa, buena opción para el DT en el carril izquierdo de la defensa. Como dato de color, hay que agregar, que fue contratado por un par de días, el uruguayo Juan Manuel Díaz, ex River y Estudiantes, que se desvinculó rápidamente por motivos familiares.

En cuanto a las desvinculaciones, se suman a Vismara, el retiro de Carlos Arano e Iván Moreno y Fabianesi; y la partida de Echeverría, Borghello, Sotelo, Gallegos, Torassa, Bruna, Distéfano, Gil Clarotti entre otros. Fueron promovidos a primera división y formaron parte de los trabajos: Lucas Merolla y Tomás Muller (defensores); Matías Juárez y Nicolás Femia (volantes) y Tomás Molina y Alan Sombra (delanteros).

Un mes de preparación física intensa, mechada con una serie de compromisos amistosos, que tuvo como eje, el clásico del 16 de enero en Mar del Plata ante San Lorenzo, marca lo que parece ser una buena pretemporada. Ese partido, significó el regreso del Globo a los torneos de verano, a los cuales no asistía desde 1974, lo que ya es un logro relevante. Más aún, dado que tras una buena faena, en un partido que no se presentaba favorable, el team quemero venció finalmente de buena forma a su clásico rival por 3 a 1, a partir del bonito tiro libre de Montenegro que inició el camino, que se completó con los toques al gol de Ábila y Caruzzo contra su valla. También hubo dobles jornadas de amistosos con Flandria, Deportivo Merlo y Emelec de Ecuador (de visita en el país), que sirvieron para delinear ideas y amalgamar a un nuevo / viejo grupo a la temporada que comienza.



jueves, 31 de diciembre de 2015

Huracán jugando en las Fiestas

Los días festivos de fin de año, Navidad y Año Nuevo, desde hace mucho tiempo coinciden con el “parate” del fútbol por las vacaciones entre torneos… Es por esto que existen pocos antecedentes de partidos en días como 24, 25, 31 de diciembre y 1ro de enero, a través de la historia.




Buceando en lo que concierne a Huracán, el Globo nunca jugó en 1ro de enero, teniendo en cuenta los partidos disputados desde 1912 hasta acá, en la entidad que hoy se llama Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Una vez, cerca estuvo de hacerlo, ya que el domingo 1 de enero de 1933, estaba programada una jornada de la Copa Beccar Varela, pero su juego fue postergado para el viernes siguiente, 6 de enero. Fue ante Atlanta y terminó 1 a 1.

Respecto al 31 de diciembre, tal un día como hoy, Huracán solo disputó un partido en la historia, y si bien ya pasaron 88 años, el juego tuvo curiosidades para que sea recordado.

El 31 de diciembre de 1927, en el estadio de las calles 60 y 118 de la ciudad de La Plata, el Globo visitaba, en horas de la tarde a Gimnasia y Esgrima de aquella ciudad. Y fue una gran victoria, con goleada incluida, del equipo que lideraba en aquel entonces Guillermo Stábile y sus escuderos Onzari, Pratto, Bartolucci o Settis, por nombrar a los más importantes, que se armaba para lo que al año siguiente, iba a ser, seguramente, la mayor conquista de la historia quemera: el campeonato de 1928. Esa tarde de “Fin de Año”, Huracán ganaba 4 a 0, en un partido de trámite “caliente”, que el árbitro José Galli decidió suspender cerca de los 30 minutos de la segunda parte, tras una agresión directa de Jordán, zaguero “tripero”, a Juan Manuel Spósito, delantero del Globo. Esa tarde, Spósito fue el protagonista, ya que además de recibir la agresión que derivó en el final del partido, fue autor de dos goles y volvió locos a los defensores del local.

Spósito (foto), luego de una gran campaña en Huracán (siendo vital en el ciclo de 1928) de poco más de 100 juegos y casi 40 goles, continuó su carrera varios años en Italia, en particular en el Genoa, donde volvió a compartir cancha con Stábile, ídolo en ese club, para cerrar el ciclo en el Globo, con un juego en 1938 (el 31/07 ante Atlanta).

Con respecto a los días 24 y 25 de diciembre, en ambos casos Huracán jugó dos veces:
  • 25/12/1913: por el torneo de Segunda División, Huracán vence 3 a 1 en tiempo suplementario a Gimnasia y Esgrima de Flores y con ese resultado, logra el ascenso a la Primera División, por primera vez en su historia. Ese día los goles fueron de Martín Salvarredi, Juan Laurenzano y Abelardo González.
  • 25/12/1932: por la Copa Beccar Varela 1932, empate de visitante con Ferro 1 a 1 (gol de Carricaberry)
  • 24/12/1933: también por la Copa Beccar Varela, pero de 1933, como local en el clásico con San Lorenzo 2 a 2 (dos goles de Masantonio)
  • 24/12/1949: el segundo partido de desempate por el descenso, y fue derrota 1 – 4 con Lanús en cancha de Independiente (gol de Trejo).

viernes, 11 de diciembre de 2015

Resumen estadístico del año 2015. Una temporada impensada

Huracán disputó 50 partidos a lo largo del año, desde el 3 de febrero (en Lima por la serie previa de la Copa Libertadores ante Alianza Lima) hasta el 9 de diciembre (final de la Copa Sudamericana ante Independiente Santa Fe en Bogotá): en total 309 días, de una “montaña rusa” sin precedente alguno en la historia del club. Un partido cada SEIS días y cuatro horas. Si no tomamos en cuenta el intervalo invernal (que incluyó la Copa América de selecciones) de 25 días, el promedio baja a cinco días y dieciséis horas.

De los 50 juegos, 30 correspondieron al torneo local, uno a la Copa Argentina, uno a la Supercopa Argentina, 8 por Copa Libertadores y 10 por Copa Sudamericana.

En total, ganó 14 partidos, empató 22 y perdió también 14, lo que significa el 42,66% de rendimiento. Finalizó en el puesto 23 sobre 30 en el torneo local; fue eliminado en 32vos de final en Copa Argentina; campeón de la Supercopa Argentina; eliminado en fase de grupos en la Copa Libertadores; y terminó subcampeón de la Copa Sudamericana.


Contó con dos directores técnicos, Néstor Apuzzo hasta el 14 de agosto (30 partidos) y desde allí hasta ahora Eduardo Domínguez (20 juegos en total).

Con Apuzzo fueron: 7 victorias, 11 empates y 12 derrotas (36 % de eficacia).

Con Domínguez fueron: 7 victorias, 11 empates y 2 derrotas (53% de eficacia).


De los 14 partidos ganados, en 7 ocasiones lo hizo por 1 a 0; en 2 fue 3 a 0 y 4 a 0; y una vez: 3 a 1, 3 a 2 y 5 a 2.


De los 14 partidos perdidos, 3 veces cayó por: 1 a 0, 2 a 0 y 2 a 1; 2 veces por 3 a 1 y 3 a 0; mientras que sólo una ocasión perdió 3 a 2.


Los empates fueron: 0 a 0 en 11 oportunidades; 1 a 1 en 8; 2 a 2 en 2 ocasiones; y una vez empató 3 a 3.


Como local disputó 24 partidos, con 10 victorias, 11 empates y 3 derrotas con 57% de efectividad.

Como visitante disputó 24 partidos, con 3 victorias, 11 empates y 10 derrotas con 24% de efectividad.

En terreno neutral, se disputaron dos partidos, y fue una victoria y una derrota, 50% de efectividad.



Si se tienen en cuenta solo los primeros tiempos, de los 50 partidos, ganó 14 veces, perdió 10 y empató 26, con 45% de rendimiento.

Si se tienen en cuenta solo los segundos tiempos, de los 50 partidos, ganó 10 veces, perdió 14 y empató 26, con 37% de rendimiento.



En los 50 partidos, Huracán convirtió 54 goles (1,08 gol por partido), de los cuales 31 fueron como local, 22 en condición de visitante y uno en terreno neutral; 27 en los primeros tiempos y también 27 en los segundos. A su vez recibió 50 (1,00), 18 como local, 31 como visitante y uno en condición neutral; 20 en los primeros tiempos y 30 en los segundos.

De los 54 anotados, 29 fueron en el torneo local, uno por la Supercopa Argentina, 10 por Copa Libertadores y 14 por la Copa Sudamericana. No convirtió en Copa Argentina.

De los 50 recibidos, 37 fueron en el torneo local, uno por la Copa Argentina, 7 por la Copa Libertadores y 5 por Copa Sudamericana. No recibió goles por la Supercopa Argentina.


En 19 partidos no hizo goles. Hizo 1 gol en 20 juegos; 2 goles en 3 partidos; 3 goles en 5; 4 goles en 2 y 5 una vez.

En 22 partidos no recibió goles. Le hicieron 1 gol en 12 partidos; 2 goles en 10 ocasiones y 3 goles 6 veces.



El goleador de Huracán fue Ramón Ábila con 18 tantos. Patricio Toranzo y Cristian Espinoza convirtieron 6. Mauro Bogado hizo 4; Agustín Torassa, Eduardo Domínguez y Daniel Montenegro hicieron 3; David Distéfano y Federico Mancinelli con 2; y Villarruel, Romero Gamarra, Puch, Borghello, Campana uno cada uno; sumando los goles en contra de  Franco Flores (Argentinos) y Claudio Pérez (Belgrano).


Del total de los 54 goles convertidos, 31 fueron por jugadas dentro del área rival; 8 de fuera del área; 7 de penal, 7 de cabeza y uno de tiro libre.

De los 54 goles, 34 llegaron a través de pases o asistencias de compañeros. Cristian Espinoza con 7 fue quien más asistencias dio. Luego Ramón Ábila, Alejandro Romero Gamarra y Patricio Toranzo dieron 4; Daniel Montenegro 3; Mauro Bogado, Ezequiel Miralles, Edson Puch 2; y Domínguez, Mancinelli, Moreno y Fabianesi, Torassa, Villarruel y Vismara con 1.


Del total de los 50 goles recibidos, 38 fueron por jugadas dentro del área propia; 6 de cabeza, 4 por tiros penales y 2 de tiro libre. Huracán convirtió un gol en su propia meta en el año: Carlos Arano ante Crucero del Norte.

El jugador rival que más goles le anotó a Huracán, es el colombiano, jugador de Mineros de Guayana de Venezuela, Zamir Valoyes con 4, producto de dos dobletes. Además, cinco jugadores rivales le convirtieron en duplicado en este año: Avalos (Crucero del Norte); Bieler (Quilmes), Meli (Boca), Mora (River) y Maxi Rodríguez (Newells).

De los 50 goles recibidos, 40 los sufrió Marcos Díaz; 9 Matías Giordano y uno Gonzalo Marinelli.


La mayor racha de minutos sin convertir goles para Huracán es la actual, de 275 minutos, desde el gol de Ábila, el segundo a River en el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Sudamericana, a los 25 de la primera parte. Luego de ello, no hubo goles en los 210 minutos ante Independiente Santa Fe.


La mayor racha sin recibir goles fue entre el gol de Lucero de Independiente a los 2 minutos del segundo tiempo en la fecha 23 del torneo local, sumando 364 minutos hasta el gol de André de Sport Recife en Bahía, Brasil, a los 6 del segundo tiempo por Copa Sudamericana. Entre tales partidos, ante San Lorenzo, Tigre y Aldosivi, el Globo no recibió goles.


Si se parte el desarrollo de cada partido en seis cuartos de hora, Huracán anotó más tantos entre los 31 y 45 minutos del primer tiempo y entre los 16 y 30 minutos del segundo: 11 goles en cada uno de esos períodos.

En tanto que el período del partido en que más goles recibió fue en los minutos finales de los partidos, del 31 al 45 (y adicionales) del segundo tiempo: 14. Cabe mencionar, que en el período anterior, del 16 al 30 de los segundos tiempos, también es alto el nivel (12). Por lo cual, se deriva que más de la mitad (26 de 50) de los goles que Huracán recibió en el año, fueron en los 30 minutos finales de los partidos.

En cuanto a goles y minutos de juego, es curioso que el Globo haya recibido 4 tantos en el minuto 36 del segundo tiempo. Mientras que a favor, el minuto 15 del primer tiempo y el 13 de la segunda etapa, son los más favorables, con 3 goles cada uno.



Tuvo 8 penales a favor y convirtió 7, siendo desviado uno (Ábila ante Chicago). Los convertidos fueron: Bogado (3), y Torassa y Eduardo Domínguez (2).

Le sancionaron 4 penales en contra y los 4 fueron convertidos: Mauro Matos de San Lorenzo, Claudio Bieler de Quilmes, Leandro Damiao de Cruzeiro y Zamir Valoyes de Mineros.


Utilizó en total a 36 jugadores, que hayan ingresado al campo de juego. Hugo Martín Nervo, fue quien más presencias tuvo: 48 de los 50 juegos. Luego Ramón Ábila estuvo en 44; Marcos Díaz en 43; Federico Vismara en 42; Patricio Toranzo en 41, Federico Mancinelli en 35 y Luciano Balbi en 33. Todos ellos superaron el 60% de los partidos totales. Sólo estuvieron en un partido Lucas Favalli, Alexis Ferrero, Gonzalo Marinelli, Luciano Nieto, Gabriel Robledo y Mario Risso.


En el año, sólo 7 fueron los jugadores que se mantuvieron en cancha más del 60% de los minutos jugados de los 50 partidos. Son: Nervo 4.350 minutos (96%); Ábila 3.814 (84%); M. Díaz 3.782 (83%); Vismara 3.760 (83%); Toranzo 3.315 (73%); Mancinelli 3.310 (73%) y Balbi 2.821 (62%).



Se registraron 9 expulsiones: 2 de Eduardo Domínguez, y una de Ábila, Bruna, Distéfano, Puch, Sotelo, Mancinelli y Vismara.


Se recibieron además 111 tarjetas amarillas (2,2 por partido). Vismara con 14 el más amonestado. Luego Nervo con 8, Toranzo, San Román y Bogado con 7, Marcos Díaz y Mancinelli con 6, y Ábila, Espinoza, Echeverría, Domínguez y Villarruel con 5. El jugador con más minutos en cancha sin sanciones disciplinarias fue Iván Borghello, en 493 minutos de acción.


Del análisis y opinión de cada partido, elijo una figura del equipo. 8 veces fue Federico Vismara; 6 ocasiones Marcos Díaz; en 5 Federico Mancinelli; Ábila, Domínguez, Espinoza, Nervo y Toranzo 4 veces; Giordano en 3; Montenegro en 2 y una vez Bogado, Distéfano, Moreno y Fabianesi, San Román, Torassa y Villarruel.



34 fueron los árbitros que tuvo el Globo en el año, 17 nacionales y 17 internacionales (4 veces de Paraguay; 3 de Uruguay y Brasil; 2 de Colombia y Venezuela; y uno de Bolivia, Chile y Ecuador). Diego Abal, Luis Álvarez, Diego Ceballos, Germán Delfino y Fernando Rapallini lo hicieron 3 veces cada uno; en tanto, que de los extranjeros, el colombiano Adrián Vélez lo hizo en 2 ocasiones.