domingo, 11 de diciembre de 2016

¡Sumen!

No hay tiempo de especulaciones. Una etapa terminó, el tiempo dictaminará sus culpables, pero la pelota debe seguir rodando. Este mismo plantel que hasta acá cumple una campaña paupérrima, es el que debe levantar la vista e intentar sumar la mayor cantidad de puntos en estos dos juegos que quedan antes del receso. Con un nuevo interinato de Néstor Apuzzo, el Globo visita a Banfield, rival que se viene en franca mejora en el torneo.



Lugar: Estadio Florencio Sola - Banfield – Provincia de Buenos Aires
Condición: Visitante
Fecha: Domingo 11 de diciembre de 2016
Hora: 19
Árbitro: Jorge Baliño
Rival: Banfield
Instancia: Primera División - Fecha 13
Televisa: Crónica TV


Lo primero que declaró Apuzzo, a los pocos días de ponerse al frente, una vez más, del plantel, fue que en su equipo jugarán los “grandes”, es decir aquellos jugadores de mayor trayectoria y que fueron parte del equipo que el dirigió en 2015. De lo que se pudo ver en la pruebas de la semana, dos jugadores importantes del plantel volverán a ser titulares: Mauro Bogado, que jugará por Mariano González y Daniel Montenegro que tomará el lugar de Javier Iritier. Además, Apuzzo coloca sobre la banda derecha desde el arranque al ecuatoriano Julio Angulo, en lugar de Toranzo, y en la defensa volverá tras su suspensión Mancinelli por Risso. Mientras tanto, David Depetris seguirá siendo el nueve titular.



Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Luca Sosa
Mauro Bogado, Matías Fritzler
Julio Angulo, Daniel Montenegro, Alejandro Romero Gamarra
David Depetris

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo dos de ellos): Matías Giordano, Nicolás Romat, Ezequiel Garré, Mariano González, Javier Iritier, Patricio Toranzo, Lucas Chacana, Germán Lesman y Diego Mendoza.



Banfield, trae una gran racha positiva con tres victorias sucesivas, dos de ells contra equipos que se encuentran en las primeras posiciones: le sacó el invicto al líder Estudiantes y venció de visita a Newells en Rosario. Está 7mo con 21 puntos y para el juego ante Huracán, su DT Julio Falcioni deberá realizar un cambio obligado, por la lesión en la rodilla de Luciano Civelli. En su lugar jugará Alexis Soto. El resto del equipo, si bien no está confirmado, será el que ganó en Rosario.



Banfield

Hilario Navarro
Gonzalo Bettini, Carlos Matheu, Jorge Rodríguez, Alexis Soto
Eric Remedi, Emanuel Cecchini
Mauricio Sperduti, Walter Erviti, Nicolás Bertolo
Santiago Silva

Forman parte de los concentrados y serán suplentes: Mauricio Arboleda, Gonzalo Prósperi, Adrián Sporle, Juan Manuel Cobo, Thomas Rodríguez, Brian Sarmiento y Mauricio Asenjo.



Huracán ya registra 101 partidos ante Banfield en todo su historial, desde 1914 hasta hoy; y fueron 84 en primera división (10 en la era amateur y 74 en la era profesional), 12 en el ascenso y 5 por copas oficiales no regulares. En total, se registran 44 triunfos de Huracán, 26 derrotas y 31 empates, con 169 goles a favor y 128 en contra. Cabe aclarar, que 2 de estos partidos no se disputaron: en 1929 el Globo no se presentó y perdió los puntos; y en 1940, Banfield se encontraba sancionado y suspendido, por lo que se le dio ganado a Huracán por 2 a 0 el partido. Siendo el Globo visitante, son 48 los partidos jugados, con 17 victorias, 17 derrotas y 14 empates, con 68 goles marcados y 71 recibidos.

El último juego ante este rival, fue por la fecha 7 del torneo 2015 de Primera División, el 28 de marzo de ese año, siendo una derrota como visitante 0-1.

La última victoria en la general fue como local, en la fecha 37 de la B Nacional 2013/2014, el 10/05/2014, por 3 a 0 con goles de Gonzalo Martínez, Eduardo Domínguez y Patricio Toranzo. Mientras que en Primera División, la última fue por el Clausura 2009, el 29 de mayo, cuando lo “Angeles de Cappa” ganaban 2 a 0 como local con los goles de Bolatti y Toranzo.

El último triunfo de Huracán en el Estadio Solá, fue por la B Nacional 2013/2014, en la fecha 16, el 09/11/2013, por 2 a 0, con los goles de Defederico y Caruso. En tanto que como visitante en Primera División, la última vez, se remonta al Clausura 2003, el 01/06/2003 cuando ganó 1 a 0 con gol de Emanuel Villa y una actuación increíble ese día, de un casi debutante Mariano Andujar, que bloqueó el arco quemero en su segundo juego en el plantel mayor.



En 11 de diciembre

Jugados: 17
Ganados: 7
Empatados: 5
Perdidos: 5

Último antecedente: 2004 – Visitante – triunfo 2 a 1 vs. El Porvenir por la fecha 18 del Apertura 2004 de la B Nacional.

Como particularidad, ya se jugó ante Banfield en 11 de diciembre: fue hace 22 años, en 1994, cuando en campo quemero, Huracán venció 3 a 1, con goles de Rodolfo Flores, Mauricio Pineda y Roger Morales.



Árbitro

Jorge Baliño

18 juegos ha arbitrado Baliño a Huracán, de los cuales ganó 10, perdió 5 y empató 3. El último fue, en este torneo, el primera de la frustrada “era Caruso Lombardi”, el 3 de octubre pasado, con el 2 a 0 en Tucumán ante Atlético (Sosa y Mendoza). Como particularidad, los últimos 5 juegos que arbitró este juez al Globo, fueron como visitante, tal el caso del partido a disputarse este domingo.


sábado, 10 de diciembre de 2016

El hilo se cortó

El hilo se tensó tanto que al final se cortó. Extrañamente, tras un primer tiempo muy malo otra vez, el equipo reaccionó y mereció la victoria ante un rival que aprovechó cada oportunidad que tuvo y golpeó fuerte. Y esto trajo aparejado al día siguiente, el final del “mini ciclo” de Ricardo Caruso Lombardi en Huracán. Un final para lo que fue una historia de desencuentros.




Síntesis


Sábado 3 de diciembre de 2016

Primera División  - Fecha 12

Jugado en: Estadio Tomás Ducó - Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 1 – 3 Colón (Santa Fe)

Goles:

25 1T 0-1: Iván Torres (C) con un remate sesgado al primer palo, tras un desborde por derecha de la defensa de Huracán, tras un lateral que el mismo jugador realizó en ataque.

1 2T 1-1: David Depetris (H) toca al arco vacío un centro atrás de Angulo, que desbordó por izquierda luego de un gran pase de Chacana.

37 2T 1-2: Cristian Bernardi (C) define desde el borde del área ante la salida de Díaz a pase de Leguizamón, luego de una bola perdida por los volantes de Huracán, que toma mal parada a la defensa.

48 2T 1-3 Nicolás Leguizamón (C) define sólo ante Díaz a media altura, una sensacional jugada colectiva, que terminó con una pared entre el goleador y Blanco.


Árbitro: Héctor Paletta (aceptable)

Amonestados: Torres, Broun (C)

Incidencia: 27 2T Broun (C) le atajó un penal a Iritier (H)


Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Martín Nervo, Mario Risso, Luca Sosa; Mariano González, Matías Fritzler; Patricio Toranzo, Javier Iritier, Alejandro Romero Gamarra; David Depetris. DT: Ricardo Caruso Lombardi.


Colón (Santa Fe): Jorge Broun; Luis Ceballos, Germán Conti, Guillermo Ortiz, Iván Torres; Nicolás Silva, Fidencio Oviedo, Pablo Ledesma, Gerónimo Poblete; Ismael Blanco, Nicolás Leguizamón. DT: Paolo Montero


Cambios: 0 2T Julio Angulo por González y Lucas Chacana por Toranzo (H) / 9 2T Emanuel Olivera por Torres (C) / 16 2T Cristian Bernardi por Poblete (C) / 33 2T Germán Lesman por Depetris (H) / 43 2T Adrián Bastía por Ortiz (C).


Figura del partido:   Jorge Broun (C)

Figura de Huracán: Julio Angulo


Otra vez un primer tiempo para olvidar. Un equipo tibio timorato, sin ganas, que fue superado por un Colón sólo ordenado y fuerte en defensa, y que encima dio ventajas en sus cuatro jugadores atrás, en especial con un Risso terrorífico, Araujo olvidable y Nervo displicente. Tan así, que el gol rival llegó de un ¡saque lateral! en ataque, donde quien lanzó el mismo, llegó al fondo, y su centro, se coló entre el primer palo y la mano derecha de Marcos Díaz, algo mal parado.

Pero en el segundo, el último manotazo de ahogado del DT, parecía que había surtido efecto. Chacana y Angulo en cancha por los inexpresivos González y Toranzo, le dieron “otra vida”, le dieron aire al circuito ofensivo, y Huracán pensó en positivo. Encima en la primer jugada hubo gol, con el toque de Depetris, luego que la armaran los ingresados.

Más tarde el penal que Broun le hizo a Chacana, que en una escapada larga amagaba al arquero y se iba a convertir, y que después se encargó el mismo de reparar, porque en una buena estirada, le sacó el remate, bien ubicado pero anunciado al pibe Iritier. ¿Porqué le dejaron al pibe de cuatro partidos en primera, un penal trascendente?. No habrá respuesta.

A siete del final, quedó el error de Araujo, que derivó en el tanto de Bernardi, y que desmoronó del todo al Globo. En el minuto final, gran jugada rival y el tercero. Y final para algo, que de entrada estaba quebrado. Nunca el DT pudo hacerse uno con el grupo. Denota las fallas de las tres patas, DT, jugadores y dirigencia. El que pierde siempre es Huracán.


Como siempre, dejo en esta bitácora quemera, el comentario del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero, con las precisiones y su opinión.

KO técnico
Huracán cayó derrotado por tres a uno frente a Colón en el Ducó pero terminó perdiendo mucho más. Horas después de una caída con olor a cierre de ciclo Ricardo Caruso Lombardi dejó de ser el entrenador, segundo que pierde el club en apenas doce fechas. A la deriva en lo futbolístico, sin cuerpo técnico y ahora sí con la necesidad urgente de ser salvados del descenso, ¿Quién se hace cargo?
Dos golpes fuertes en un fin de semana. Seguramente no decisivos, pero sí que marcan el triste rumbo que deberá afrontar Huracán durante el resto del campeonato en la ya segura lucha por mantener la categoría. La derrota ante Colón de Santa Fe rememoró viejas épocas oscuras, aquellas en la que sin importar lo mucho o poco que el equipo haga termina siendo superado por un rival que logra llevarse todo con dos o tres toques certeros.

Es cierto que Huracán regaló el primer tiempo, o por lo menos Caruso Lombardi paró un equipo a contramano de lo que venía presentando, reemplazando la dinámica de Pussetto con Toranzo, de otras características, y regresando a la titularidad a un Mariano González que se encuentra sumergido en el peor nivel desde que llegó a la institución.

Fue también el debut de David Depetris, cuya participación en el segundo tiempo lo terminaría salvando de una actuación condenatoria. Y aunque el Globo tuvo unos primeros minutos esperanzadores, esos intentos de toque y juego asociado se desvanecieron al primer momento que el rival cambió el ritmo en el mediocampo para atacar a una última línea Quemera con poca solidez.

Y así llegó el primer gol, luego que Mario Risso vuelva a hacerse un nudo en la misma zona que frente a Racing, perdiendo los costados y dejando un claro perfil de ataque a Iván Torres. Este recibe la pared ante la misma quietud de los volantes y juega un centro-tiro al arco con muy poco ángulo aprovechando la mala ubicación de Marcos Díaz, que sin dudas debió hacer más para evitar la caída. 

Huracán sintió el golpe pero tuvo enseguida el empate, con Araujo sumándose al ataque para ubicar a Fritzler en posición de wing derecho, Matías se mete el área sacando un excelente centro para que Alejandro Romero Gamarra cabecee al arco vacío, sin embargo Jorge Broun se luce con una atajada excepcional negándonos el grito. Al descanso tras otra floja actuación.

El complemento arrancó, lógicamente, con cambios. Curiosamente, o no, Caruso sacó a las dos modificaciones que propuso en el once inicial para intentar cambiar la suerte en el complemento. Así Julio Ángulo y Lucas Chacana reemplazaron a Toranzo y González. Y antes del minuto de juego lograríamos el empate, con Lucas Chacana habilitando muy bien la volada por banda derecha de  Julio Ángulo, quien  llega al fondo y mete la pelota al corazón del área. Germán Conti pifia el rechazo y David Depetris logra meterla al arco vacío, anotando su primer gol con la camiseta de Huracán el día de su debut, y ganando crédito de cara al futuro. 

A partir de ese momento comenzó otro partido, que tuvo a Huracán como protagonista. El Globo merodeó con regularidad el arco rival, y fue punzante cada  vez que pudo. Tuvo la posibilidad de torcer la historia al minuto 17, luego que Javier Iritier le robe la pelota a Ledesma y ubique la diagonal de Chacana, quien es derribado por Broun en el ingreso al área. Claro penal sancionado por Paletta. El Monito Iritier pidió hacerse cargo de una ejecución caliente, pero Broun le adivinó la intención volando sobre su palo izquierdo y tapándole muy bien el penal. Más mérito del arquero que falencia del pibe, en un momento donde el Globo no podía permitirse desperdiciar algo así.

El Globo lo tendría nuevamente con Julio Ángulo por dos, primero recibiendo de Chacana para definir por encima del travesaño, estando dentro del área. La segunda una buena maniobra de derecha al centro donde se ubicó para su zurda y estrelló el shot en el palo izquierdo de Broun. Otra vez el hierro negándole el grito a Huracán.

Pero adelantamos en el inicio del comentario que Huracán perdería uno de esos partidos que últimamente no perdía, sea por suerte, o por lo que usted quiera. Faltaban diez para el cierre cuando Araujo calcula muy mal tras un pelotazo largo, la pelota queda muerta en pies de Nicolás Leguizamón, quien comanda un contragolpe de tres contra uno. La habilitación para Bernardi y el volante que define excelente ante la salida de Marcos Díaz. En un segundo tiempo donde todo fue de Huracán, Colón se ponía en ventaja en su primer tiro al arco.

Germán Lesman hizo su debut para intentar quebrar la historia en lugar de un extenuado Depetris, pero el gol de Colón cayó como un mazazo que dejó sin reacción a todo el Palacio Ducó. Huracán sintió el golpe y nada pudo hacer para revertirlo, incluso en el último minuto de adición la visita convirtió el tercero a puro toque y ante la perplejidad de una defensa resignada. Aplausos desde la popular para la conquista del Sabalero y final. 

Con la derrota Huracán queda de cara al descenso, apenas tres puntos arriba, y con altísimas posibilidades de terminar el año en zona roja. Panorama muy distinto al que recibió Caruso Lombardi hace ocho fechas, donde el Globo contaba con seis equipos entre su ubicación y los cuatro que se van. Dijimos en este espacio que no necesitábamos un salvador en el momento que se fue Domínguez, hoy se va el gurú saca puntos (con 5 sobre 24 posibles) dejándonos con la urgencia de un milagro deportivo.

Quedan dos partidos para cerrar el año pero es difícil imaginar de qué forma se parará esta bola de nieve.  Todo lo malo que preveíamos en el mercado de pases se cumplió, y Huracán pasó de estar en los primeros planos a pelear la permanencia sin vueltas, con un plantel pobre en variantes, muerto en lo anímico y con grandes falencias físicas. 

Pase lo que pase, es hora que algún responsable del armado de este plantel le pida disculpas al socio. Es hora de una fuerte autocrítica y de reacción, de dejarse aconsejar, de tirar para el mismo lado. Es tiempo de evitar tirar por la borda todo lo que se construyó (poco pero suficiente, a criterio de quien escribe) en estos últimos dos años.   

Reaccionen o nos vamos a la mierda. Y no se los vamos a perdonar.  


Huracán es cíclico

Ciertamente se puede afirmar, que desde hace poco menos de cuarenta años, nuestro club, en lo institucional en general, y de la mano del fútbol en particular, vive encerrado en una historia que parece un cuento al que nadie le encuentra un final. Un cuento feo y aburrido, que hasta podría ser una película, en donde los cuadros se repiten como en una sucesión de imágenes distorsionadas, donde la escenografía y la historia es la misma, cambiando, rotando y reciclando protagonistas. Protagonistas que se creen más que la historia, y por eso, como están cómodos y sólo saben hacer eso, la repiten.

Porque hoy es Caruso Lombardi, Nadur y sus adláteres, y este plantel. Ayer fue Kudelka o Cocca, el mismo Nadur y compañía, y varios de este mismo plantel. Y más atrás otros.

Entiendo, como un quemero común y silvestre que ve fútbol con uso de razón hace 40 años, casi coincidentes con esta etapa que describo, que siempre que los protagonistas se creyeron más que la historia en si misma, a Huracán no le fue nada bien.


En el caso de un entrenador de fútbol...

Aquellos que entienden algo de este juego, saben que mantener a 25/30 tipos con pensamiento positivo y con ganas, para obtener sólo 11 lugares una vez por semana, no es tarea sencilla, por lo que podemos afirmar que allí radica uno de los principales misterios de un buen entrenador. Mantenerlos enfocados, contentos, y con un objetivo común, sirve para que luego en lo táctico, cualquier cuestión se ordene.

Si de arranque nada más, ese “líder desde adentro” sale a protagonizar cada cosa que pasa y se expone en demasía al afuera, el “dentro” es muy probable que no lo tome bien. Y que lentamente tome forma un marco contrario al esperado, de desgano, desconfianzas mutuas y objetivos desatendidos, volcando en su contra la situación. Hasta que ese “líder”, el fusible a la vista, salta y se tiene que ir.


En el caso de un plantel...

En el fútbol y en la vida, cuando en los grupos de trabajo, pasa el tiempo y los empleados se acostumbran a una forma de comportarse en sus tareas, no es fácil que alguien que venga de afuera, pueda cambiarlos de un día al otro. Cada uno en su propia vida, tiene manías y le gusta más trabajar de una forma o de otra. Pero lo que no puede hacer una persona cualquiera en su labor es, que cuando su nuevo jefe no le gusta o le pide cosas que no quiere hacer (pero que puede o debe o tiene que hacer), no las hace, o las hace mal, para que se note que su nuevo jefe poco sabe, o que nada entiende. Esto es más pronunciado cuando se da en grupos, donde varios de ellos, transformados en líderes, ya sea por edad o por influencia, llevan a otros a dar malos pasos o tomar decisiones que afectan, para mal, a todo el grupo.

Este tipo de actitudes no son propiedad de un plantel en particular, y se han dado muchas veces en todos los clube del país y del exterior. Es un mal común del fútbol, lo cual no puede para nada tranquilizarnos.


En el caso de una dirigencia...

Que maneja una institución de la misma forma que puede manejar su negocio personal o su casa. Cuando esa institución no es ni su negocio personal o su casa. Que no escucha a los demás, que se vuelve personalista, y que por más que haya puesto en orden una gran cantidad de cuentas, siempre queda en falta, porque no puede dar el paso que lo aleje de la mediocridad y la decadencia, transformando sus triunfos deportivos y económicos, en meras anécdotas y recuerdos que no sabe como hacer perdurar. Ya sea uno, tres, cinco o diez, siempre es una cantidad de gente reducida, que se siente dueña de la verdad. Porque o no escucha/n o escucha/n a quienes no tendría/n que escuchar. Vaya uno a saber.


Espero que todo esto no sea lo que está pasando en mi Huracán. Pero mucho me temo que se parece. Año 2016. Caruso Lombardi, Nadur y compañía, y plantel profesional.

¿Vale la pena buscar culpables?. Si y no. Si porque alguien debe explicarles que no está bien lo que hacen. No, porque muchos de ellos, no recibirán castigo, o hasta serán “premiados”.

Escribo lo que siento, de la forma que me sale y no tengo que rendirle pleitesía a nadie. Me puedo equivocar, pero no uso “la mala leche”. No soy periodista ni dirigente. Solo socio, y como socio, dueño de una parte de mi club. No me pesan jugadores, DTs o dirigentes. Nadie está por encima de Huracán, de su insignia o de su casaca. Es mi bitácora personal y no está impulsada por nada más, que dejar plasmado ese cariño incondicional que le tengo a mi Globo querido.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Esperando las señales

Poco sustento le queda al Globo de Caruso para sumar y encauzarse a un fin de año que sea algo más esperanzador. El mismo DT en sus declaraciones, se dio muy poco tiempo, y sólo le pidió a los hinchas que aguarden al final del partido para dar su veredicto, y que mientras tanto guarden esperanza y apoyen.

Ahora bien, el DT bien sabe, que si quiere eso de los hinchas, las señales tendrán que llegar desde el campo de juego, para que el ánimo de la gente mejore y los jugadores tengan lo que desean. De ellos depende. En la cancha son once y los rivales también. Sólo tienen que salir a hacer lo que saben y hacerlo de forma responsable. Si sale de esa forma, las recompensas llegarán solas.



Lugar: Estadio Tomás Adolfo Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Condición: Local
Fecha: Sábado 3 de diciembre de 2016
Hora: 17
Árbitro: Héctor Paletta
Rival: Colón (Santa Fe)
Instancia: Primera División - Fecha 12
Televisa: Canal 9


Tres cambios obligados y uno por decisión propia, hará Ricardo Caruso Lombardi, muy probablemente, en el once inicial de Huracán para enfrentar a Colón en el Palacio. Si bien el DT no ha confirmado nada, ya está confirmado que Ignacio Pussetto y Jerónimo Barrales con dolencias físicas, no serán de la partida y no fuerion incluidos en la lista de convocados. Se prevé que Mariano González y Diego Mendoza sean sus reemplazantes. Además, Mario Risso vuelve al equipo, para tomar el lugar del expulsado Mancinelli y completar con Nervo la zaga central. Mientras que el cuarto cambio, será el regreso de Patricio Toranzo tras su suspensión y algunos partidos entre los suplentes, en lugar de Nicolás Romat, lo que produciría el desplazamiento de banda en la defensa de Araujo (de la izquierda a la derecha), y el pase de Luca Sosa como lateral.

Además, como novedad entre los convocados por primera vez fue citado el ex All Boys Germán Lesman y por segunda vez, David Depetris. Además, estará una vez más el juvenil Sarrafiore y tendrá otra chance, Lucas Chacana.


Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Mario Risso, Luca Sosa
Matías Fritzler, Javier Iritier
Mariano González, Patricio Toranzo, Alejandro Romero Gamarra
Diego Mendoza

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo dos de ellos): Matías Giordano, Nicolás Romat, Mauro Bogado, Martín Sarrafiore, Daniel Montenegro, Julio Angulo, Lucas Chacana, Germán Lesman y David Depetris.



Colón, el equipo que desde hace poco tiempo dirige el uruguayo Paolo Montero, viene con una campaña irregular, pero con una buena cantidad de puntos (17) y una posición expectante (10mo.) en el torneo. Viene de caer como local y sobre la hora con Newells, en lo que fue un baldazo de agua fría para un conjunto que busca una coherencia en su andar. Para el juego ante el Globo, Montero anuncia un sólo cambio respecto al último juego, y es el ingreso de Guillermo Ortíz en defensa por Olivera. 

Cólon (Santa Fe)

Jorge Broun
Lucas Ceballos, Germán Conti, Guillermo Ortiz, Iván Torres
Nicolás Silva, Fidencio Oviedo, Pablo Ledesma, Gerónimo Poblete
Nicolás Leguizamón, Ismael Blanco

Viajaron en la delegación y serán suplentes (salvo uno de ellos): Jorge Carranza, Emanuel Olivera, Adrián Bastía, Christian Bernardi, Diego Lagos, Juan Bauza, Mauro Dalla Costa y Tomás Sandoval.



Son 65 los encuentros acumulados entre Huracán y Colón en el historial general, desde 1966, año en el que “sabalero” jugó en la división superior por primera vez. 53 de ellos fueron por la primera división, 10 en el ascenso (B Nacional) y 2 por copas oficiales (Copa Argentina 1969). En total, son 20 victorias, 29 derrotas y 16 empates (87 tantos a favor y 95 en contra), en un historial que en los últimos años se volcó considerablemente al rival. Tan es así, que suman 11 los enfrentamientos en los que Huracán no puede vencer a Colón, y sólo ganó uno de los últimos 21 partidos jugados (13 perdidos y 7 empates). Un notorio vuelco de la historia. Con Huracán como local, se jugaron 28 de ellos, 10 fueron triunfos, 10 derrotas y 8 empates (el Globo hizo 45 goles y Colón 39).

El último partido, fue por el torneo 2015, el 6 de junio en la fecha 15, con un empate 1 a 1 en Santa Fe (ese día el gol lo hizo David Distéfano). El último con Huracán como local fue derrota, el 12/11/2010 por el Apertura de primera división, 1-2. Ese día el gol del Globo fue de Juan Quiroga en contra.

Para encontrar una victoria quemera, hay que remontarse al “show” de Montenegro y Lucho González el 11/05/2002, por el Clausura, con la goleada 4 a 2 en Santa Fe (Villa x2, Montenegro y Julio González). Y como local, Clausura 1996, el 31 de marzo, con los goles de Hugo Guerra, Ángel Gastón Casas (su primer tanto en primera) y Pedro Barrios de penal. Fue una victoria trabajosa, que llegó sobre el final, ras ir perdiendo 1-2, y con un rival con dos jugadores menos por expulsión (ese día Claudio García marcó el segundo del “sabalero”). En esta condición de local, son 9 los partidos en los que Huracán no puede con Colón (20 años en total).



En 3 de diciembre

Jugados: 12
Ganados: 4
Empatados: 4
Perdidos: 4

Último antecedente: 2005 – Visitante – empate 0 a 0 con Chacarita en el Apertura de la B Nacional, fecha 19 (última).

Datos curiosos: historial absolutamente parejo en este día para el Globo. Hace 11 años que Huracán no juega en esa fecha y los dos últimos fueron 0 a 0. Para encontrar una victoria hay que ir a 1995, 2 a 1 a Platense como visitantes (Pelletti y Marini).


Árbitro

Héctor Paletta

De los 6 juegos que Paletta pitó a Huracán, ninguno fue un triunfo. Sólo 4 empates y 2 derrotas. Los tres últimos partidos con este referí, fueron este año 2016 y todos terminaron de la misma forma y todos con el Globo local: empate 1 a 1, ante Unión de Santa Fe, Quilmes y Rosario Central.

Si se sigue así...

Parece que la historia se repite partido tras partido. Esta vez, Huracán dejó pasar una nueva chance ante River Plate y como visitante, cayendo sólo por un gol de diferencia. Tras un primer tiempo paupérrimo, al menos en el segundo se notó una reacción y el Globo tuvo chances concretas de empatar. Pasó un tercio del torneo, y ocho puntos son escasísimos para lo que se necesita. ¿Los responsables se darán cuenta de esto?. ¿Les gustará jugar con el peligro?. Si se sigue así, Huracán se hunde...




Síntesis

Domingo 27 de noviembre de 2016
Primera División - Fecha 11
Jugado en: Estadio Antonio Liberti - Ciudad Autónoma de Buenos Aires

River Plate 1 - 0 Huracán

Gol:

19 2T 1-0: Sebastián Driussi (RP) de cabeza en el segundo palo en soledad, tras un córner de Martínez que es peinado en el primer palo.


Árbitro: Fernando Rapallini (Bien)

Amonestados: Iritier, Romat (H)

Expulsado: 48 2T Mancinelli (H)



River Plate: Augusto Batalla; Jorge Moreira, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Camilo Mayada; Rodrigo Mora, Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez; Sebastián Driussi, Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo

Huracán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Carlos Araujo; Luca Sosa, Matías Fritzler; Ignacio Pussetto, Javier Iritier, Alejandro Romero Gamarra; Jerónimo Barrales. DT: Ricardo Caruso Lombardi.


Cambios: 18 2T Julio Angulo por Iritier (H) / 23 2T Daniel Montenegro por Sosa (H) / 25 2T Marcelo Larrondo por Driussi e Iván Rossi por Fernández (RP) / 31 2T Diego Mendoza por Romero Gamarra (H) / 33 2T Tomás Andrade por Martínez (RP).


Figura del partido: Ignacio Fernández (RP)

Figura de Huracán: Marcos Díaz


El primer tiempo, brindó la versión bucólica de Huracán de cada partido de la era Caruso Lombardi. Inconexo del medio hacia arriba, y con desatenciones defensivas que lo ponen al borde del colapso, pero que esta vez, no habían llegado a buen puerto de parte del rival, dada la liviandad del mismo y una dosis de fortuna, en las dos o tres llegadas más importantes de River.

En tanto, de arranque nomás la segunda parte parecía otra cosa con Huracán que trataba de ser incisivo, pero se quedaba en amagues. Aún así, logró tener chances concretas. Pero en un córner perdido, una peinada en el primer palo y Driussi, que se había soltado de su marca, en soledad y de cabeza anota la diferencia. 

Esta vez los cambios no fueron revulsivos. Incluso por una molestia el mejorcito del Globo, el pibe Iritier tuvo que salir, y sólo quedó en cancha la vergüenza y amor propio de Fritzler y Marcos Díaz. Esto en una tarde en la que Romero Gamarra no fue ni la sombra de quien es, y con un Pussetto bastante emperrado en la individual. ¿Barrales?. Todavía no volvió a Huracán. Avisenlé que lo estamos esperando.

Final y una derrota que encima deja la justa expulsión de Mancinelli, para encadenar fracaso tras fracaso y denotar un clima ya más que tenso, entre jugadores, DT, dirigentes y el quemero en general.

Como siempre, dejo en esta bitácora quemera, el comentario del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero, con las precisiones y su opinión.


SOS Huracán

Huracán se hunde, sin importar lo poco o mucho que haga en cancha. El Globo perdió por la mínima ante River en el Monumental para terminar de forma pésima una seguidilla de partidos tremendos. Pegó dos pelotas en el palo, erró un par de mano a mano y aunque mereció más volvió a quedarse sin nada. Planteo mezquino, algunos jugadores con nivel espantoso y una CD muda ¿Cómo seguir para evitar el abismo? 

“Veo el futuro repetir el pasado”, como triste bandera que llega para desplazar el grito de “Nunca más” que algunos pretendimos instaurar después del último y dramático ascenso. Poco podemos modificar sobre lo que ya se hizo (o lo que no se hizo, mejor dicho), con un mercado de pases nefasto en tiempo y forma. Que nos quede guardado en la memoria lo bueno y que podamos reflexionar sobre lo malo, para que cada uno desde su lugar pueda elegir la forma de contribuir para que no vuelva a repetirse. 

Recordemos que desde el momento en que Ábila se despidió de la gente ante las cámaras luego de convertirle dos goles a Lanús en mayo de este año, Huracán necesitaba buscar la forma de reemplazarlo lo más decentemente posible. Cien días tardó Alejandro Nadur en hacerlo, contrató a un Barrales que sigue sin convertir, y también a Depetris y Lesman, quienes a la fecha no jugaron un solo minuto ni ocuparon lugar en el banco de suplentes. Incluso no tenemos certeza oficial que este último esté habilitado para vestir la camiseta de Huracán. También se compró un porcentaje de Diego Mendoza en cifra millonaria, por pedido expreso de Eduardo Domínguez, más seguimos sin ver que el jugador pueda aguantar noventa minutos en ritmo de competencia oficial.

Recodemos también que Eduardo Domínguez decidió hacer público su malestar un día antes que arranque el torneo, y luego del mercado de pases más largo en la historia moderna del fútbol argentino. El mismo Domínguez que decidió quedarse para irse cinco partidos más tarde, con 0 triunfos. 

No olvidemos que Alejandro Nadur eligió a Ricardo Caruso Lombardi pocas horas después que Domínguez pegara el portazo. Quizás Huracán no precisaba un técnico salvador cuando fue a buscar a Caruso, casi con seguridad lo necesitará una vez que el actual entrenador decida irse de la institución. A menos claro que ocurra un cambio rotundo de aquí a fin de año, lo cual necesitamos como el agua. 

Del partido con River es justo mencionar una actuación mezquina pero por momentos suficiente para intentar llevarse algo. Es cierto que los primeros diez minutos de juego mostraron un River superior en cada línea del campo, sin embargo Huracán pudo acomodarse hasta tomar la pelota y encontrar en Javier Iritier una especie de superhéroe impensado. 

La sensación, y pese a la mejora, es que el Globo armaba un partido para intentar contener lo más posible al rival esperando el mínimo margen de error para lastimar. Momento que llegó cerca del entretiempo, cuando Quarta se resbala dejando a Pussetto solo y en diagonal al gol. Nacho queda en excelente ubicación pero falla el último toque del traslado, Mayada lo cierra y perdemos una oportunidad imposible de perder. Signo de estos tiempos, y de lo que sería el resto del juego. 

River nos atosigó con centros, Marcos se lució con dos cortes sensacionales y Alario tuvo el gol en el último minuto, pero su cabezazo se fue ancho. 

Los primeros diez del complemento fueron un oasis, sin ningún tipo de duda el mejor pasaje de Huracán en el semestre. El entrenador movió las piezas y entre Iritier y Romero Gamarra coparon los primeros metros del terreno local, apoyados en un Matías Fritzler en alto nivel y acompañados por la elasticidad en las bandas de Luca Sosa y Pussetto. 

En este tramo ocurrieron dos situaciones de gol insuperables. Primero Pussetto gana la cuerda por izquierda y espera el momento justo para definir mano a mano con Batalla, a centímetros de la línea de gol, sin embargo el arquero salva con su pierna derecha. A continuación una buena jugada preparada de pelota parada deja solo a Mancinelli, pero el cabezazo de Federico se estrella en el poste derecho, Jerónimo Barrales se momifica en el rebote y no logra direccionarla al gol. Ay Barrales, que mal que estás haciendo tu trabajo. Que equivocados estaban también aquellos que confiaron en vos. Sueño con tener que pedir disculpas por estas líneas, pero veo tan difícil que pase.

River emparejó las acciones en el cuarto de hora poniéndole fin de forma abrupta a la primavera Quemera, un poco también ayudado por el ingreso de Julio Angulo en lugar Iritier, quien no se encuentra físicamente apto para rendir como rinde durante noventa minutos. Una buena atajada de Díaz, que queda increíblemente sentido en el piso, pudo ser la apertura de River puesto a que Romat se desconectó del cosmos por algunos segundos. 

El Millonario pegó como pegan los equipos serios, aprovechando al máximo la oportunidad presentada. Córner desde la izquierda, Alario le gana el anticipo a Romat y Driussi ingresa solo por el segundo palo empujando la pelota de cabeza al arco vacío, con Mancinelli tomándole la patente. Gol de River. 

Rolfi Montenegro por Luca Sosa en un cambio que proponía “matar o morir”, sin embargo la salida de Romero Gamarra partió al equipo en dos. Montenegro perdió a su socio y el ingresado Mendoza quedó aislado con Barrales allí adelante. Pese a esto Diego Mendoza tuvo su bala de plata, luego que Ignacio Pussetto vuelva a ganar en el ingreso al área por izquierda para tocar perfecto al medio, el ex Estudiantes recibe y, sin arquero, estrella su derechazo en el travesaño. 

Difícil que este Huracán en este contexto pueda hacer algo más de lo que hizo en el Monumental. La pelota no entró, y la derrota fue inexorable. Quedó tiempo para una extraña irresponsabilidad de Mancinelli, que pegó un patadón innecesario que le valió la expulsión. 

River ganó bien, pero no fue decididamente mucho más que un Globo que sin dudas pudo llevarse algo del Monumental. Un cúmulo de errores presentes, atravesados por los del pasado, no nos permitieron sumar complicándonos de cara al futuro. 

Estamos encomendados vaya a saber uno a quien. Lo inmediato será tratar de ganarle a Colón en el Palacio Ducó, donde Huracán no pudo triunfar una sola vez en el semestre. Nos queda la para nada sencilla tarea de intentar terminar el año fuera del descenso.

Mientras tanto abracemos las fotos de Wanchope, de la Copa Argentina, de la Sudamericana, de esas hermosas noches de Copa Libertadores. Abracemos fuerte aquellos recuerdos.

Quizás los Dioses de la casualidad pura vuelvan a bendecirnos pronto.

domingo, 27 de noviembre de 2016

Superar la adversidad

Seguramente no era momento ni la mejor situación para que Huracán reciba a River uno de los principales equipos del país, con varias figuras. Si bien el “millonario” tiene más puesta su mira en obtener la opa Argentina, y así el cupo restante a a la Copa Libertadores, no descuida el torneo, y es un rival de sumo riesgo para el Globo de Caruso Lombardi, que llega con algunas dudas en la formación., con muy pocos puntos acumulados y con mucha necesidad de sumar, con un equipo que no demuestra un patrón de juego consolidado y muchas desconcentraciones defensivas.

Así las cosas, no queda más que asumir el desafío y buscar los tres puntos, por más adversa que sea la situación, el historial y la realidad.





Lugar: Estadio Antonio Liberti – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Condición: Visitante
Fecha: Domingo 27 de noviembre de 2016
Hora: 17
Árbitro: Fernando Rapallini
Rival: River Plate
Instancia: Primera División - Fecha 11
Televisa: Telefé


A diferencia de lo que ocurrió desde el inicio de su tarea al frente del primer equipo de Huracán, sólo a horas del importante partido ante River, Ricardo Caruso Lombardi no confirmó el once inicial. Se sabe casi con certeza que Nicolás Romat volverá, en lugar de Mariano González, lo que representará que Carlos Araujo o Luca Sosa (seguramente éste último), se corran a la mitad de la cancha para asistir a Fritzler. Quien no lo haga, será el lateral por la izquierda. 

Pero también surgen un par de dudas. La principal pasa por saber si elige a Risso o le devuelve el puesto a Nervo como zaguero en el fondo, y la restante, un poco más lejana, es el ingreso, tras el buen rendimiento ante Racing, del ecuatoriano Angulo. Como novedad además, se puede mencionar la aparción por primera vez entre los convocados para un partido, de David Depetris, tras varios partidos en reserva y casi dos meses de preparación física.



Huracán

Marcos Díaz
Nicolás Romat, Mario Risso, Federico Mancinelli, Carlos Araujo
Luca Sosa, Matías Fritzler, Javier Iritier, Alejandro Romero Gamarra
Ignacio Pussetto, Jerónimo Barrales

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo dos de ellos): Matías Giordano, Martín Nervo, Mariano González, Mauro Bogado, Daniel Montenegro, Julio Angulo, Lucio Compagnucci, David Depetris y Diego Mendoza.



River, llega con un andar irregular en el torneo, en el que se encuentra décimo con 16 puntos, trae tres juegos sin poder ganar, pero conserva 11 partidos sin derrotas como local. Para el enfrentamiento ante Huracán, Marcelo Gallardo despejó toda duda y anunció las variantes respecto al equipo que cayó ante Newells. Le dará descanso a Arturo Mina y en su lugar jugará el capitán de la reserva, el juvenil Gonzalo Montiel; anunció el regreso de Leonardo Ponzio, que ocupará el lugar de Arzura; y confirmó que será Rodrigo Mora el reemplazante del suspendido D’Alessandro


River Plate

Augusto Batalla
Jorge Moreira, Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta, Camilo Mayada
Rodrigo Mora, Ignacio Fernández, Leonardo Ponzio, Gonzalo Martínez
Sebastián Driussi, Lucas Alario

Son parte de los concentrados y serán suplentes: Enrique Bologna, Facundo Medina, Arturo Mina, Joaquín Arzura, Iván Rossi, Tomás Andrade y Marcelo Larrondo.



Huracán ya jugó ante River en 171 ocasiones, desde 1914 hasta acá. 162 fueron en primera división (9 en la era amateur y 153 en la profesional), 2 en el ascenso, 5 por copas oficiales y 2 por torneos internacionales (Sudamericana 2015). Todo esto representa un muy vasto historial, en el que en definitiva se registran 37 triunfos, 84 derrotas y 50 empates, con 192 goles a favor y 295 en contra. Siendo visitante el Globo, son 85 los partidos jugados, con 15 victorias, 48 derrotas y 22 empates, con 92 goles marcados y 160 recibidos. 

Justamente, sólo hace un año y un día del último partido disputado por Huracán ante este rival, y fue el partido de vuelta de la Copa Sudamericana, con el empate 2 a 2 como local (Toranzo y Ábila). El último por el torneo local, fue el empate 1 a 1 del 30/08/2015 y también fue el último como visitante (gol de Montenegro).

Si se habla de victorias, la última de Huracán fue como visitante, en el partido de ida de la mencionada serie semifinal de la Copa Sudamaricana 2015, 1 a 0 con el gol de Espinoza. En el torneo local y en la general, hay que remontarse al 16/05/2009, cuando de local, “los Ángeles de Cappa” destrozaban al rival 4 a 0 (Pastore x 2, Medina, Toranzo). En tanto que de visitante y por el torneo local, hay que ir hasta el Apertura 2002, el 1 de setiembre de ese año, para el 2 a 1 en el Monumental, con los tantos de Ramón Pedro Ortíz y Padra.



En 27 de noviembre

Jugados: 11
Ganados: 4
Empatados: 3
Perdidos: 4

Último antecedente: 2009 – Visitante – derrota 0-2 ante Independiente en la fecha 16 del Apertura de ese año.

Dato curioso: Huracán y River ya se enfrentaron una vez en un 27 de noviembre. Fue también como visitante, en el año 1960, con el triunfo rival 0-1. 



Árbitro

Fernando Rapallini

De los 11 juegos que Rapallini arbitró al Globo, sólo hubo una victoria: 16/10/2015, Huracán le ganó de local 3 a 0 a Sarmiento de Junín. Antes y después de eso, sólo sinsabores: 3 empates y 7 derrotas. 

Cabe mencionar que aún ante este récord negativo, los últimos tres encuentros con este referí, el Globo no perdió. Pero también vale remarcar, que las 5 veces que Rapallini nos arbitró como visitantes, fueron derrotas todas ellas.