miércoles, 15 de mayo de 2019

Baja el telón sin pena ni gloria


El último partido del semestre y de la temporada, es el primer compromiso por la Copa Argentina. En la cancha de Colón en Santa Fe, ante un casi desconocido Unión de Sunchales de la misma provincia, y un miércoles a las cuatro de la tarde, es último desaguisado de una primera parte de 2019 de fracaso.

Este miércoles 15 de mayo de 2019, desde las 16 horas, en el estadio Brigadier López de la ciudad de Santa Fe, bajo el arbitraje de Pablo Dóvalo y la televisación de TyC Sports, juegan Huracán y Unión de Sunchales por los 32avos de final de la Copa Argentina 2019.




Con las novedades de Daniel Hernández e Iván Rossi como bajas en el plantel y con la ausencia de jugadores como Roa, Auzqui, Sills y Álvarez que seguramente pronto sean bajas también, el último partido del interinato de Apuzzo trae como novedad en la delegación, la vuelta de Lucas Barrios y la primera convocatoria de tres juveniles: el defensor lateral César Ibañez y el volante Brian Maidana, categoría 1999 y el delantero de la 2000, Agustín Curruhinca. Para el once inicial, seguramente el DT mantenga el equipo que jugó ante Lara la semana pasada.

Huracán jugaría con: Antony Silva; Cristian Chimino, Saúl Salcedo, Federico Mancinelli, Carlos Araujo; Norberto Briasco, Israel Damonte, Patricio Toranzo, Walter Pérez; Lucas Gamba, Andrés Chávez. La delegación se completa con: Fernando Pellegrino, Lucas Merolla, César Ibañez, Agustín Casco, Federico Marín, Brian Maidana, Agustín Curruhinca y Lucas Barrios. Uno de ellos no será suplente.



Unión de Sunchales participó hasta hace un mes del torneo Federal B y se mantuvo esperando este duelo ante el Globo. El plantel que dirige Adrián Tossetto ya sufrió algunas bajas desde esa fecha, y en 2019 solo ganó dos de los once partidos que disputó, pero no obstante se prepara con lo mejor que tiene para este partido. Gonzalo González; Rodrigo López Alba, Miguel Yuse, Maximiliano Sola, Lucas Medina; Matías Valdivia, Diego Cálgaro, Álvaro Aguirre, Nicolás Vittarelli Góngora; Joaquín Molina y Wilson Palacios Hurtado sería el conjunto verde desde el inicio.



Historial General: no se registran antecedentes.



En 15 de mayo

PJ: 11 / G: 7 / E: 1 / P: 3

Último antecedente:        2004 – Local – 1 a 0 vs Ferro por la fecha 16 del Clausura de la B Nacional de ese año.

Los últimos tres encuentros en esa fecha fueron triunfos: el mencionado anteriormente, en 1994 3 a 2 a Lanús y en 1977 1 a 0 a Gimnasia (LP).



Árbitro

Pablo Dóvalo solo tiene un antecedente arbitrando a Huracán. El 3 de marzo del corriente año, en la derrota en Paraná ante Patronato de Entre Ríos 0-1, en la fecha 21 de la última Superliga.


Ganar sin festejar


En la última jornada de la fase de grupos de la Libertadores, llegó la victoria. Huracán venció a Deportivo Lara de Venezuela con facilidad simplemente para completar el fixture.




Síntesis

Miércoles 8 de mayo de 2019

Copa Conmebol Libertadores 2019 – Grupo B – Fecha 6

Jugado en: Estadio Tomás A. Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 3 – 0 Deportivo Lara (Venezuela)


Goles:

24 1T 1-0: Lucas Gamba (H) de cabeza sobre la línea en el segundo palo, ganando a Vargas en el salto, a centro de Chimino, tras iniciar el mismo Gamba el ataque con pase profundo al lateral derecho.

28 1T 2-0: Andrés Chávez (H) de cabeza desde el punto penal al palo izquierdo, tras un desborde y centro desde la derecha de Gamba.

20 2T 3-0: Andrés Chávez (H) toca al gol en la boca del arco, tras centro rasante de Briasco en buena pared con Toranzo.




Árbitro: Víctor Carrillo (bien)

Amonestados: Salcedo, Chimino (H) / Bueno (DL)


Huracán: Antony Silva; Cristian Chimino, Saúl Salcedo, Federico Mancinelli, Carlos Araujo; Norberto Briasco, Israel Damonte, Patricio Toranzo, Walter Pérez; Lucas Gamba, Andrés Chávez. DT: Néstor Apuzzo.

Deportivo Lara (Venezuela): Carlos Salazar; Jefre Vargas, Giácomo Di Giorgio, Marcos Miers, Leonardo Aponte; David Centeno, Jorge Yriarte, Jesús Bueno, Freddy Vargas; Gonzalo Di Renzo, Lorenzo Frutos. DT: Leonardo González


Cambios: 11 2T Jairo Otero por Frutos (DL) / 14 2T Bernaldo Manzano por Bueno (DL) / 20 2T Federico Marín por Toranzo (H) / 24 2T Nicolás Cordero por Chávez (H) / 26 2T Johan Arrieche por Centeno (DL) / 35 2T Agustín Casco por Briasco (H)


Figura del partido: Andrés Chávez



Crónica de Nico Ziccardi de Soy Quemero



Triunfo y desazón

Huracán se despidió de la Libertadores goleando por tres a cero al Deportivo Lara. Todo pareció acomodarse tras la salida de Mohamed, pero la bronca e indignación por terminar en el último lugar no debería olvidarse nunca. Lucas Gamba y Andrés Chávez, por duplicado, moldearon el triunfo Quemero.

Clima de desazón en el Palacio Ducó, allí donde con una ocurrencia muy por debajo de lo habitual saltó al verde césped el Club Atlético Huracán, golpeando por un semestre a pura decepción pero ya sin Antonio Mohamed en el banco de suplentes. Néstor Apuzzo volvía a iniciar un interinato sin ningún tipo de lugar para sorpresas, los futbolistas disponibles de mayor experiencia fueron titulares en 4-4-2 de manual; Antony Silva en el arco, Mancinelli, Araujo de tres y Patricio Toranzo compartiendo mediocampo con Israel Damonte, Briasco y Pérez. Además Andrés Chávez se movió junto a Lucas Gamba en la delantera.
El Globo jugaba solamente por cumplir el calendario de la instancia y sin posibilidad alguna de escaparle al último lugar del Grupo B, única plaza que cortaba de raíz la participación internacional en 2019. Todo lo contrario para el Deportivo Lara, a quien una victoria podía meterlo en Octavos de Final. Y esto se notó en los primeros minutos, donde Huracán vio al rival tomar protagonismo y esperó con demasiada quietud en campo propio.
Pero de todas formas la clave del partido también tardó poco en salir a la luz, Lara intentaba una tímida presión que le daba al Globo la posibilidad de contar con espacios en cada sector de la cancha. El equipo leyó bien ciertas facilidades y tras un rápido contragolpe Andrés Chávez habilitó la volea aérea que Briasco estrelló con el hierro izquierdo de Salazar.
Huracán creció con la pelota, Toranzo era eje y tenía lugar para moverse como enganche. En esa posición apareció al minuto 23, cuando ubicó a Lucas Gamba y este giró de espaldas habilitando el desprendimiento por derecha de Cristian Chimino; El marcador de punta adelantó y jugó un perfecto centro al hierro opuesto, allí donde el propio Gamba metió el cabezazo que Carlos Salazar sacó desde adentro del arco. Gol del Globo, alguna duda por la tardanza que tuvo el juez Carillo en sancionarlo, más allá que Pérez corrigió enseguida mandando a guardar el rebote. Octava diana del mendocino en la temporada, máximo artillero Quemero.
Y fíjense si el fútbol no es un estado de ánimo, que cuatro minutos después Saúl Salcedo salió casi hasta mitad de cancha metiendo el pelotazo frontal para el propio Lucas Gamba, quien tras limpiar a Miers en su intento de cierre se metió al área por línea de fondo y sacó el centro pinchado que Andrés Chávez cabeceó de pique al piso a gol.
Ráfaga del Globo para el 2-0, simple, como quien se saca una piedra del zapato y sigue caminando con total normalidad.
Entonces Deportivo Lara intentó hacer el gasto, comprometiendo un par de veces la portería de Antony Silva. De todas formas la sensación que el partido ya estaba partido a favor del Globo.
Ya en el complemento Huracán tuvo buenos pasajes de juego, tocando bien en mitad de cancha, siempre con Toranzo como manija y una notable facilidad de espacios cedidas por un rival con baja intensidad para la marca.
Y tocando llegó el equipo al tercero, en veinte minutos, con Norberto Briasco explotando en posición de wing derecho y jugando una muy buena pared con Patricio Toranzo; Pato devolvió con toque sutil en el ingreso al área la redonda que con la que el Beto asistió por lo bajo la arremetida goleadora de Chávez. Doblete del Comandante para el 3-0.
Ganaba Huracán, también goleaba y la certeza total del resultado permitió que Apuzzo se decidiera por fin a meter caras nuevas: Federico Marín, Nicolás Cordero y Agustín Casco reemplazaron a Toranzo, Chávez y Briasco.
El Globo mermó la fluidez ofensiva tras la salida de Toranzo, se dedicó a que pasen los minutos con los menores desajustes defensivos y terminó padeciendo el empuje de un rival que terminó quemando naves y pegando una pelota contra el poste.
Ganó Huracán, como quien enciende nuevamente un interruptor apagado. Ya habrá tiempo para análisis al cierre de la temporada, solo decir que esta victoria también contribuye a la desazón general de un semestre pésimo: Quedamos afuera de la Sudamericana 2019 por solamente un punto, imperdonable.
Se viene Unión de Sunchales en un partido de Copa Argentina que tiene validez total, tratemos de cerrar el semestre con la tan negada sonrisa.


miércoles, 8 de mayo de 2019

Ni por el honor


Sin nada a que aspirar, Huracán completa el fixture de la fase de grupos de esta edición de la Copa Libertadores. El duelo es ante los venezolanos el Deportivo Lara, que llegan con la expectativa de sumar y lograr clasificar a la próxima fase.

Miércoles 8 de mayo de 2019 – 19.15 horas
Estadio Tomás A. Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Víctor Carrillo - Perú
Fox Sports 3
Conmebol Libertadores – Grupo B – Fecha 6




Con Néstor Apuzzo en el banco, Huracán no contará con Álvarez y Rossi por lesiones y por diversos motivos, tampoco con Alderete, Auzqui y Barrios. Si bien no está confirmado, volverían a ser titulares Silva, Mancinelli, Damonte y Toranzo.

Huracán jugaría con: Antony Silva; Carlos Araujo, Saúl Salcedo, Federico Mancinelli, Walter Pérez; Norberto Briasco, Israel Damonte, Patricio Toranzo, Andrés Roa; Lucas Gamba, Andrés Chávez. El resto de los concentrados y suplentes son: Fernando Pellegrino, Fernando Cosciuc, Lucas Merolla, Cristian Chimino, Matías Juárez, Agustín Casco, Federico Marín, Juan Sills, Javier Mendoza y Nicolás Cordero.



Deportivo Lara de Venezuela, llega con la obligación de hacer historia y ganar para pasar de fase. Leonardo González el DT anuncia a: Carlos Salazar; Jefre Vargas, Giacomo Di Giorgi, Marco Miers, Leonardo Aponte, David Centeno, Jorge Yriarte, Bernaldo Manzano, Gonzalo Di Renzo; Lorenzo Frutos, Jairo Otero. El resto de la delegación que será suplente: Juan Issa, Juan Medina, Ignacio Anzola, Daniel Carrillo, Juan Castellano, Richard Figueroa, Jesús Bueno, Freddy Vargas y Johan Arrieche.



Historial General

Huracán se enfrentará por segunda vez a Lara, tras la derrota 1-2 en Barquisimeto (gol de Manzano en contra), el 3 de abril pasado.

Huracán lleva 52 partidos internacionales, con 18 victorias, 17 derrotas y 17 empates, con 65 tantos anotados y 63 recibidos. En condición de local, fueron 25 en total, con 10 ganados, 6 perdidos y 9 empates, con 35 goles convertidos y 28 recibidos.



En 8 de mayo

Jugados: 15
Ganados: 4
Empatados: 2
Perdidos: 9

Último antecedente: 2016 – Visitante - 0 a 0 con Boca Juniors, fecha 14 del Transición 2016 de primera división.



Árbitro

El grupo arbitral es peruano en este cotejo. El principal será Víctor Carrillo (quinto juez peruano que pita un juego de Huracán), con Coty Carrera y Raúl López Cruz, siendo Kevin Ortega el cuarto.


Y llegó el final de todo


Todo se terminó. Emelec cacheteó a Huracán en su estadio, y lo sacó de la Copa Libertadores y hasta de la Sudamericana. Huracán, sea lo que sea que pase en el último juego, quedó fuera de todo. Renunció Antonio Mohamed.




Síntesis

Martes 23 de abril de 2019

Copa Conmebol Libertadores 2019 – Grupo B – Fecha 5

Jugado en: Estadio Tomás A. Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 1 – 2 Emelec (Ecuador)


Goles:

34 1T 0-1: Jordan Jaimes (E) de cabeza, desde el centro del área y cruzado a un palo, tras un córner de Pisano de la izquierda, ganando en el salto a Alderete.

27 2T 0-2: Brayan Angulo (E) con zurda al palo de Pellegrino por bajo, tras toque adentro de Matamoros en una contra, dada por errores de Merolla y Sills.

50 2T 1-2: Lucas Gamba (H) de volea al borde del área chica, en segunda jugada toma la bola suelta tras un córner y cabezazo fallido de Barrios.



Árbitro: Arnaldo Samaniego (regular)

Amonestados: Pisano, Estacio (E)


Huracán: Fernando Pellegrino; Pablo Álvarez, Saúl Salcedo, Lucas Merolla, Omar Alderete; Norberto Briasco, Juan Sills, Walter Pérez, Andrés Roa; Lucas Gamba, Andrés Chávez. DT: Antonio Mohamed.

Emelec (Ecuador): Esteban Dreer; Romario Caicedo, Jordan Jaime, Leandro Vega, Gorman Estacio; Nicolás Queiroz, Dixon Arroyo; Bryan Cabezas, Joel Pisano, Fernando Guerrero; Brayan Angulo. DT: Bolívar Vera


Cambios: 0 2T Holger Matamoros por Pisano (E) / 12 2T Lucas Barrios por Chávez (H) / 16 2T Patricio Toranzo por Álvarez (H) / 42 2T Gabriel Cortez por Angulo (E) / 44 2T Marlon Mejía por Queiroz (E).


Figura del partido: Esteban Dreer (E)

Figura de Huracán: Lucas Gamba



No voy a decir nada, la tristeza y el enojo juntos se llevan todo. Por eso Nico Ziccardi lo explica mejor.



Un paso adelante y cientos para atrás

Huracán perdió como local ante Emelec y Antonio Mohamed cerró su espantoso ciclo con eliminación de la Copa Libertadores. El Globo tuvo las chances pero el rival la contundencia, el equipo empujó mucho pero las pocas veces que encontró claridad chocó con el golero Esteban Dreer. A falta de un partido tenemos asegurados el último lugar, y eso es realmente imperdonable.

Ya con algo de distancia en relación al partido el análisis se mantiene igual. Tras perder una enorme oportunidad en la serie clásica de la Copa de la Superliga Huracán se encontraba con otra instancia decisiva, con muchas dificultades para lograr resultados pero posibilidades reales de concretar objetivos realmente importantes.

La victoria de Cruzeiro en Venezuela dejaba al Globo dependiendo de sí mismo para avanzar a los Octavos de Final en la Copa Libertadores, casi un milagro matemático teniendo en cuenta que el equipo solo había logrado uno de los quince puntos que llevaba disputados. Pero ganándole a Emelec y Deportivo Lara, ambos en el Ducó, nos quedaríamos con el segundo lugar del Grupo B.

Mohamed entonces se jugaba lo único que le quedaba sosteniendo la defensa que le había dado frutos en el Bajo Flores, Sills y Pérez relegando nuevamente otros nombres importantes y Lucas Gamba arriba junto a Chávez, para intentar imprimir otro volumen ofensivo. El Globo tuvo el empuje, las ganas, pero la faltó fútbol y también claridad en los metros decisivos; y como si la impotencia propia no fuera suficiente, aquellos balones que el equipo terminó logrando llevar con peligro al arco visitante encontraros las respuestas de Esteban Dreer, respuestas que durante el primer tiempo fueron creciendo en cantidad y calidad.

La cosa venía mal barajada y Emelec supo aprovechar los espacios a espaldas de Sills, atacando más de una vez mano a mano contra la línea defensiva. Uno de estos avances terminó con el tiro desde la esquina derecha que Jordan Jaime cabeceó entre cuatro futbolistas del Globo, el defensor ecuatoriano le ganó el salto final y Omar Alderete para meter el testazo que agarró a Pellegrino mal posicionado; el arquero tiró el tardío paso largo y solo llegó a ver pasar el balón.

Huracán cerró la noche con 14 tiros de esquina a favor y solo 3 en contra, la importancia de una materia que en Parque Patricios desaprobamos hace varios años.

Pero el partido seguía, e increíblemente en cierto punto de nuestros corazones también la ilusión. El complemento fue una fiel continuidad de la etapa inicial, Gamba peleando contra cualquier obstáculo que se le presente y el resto intento hacer las cosas de la forma más prolija posible, y casi sin tomar riesgos.

Roa era de intermitente a intrascendente, Chávez ocupaba espacios pero apretaba poco y Briasco nunca más volvió a tener las libertades que había encontrado en el Bajo Flores, para colmo tampoco fue preciso las veces que le tocó. Lucas Barrios ingresó bañado en silbidos por Briasco, y minutos más tarde Toranzo reemplazó al lesionado Álvarez.

Los minutos pasaban y la incertidumbre crecía, el Globo estaba estancado y a dieciocho del cierre quedaría liquidado. Sills solo vio a Matamoros tirar el centro atrás que Brayan Angulo mandó a guardar ante la tibia marca de Alderete, lapidario 0-2 para sepultar todo tipo de esperanza.

Entonces reapareció un escenario que hace rato no se veía, mucha gente colgada en el alambrado detrás del banco de suplentes. Insultos y hasta diálogos con los jugadores que esperaban contra la Miravé ser opción para un cambio que no se terminaría realizando. Incertidumbre y dolor, alguna que otra situación clara desperdiciada y el gol que Lucas Gamba anotó en el último segundo de juego; un certera volea en plena área chica que apenas sirve como tibia recompensa al futbolista que más y mejor lo intentó, además de significar la primera diana realizada por un jugador de Huracán en esta Libertadores 2019.

Fue final, derrota por 2-1 y eliminación de la Copa Libertadores 2019, misma a la que Huracán llegó clasificado directamente a su instancia de grupos como uno de los mejores equipos de la Superliga. Pero hay más, el equipo aseguró el cuarto lugar aun debiendo un juego y tampoco tendrá la posibilidad de avanzar a la Copa Sudamericana 2019, papelón.

Antonio Mohamed presentó su renuncia tras finalizar el cotejo en una decisión que ni siquiera el más fiel de sus seguidores tiene demasiado por reprochar. El ciclo estaba terminado hacía rato, pero evidentemente el entrenador intentó agotar instancias en la búsqueda de un premio consuelo que nunca llegó.

Esta abrupta caída deportiva tiene secuelas fuertes en lo económico. El Globo perdió mucho dinero por no avanzar de ronda, y también una cantidad nada despreciable por no avanzar a la Sudamericana. Ni hablar de la estima, profesional y en cuanto a la valorización económica, que el grueso del hincha pareció perder sobre los jugadores; es injusto no analizar la temporada entera, pero hay relaciones que parecieron romperse.

¿Qué nos queda? Agradecer que esta caída tiene poco que ver con aquellas penurias que tanto daño nos hicieron en el pasado reciente. Y no es conformismo, es entender que todo el trabajo que sí se hizo bien ayudó a que Huracán tenga un promedio estable, mismo que sin ningún tipo de dudas se hubiese comprometido rápidamente con la supuesta continuidad de Mohamed.
Este ciclo nos deja además una tristeza inconmensurable, la de jugar un partido de Libertadores solamente por la estadística. Imposible de perdonar, ojalá tampoco lo olvidemos.



martes, 23 de abril de 2019

Por lo que queda


Todo lo que le resta a Huracán en este semestre, son los dos partidos que cierran la fase de grupos. Y lo único que le queda es ganar, para mantener la esperanza de poder pasar de fase. Huracán recibe a Emelec con la única intención de sumar de a tres, que si nos atenemos a lo último demostrado, es imposible.

Martes 23 de abril de 2019 – 19.15 horas
Estadio Tomás A. Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Arnaldo Samaniego - Paraguay
Fox Sports
Conmebol Libertadores – Grupo B – Fecha 5




Nuevamente veintiún convocados por Mohamed, para conformar el once inicial, sin Auzqui que se encuentra suspendido por amarillas, con la novedad de Rossi y Mendoza lesionados y con el regreso de Mancinelli tras sus molestias. Lucas Gamba reemplazará a Carlos Auzqui, en lo que sería el único cambio que dispondría el DT.

Huracán jugaría con: Fernando Pellegrino; Pablo Álvarez, Saúl Salcedo, Omar Alderete, Carlos Araujo; Norberto Briasco, Juan Sills, Walter Pérez, Andrés Roa; Lucas Gamba, Andrés Chávez. El resto de los concentrados son: Antony Silva, Lucas Merolla, Federico Mancinelli, Cristian Chimino, Matías Juárez, Daniel Hernández, Agustín Casco, Israel Damonte, Patricio Toranzo y Lucas Barrios.



Emelec llega con una derrota bajo el brazo el fin de semana por el torneo local, en el que se ubica décimo. Logró tres puntos en la Copa, por dos empates y una derrota como local, y un empate como visitante. Mariano Soso ya no es su DT como en el juego de ida, y ha asumido Bolívar Vera, que plantará el siguiente equipo: Esteban Dreer; Juan Carlos Paredes, Jordan Jaime, Leandro Vega, Gorman Estacio; Wilmer Godoy, Nicolás Queiroz, Joel López, Bryan Cabezas; Billy Arce, Bryan Angulo.





Historial General

Huracán se enfrentará por segunda a Emelec, tras el empate en Guayaquil por 0 a 0, el 14 de marzo pasado.

Huracán lleva 51 partidos internacionales, con 18 victorias, 16 derrotas y 17 empates, con 64 tantos anotados y 61 recibidos. En condición de local, fueron 24 en total, con 10 ganados, 5 perdidos y 9 empates, con 34 goles convertidos y 26 recibidos.



En 23 de abril

Jugados: 15
Ganados: 7
Empatados: 5
Perdidos: 3


Último antecedente: 2017 – Visitante - 1 a 1 con Estudiantes (La Plata), fecha 21 del torneo de primera división 2016 / 2017.



Árbitro

El grupo arbitral es paraguayo para este partido. El principal será Arnaldo Samaniego, con Milcíades Saldivar y Roberto Cañete, siendo Ulises Mereles el cuarto.


Ni el tiro del final te va a salir


Huracán tuvo las de ganar y se le escapó. Cayó por penales y quedó eliminado de la Copa de la Superliga 2019 ante San Lorenzo, luego que a un minuto del final del partido, Fernando Monetti le detuviera un penal a Lucas Barrios.




Síntesis

Viernes 19 de abril de 2019

Copa de la Superliga - Fase 1 – Partido de Vuelta

Jugado en: Estadio Tomás A. Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 0 (3) – (4) 0 San Lorenzo


Goles: no hubo

Incidencia: 43 2T Fernando Monetti (SL) le atajó un penal a Lucas Barrios (H)

Definición por penales: Lucas Gamba (H) gol (1-0) / Nicolás Reniero (SL) gol (1-1)  / Lucas Barrios (H) desviado (1-1) / Gonzalo Rodríguez (SL) gol (1-2) / Pablo Álvarez (H) gol (2-2) / Raúl Loaiza (SL) gol (2-3) / Andrés Roa atajado (2-3) / Cristian Barrios (SL) atajado (2-3) / Omar Alderete (H) gol (3-3) / Andrés Rentería (SL) gol (3-4)



Árbitro: Néstor Pitana (discreto)

Amonestados: Sills, Álvarez (H) / Barrios, Martínez, Salazar (SL)


Huracán: Fernando Pellegrino; Pablo Álvarez, Saúl Salcedo, Omar Alderete, Carlos Araujo; Norberto Briasco, Juan Sills, Walter Pérez, Carlos Auzqui; Andrés Roa; Andrés Chávez. DT: Antonio Mohamed.

San Lorenzo: Fernando Monetti; Marcelo Herrera, Fabricio Coloccini, Marcos Senesi, Víctor Salazar; Gonzalo Castellani, Raúl Loaiza, Román Martínez; Rubén Botta, Andrés Rentería, Cristian Barrios. DT: Jorge Almirón


Cambios: 15 2T Jerónimo Poblete por Castellani (SL) / 20 2T Lucas Gamba y Lucas Barrios por Briasco y Chávez (H) / 23 2T Nicolás Reniero por Botta (SL) / 29 2T Iván Rossi por Auzqui (H) / 34 2T Gonzalo Rodríguez por Martínez (SL)


Figura del partido: Fernando Monetti (SL)

Figura de Huracán: Carlos Auzqui



En un juego muy flojo, con escasas llegadas a los dos arcos, Huracán dejó la impresión de ser algo más, aunque jugando mal, desde el punto de vista de la intención. Con un Roa movedizo y que luego se fue apagando, y con Auzqui y un desgaste envidiable, el Globo dejó mejor imagen durante todo el juego, incluso hasta de poder controlarlo. Ya con la entrada de Gamba, las aproximaciones se hacían un tanto más peligrosas, hasta que a dos minutos del final del juego, Coloccini se lo lleva puesto al mendocino en el área, en una falta leve, pero de penal.

Allí nuestros corazones galopaban. Pero el de Lucas Barrios no. Con una clara displicencia, su remate a una punta sin fuerza, fue desviado al córner por Monetti, que se llenó de energía, para enfrentar lo que se venía luego de eso, que era justamente la tanda de penales para definir el pase de ronda.

Allí nos volvimos a topar con Lucas Barrios. En el segundo penal de la tanda, esta vez el experimentado delantero quiso liquidar la cosa, y su remate violento se fue alto luego de rozar el travesaño. También el colombiano Roa, en el cuarto turno le dejó servido a Monetti la pelota para que se convierta en figura y venza el visitante, dejando sin caso la buena atajada de Pellegrino al penal de Cristian Barrios.

Otra decepción y otra mancha al “tigre Mohamed” que no está haciendo mucho mal.

Dejo en esta bitácora de recuerdos, la excelente crónica de Nicolás Ziccardi para Soy Quemero, que refleja con un poco más de ganas que yo, un momento que nos dolió a todos.


Solo del alambrado para afuera

Huracán no estuvo a la altura de la ilusión de su gente, fue el mejor de los 180 minutos pero aun así no le alcanzó para quedarse con la serie clásica. El rival se llevó lo que vino a buscar, un cero a cero que le diera la oportunidad desde los doce pasos. El Globo necesitó realmente poco más para convertir pero el penal que Lucas Barrios falló con displicencia a tres minutos del cierre nos bañó con una sensación de derrota de la que no pudimos recuperarnos. Por suerte al semestre le queda cada vez menos.

Con muchísimo público en los cuatro sectores habilitados saltó Huracán al verde césped del Palacio Tomás Adolfo Ducó. La ilusión no coincidía con el pésimo semestre realizado bajo la conducción de Antonio Mohamed, sin embargo la igualdad en el Bajo Flores había dado algunos motivos válidos para cambiar de página y esperar tener una buena alegría ante el rival de siempre. El Globo necesitaba ganar para avanzar en la Copa de la Superliga, de todas formas el entrenador no realizaba grandes modificaciones en relación a la última formación; Carlos Araujo ingresaba por el suspendido Merolla mientras que Carlos Auzqui lo hacía en lugar de Toranzo. ¿Rossi y Damonte? En el banco, viendo el doble cinco formado por Sills y Walter Pérez.

Huracán quemó naves desde el arranque, con Chávez y Roa clavados en la medialuna del área rival y mucha velocidad para lastimar por los costados, fundamentalmente con las penetraciones de un Auzqui que inició por la banda izquierda. Pero lamentablemente el Globo no logró imprimir su esfuerzo en situaciones nítidas, más allá de los no menos de cuatro buenos centros al corazón del área que no ubicaron a ningún jugador en posición limpia. Andrés Chávez empezó a recostarse sobre la izquierda para tener participación y esto le quitó peso a la ofensiva, Huracán ganó el salto en casi todos los balones quietos que tuvo a su disposición, pero tampoco encontró la precisión necesaria.

Pasando los veinte minutos el equipo sintió, exageradamente pronto, el desgaste. La presión ofensiva se volvió estéril y el rival controló la pelota a su gusto. Los del Bajo Flores llevaron la tensión del juego a su favor con muchas libertades en mitad de cancha, Huracán tardó en acomodar su última línea pero la visita apenas logró un par de tiros desde afuera del área que no atinaron a los tres postes defendidos por Fernando Pellegrino.
La opción más clara de la primera mitad fue para Huracán, una enorme maniobra de Andrés Felipe Roa en el círculo central terminó dejando al colombiano en carrera por el carril central del ataque, soltando la redonda para el ingreso al área por izquierda de Andrés Chávez; el Comandante limpió en velocidad a Coloccini pero llegó exigido a la definición y su zurdazo, que venció el salto de Monetti, terminó desviado por muy poco al primer poste.
Ya en el complemento la cosa arrancó de ida y vuelta, sin embargo con el correr de los minutos los de Almagro fueron tirándose contra su propio arco sin ningún tipo de disimulo. Las excursiones ofensivas del Globo eran demasiado esporádicas y por eso en veinte minutos Mohamed dispuso los ingresos de Lucas Gamba y Lucas Barrios, reemplazando al fundido Chávez y un Norberto Briasco demasiado pendiente de la marca; el Beto había protagonizado una muy buena maniobra personal tras bochazo largo, le ganó la posición a Salazar pero terminó arrojándose en plena área visitante, cuando tenía el tiro claro.

La sola presencia de Gamba hizo aparecer otros espacios ofensivos, Lucas rompió en velocidad por ambos vértices pero como ocurrió durante todo el semestre le costó encontrar resoluciones claras. De todas formas un pivoteo de Barrios encontró una buena defensa de la posición del mendocino en el área rival, Gamba bancó a Coloccini y sacó un tímido derechazo que Monetti desactivó.
Auzqui terminó dejando la cancha sentido en lo físico y Mohamed reconfiguró la línea media metiendo a Rossi, las dos o tres primeras intervenciones de Iván confirmaron absolutamente todas las teorías de tablón: Dejarlo afuera, pudiendo ponerlo, resultó una decisión imposible de entender.
Y Huracán fue con lo que le quedó, con la posibilidad de los penales en el horizonte y el rival desnudando todas sus intenciones con el ingreso de Gonzalo Rodríguez (Defensor central) por Martínez (Mediocampista). Cuando faltaban menos de cinco minutos para el cierre Barrios bancó la pelota larga de Álvarez, Sills la tomó en posición de diez y filtró un buen pase para que Lucas Gamba supere la línea de Coloccini para ser derribado por el defensor; Néstor Pitana no dudó en sancionar penal por agarrón al mendocino.
Lucas Barrios tomó la pelota desde el primer momento y cobró la factura con un derechazo levemente cruzado, sin demasiada potencia y a media altura; Fernando Monetti se volcó sobre su derecha mandando el tiro al córner. Hay mérito en el golero pero también falencia del ejecutante, ya que el disparo no tuvo grandes dificultades y fue a un sector que el meta pudo cubrir con solo un paso.
Lo que más jode es la displicencia de la ejecución, esa carrera corta que nada tuvo que ver con el nerviosismo de la instancia. “Si entraba era un golazo”, pero no entró, y lejos de eso la opción perdida fue un verdadero baldazo de agua helada. En ese momento se perdió la serie, al menos en lo espiritual.

Con el ánimo por el piso debió afrontar Huracán la serie por penales, del otro lado pura confianza con un golero vestido de héroe. Lucas Gamba, quien anotó todos los penales que ejecutó con nuestra camiseta, le hizo honor a la estadística cruzando el derechazo a gol. Reniero anotó para el local y para sorpresa de varios fue Lucas Barrios el segundo en ejecutar, el delantero no tuvo el coraje de volver a repetir su carrera corta y buscó un potente sablazo que besó el travesaño y se fue afuera.
Era difícil tomar la decisión de no darle la pelota a Barrios en el penal del tiempo regular, ya que aún con más errores que aciertos desde su llegada al Globo Lucas es el futbolista más experimentado en instancias decisivas que tiene el plantel Quemero. Pero devolverle la confianza minutos después de perder una opción que impactó decididamente en el ánimo de todos es un error imposible de pasar, 100% responsabilidad de Mohamed, conductor técnico del equipo.

Pero ojo, la ejecución sí fue responsabilidad de Barrios. Primero nos dejó en claro que tal vez no tomó la mejor decisión sobrando la primera ejecución, ya que no repitió la misma carrera, luego errando, aún con el azar del poste en contra. Lamentablemente por lo que fue, ya no tiene nada por hacer en Huracán.
Rodríguez puso el 1-2 y Pablo Álvarez el 2-2. Loaiza recuperó la ventaja Bajoflorence, aún con una buena volada de Pellegrino, y Andrés Roa repitió un tímido derechazo apenas cruzado que encontró otra respuesta de Monetti.
Nahuel Barrios tuvo la definición para el rival pero Fernando Pellegrino estiró el suspenso adivinando el poste y atajando. Alderete fusiló para el 3-4 y Rentería terminó dándole la victoria al visitante, ajustado entre la acertada volada de Pellegrino y su poste derecho.
Perdió Huracán sin perder ninguno de los dos partidos, y siendo claramente el mejor de los dos. Pero con merecimientos no hacemos nada y esta derrota pega muy duro en el ánimo de cara a la definición de la Copa Libertadores.

¿Qué le hace una mancha al tigre? Si hablamos del pésimo rendimiento general de Antonio Mohamed como entrenador del Globo, profundizado en los últimos dos ciclos, esta mancha no hace realmente ninguna diferencia. Al contrario, es la continuidad más triste.
¿Hasta cuándo estamos dispuestos a tolerar este constante desencanto? ¿De verdad lo quieren después de junio? Hagamos lo que podamos en la Copa, paso previo a finalizar el peor semestre de los últimos años.