sábado, 12 de mayo de 2018

Que sea un broche feliz para el final


El cierre del torneo y con ello, la despedida del fútbol de Daniel Montenegro, le ponen color al desafío que tiene por delante Huracán, que es confirmar la transformación de lo que iba a ser un campeonato preparado para sufrir y penar, en uno donde los objetivos, puestos en pasos cortos y efectivos, se fueron cumpliendo. Con la mira puesta en vencer a un Boca campeón, que llega con equipo alternativo, el Globo buscará sellar un pasaje a la Copa Libertadores del año próximo.

Este sábado 12 de mayo de 2018 desde las 11 horas, en el estadio Tomás A. Ducó de la ciudad autónoma de Buenos Aires, bajo el arbitraje de Fernando Rapallini y la televisación de Fox Sports, juegan Huracán y Boca Juniors, por la fecha 27, última de la Superliga Argentina de Fútbol 2017 / 2018.




Una sola variante es la que anunció Gustavo Alfaro para este partido ante Boca: ante la suspensión por quinta amarilla de Mauro Bogado, el DT nos regala la función de despedida de Daniel Gastón Montenegro. Con sus 39 años, el “Rolfi” ya confirmó días atrás que dejará la actividad, y Alfaro lo incluirá como titular para este juego que cierra la Superliga. Además, a último momento es duda con algunas molestias físicas Nicolás Silva. De no poder ser de la partida, sería Ricardo Noir quien tomaría su lugar. En tanto que, en la lista de convocados, ante la ausencia de Bogado, es Briasco el que ocupa el lugar; el resto serán los mismos que viajaron a Córdoba.

Huracán jugaría con: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Saúl Salcedo, Martín Nervo, Pablo Álvarez; Adrián Calello, Israel Damonte; Ignacio Pussetto, Daniel Montenegro, Nicolás Silva; Diego Mendoza. El resto de los concentrados son: Manuel García, Cristian Chimino, Carlos Matheu, Federico Mancinelli, Patricio Toranzo, Norberto Briasco, Ricardo Noir, Andrés Chávez y Fernando Coniglio. Dos de ellos quedarán fuera de los suplentes.



Luego de sacarse el peso de encima, al lograr el punto necesario y obtener el título de la Superliga, Guillermo Barros Schelotto dio descanso a buena parte de sus jugadores, para llegar al próximo miércoles, e intentar clasificar enfrentando a los peruanos de Alianza Lima. No están siquiera entre los convocados, entre otros, Tévez, Pavón, Barrios, Nández, Jara, Pablo Pérez, Magallán, Vergini, Sebastián Pérez y nuestro Ramón Ábila; en tanto que el DT le da paso a juveniles como Maroni, Vadalá, Chicco, Almendra o Heredia que ya tienen alguna experiencia en primera, y otros que casi no la tienen como Lamardo, Goñi o Salomón. El resto de los convocados son jugadores habitualmente suplentes, destacándose el regreso tras varios meses por lesión de Fernando Gago. De esta forma, Boca Juniors iría con: Guillermo Sara; Julio Buffarini, Agustín Heredia, Gonzalo Goñi, Emanuel Más; Emanuel Reynoso, Julián Chicco, Fernando Gago; Óscar Junior Benítez, Walter Bou, Edwin Cardona. El resto de los convocados son: Agustín Rossi, Oscar Salomón, Frank Fabra, Agustín Almendra, Gonzalo Lamardo, Gonzalo Maroni, Guido Vadalá y Cristian Espinoza. Uno de ellos quedará fuera de los suplentes.



Historial General

PJ
G
E
P
GaF
GeC
Primera División – Era Amateur
22
4
7
11
17
35
Primera División – Era Profesional
150
29
41
80
173
284
Copas Oficiales
10
5
0
5
18
19
Total General
182
38
48
96
208
338


En el historial general, Huracán y Boca Juniors se enfrentaron 182 veces, con 38 triunfos del Globo, 48 derrotas y 96 empates, con 208 tantos convertidos y 338 recibidos. Es de hacer notar, que Boca es el rival con el cual Huracán más veces se enfrentó por partidos oficiales en toda su historia. En total, fueron 172 en la Primera División, 22 en la era amateur y 150 en la profesional y 10 por copas oficiales. En condición de local, se disputaron 86 encuentros, de los que Huracán ganó 23, perdió 40 y empató 23, con 106 goles convertidos y 138 recibidos.

El último juego en el historial, se jugó con Huracán en condición de local, el 27/05/2017 la fecha 26 del torneo 2016-2017 y finalizó con un empate 1 a 1, y el famoso tanto de penal, convertido en el minuto quinto de adición por “Kaku” Romero Gamarra. La última victoria del Globo contra este rival fue el 26/07/2014 en San Juan por los 16vos de final de la Copa Argentina, por 2 a 0 con los goles de Ábila y Mancinelli. En tanto que en primera división, la última vez que Huracán venció a este rival, fue como visitante por 2 a 1 el 09/05/2010 en la fecha 18 del Clausura 2010, con los goles de Peralta y Machín. Mientras que en su estadio, Huracán le ganó a Boca el 09/10/1994 por la fecha 6 del Apertura 1994, por 3 a 1, por los goles de Delgado, Barrios y Peletti.



En 12 de mayo

Jugados: 14
Ganados: 6
Empatados: 6
Perdidos: 2


Último antecedente: 2012 – Local – empate 0 a 0 ante Patronato (Paraná – Entre Ríos) por la fecha 33 de la B Nacional 2011/2012.

La curiosidad es que, en ese juego del 12 de mayo de 2012, el árbitro fue el mismo que en esta mañana: Fernando Rapallini.



Árbitro

Fernando Rapallini ha arbitrado a Huracán en 15 oportunidades desde 2012 hasta acá, registrando 2 triunfos, 3 empates y 10 derrotas. Arbitró al Globo en esta Superliga en la fecha 10, cuando como visitante Huracán venció a Chacarita por 2 a 0. Este último, fue uno de los únicos dos que logró ganar Huracán con este referí en cancha.


viernes, 11 de mayo de 2018

Un punto que se valorará a futuro


El punto logrado por el Globo en Córdoba se valorará o no tras el fin de semana que viene. En principio se puede decir que se ganó un punto, ya que Talleres lo tuvo a maltraer y fue nuevamente Marcos Díaz que con un par de salvadas sensacionales, logró que su arco se mantenga en cero y de esa forma rescatar el empate que deja a Huracán en la puerta de la clasificación al máximo torneo internacional.



Síntesis

Sábado 5 de mayo de 2018

Superliga Argentina – Fecha 26

Jugado en: Estadio Mario A. Kempes – Ciudad de Córdoba


Talleres (Córdoba) 0 – 0 Huracán


Goles: no hubo


Árbitro: Mauro Vigliano (regular)


Amonestados: Rojas, L. Godoy (T) / Salcedo, Pussetto, Araujo, Calello, Bogado (H)


Talleres (Córdoba): Guido Herrera; Leonardo Godoy, Javier Gandolfi, Carlos Quintana, Ian Escobar; Fernando Godoy, Pablo Guiñazú, Mauro Ortíz, Juan Ramírez; Joao Rojas, Junior Arias. DT: Frank Darío Kudelka

Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Saúl Salcedo, Martín Nervo, Pablo Álvarez; Mauro Bogado, Adrián Calello, Israel Damonte; Ignacio Pussetto, Nicolás Silva; Diego Mendoza. DT: Gustavo Alfaro.


Cambios: 14 2T Aldo Araujo por Ortíz (T) / 21 2T Santiago Silva por Rojas (T) / 24 2T Andrés Chávez / 34 2T Alexis Messidoro por Ramírez (T) / 38 2T Cristian Chimino por Bogado (H) / 42 2T Fernando Coniglio por Silva (H)


Figura del partido: Marcos Díaz



De las manos de Marcos Díaz y de su orden defensivo general, Huracán se trajo un difícil punto de Córdoba y se pone en la fecha final en la antesala y dependiendo de sí mismo, para lograr una clasificación al torneo continental más importante.

Desde el comienzo del juego, fue Talleres que tomó las riendas, volcando el juego por su banda izquierda de ataque, comandado por el peligroso Juan Ramírez en tándem con el ecuatoriano Joao Rojas. Araujo sufrió bastante el dos – uno constante que le provocaban, y el “eterno” Pablo Guiñazú manejaba los hilos de la mitad de la cancha. No obstante, transcurrida la media hora, Huracán lo emparejó, y si bien su nivel de riesgo fue bajo, ya que el juego se tornó parejo, tuvo situaciones un poco más concretas que el rival. En este sentido, influyó poco Pussetto, puesto a volante por derecha, con poco recorrido para llegar a posiciones de peligro. En definitiva, siempre Huracán deja hacer al contrario y lo espera, planteando su juego en ataque a partir de aprovechar el espacio que le ceden.

Al inicio de la segunda parte, y tal el arranque del juego, Talleres salió a buscar la victoria y complicó con un par de llegadas. Lentamente el juego se recompuso una vez para Huracán, pero sobre el final, cuando se preveía que nada pasaría, Talleres tuvo las opciones más claras. Allí apareció Marcos Díaz en toda su expresión, tapando instintivamente un par de situaciones frente a los delanteros rivales, que no pudieron doblegarlo. Final y un empate que, a la luz de los resultados de la fecha no estuvo mal, y que brinda un sabor positivo para llegar al cierre de una campaña a todas luces muy satisfactoria.


Para más detalles, dejo la crónica de Nicolás Ziccardi, de Soy Quemero.


Lo mejor para el final

Huracán igualó cero a cero ante Talleres en Córdoba sumando la unidad necesaria para asegurar su clasificación a la Copa Sudamericana 2019 y seguir dependiendo de sí mismo para transformarla en un ticket de acceso a la próxima Libertadores. El equipo construyó una actuación con muchos matices en la cual dominó y fue dominado, tuvo algunas situaciones claras de gol pero también volvió a apoyarse en el decisivo Marcos Díaz. Ahora el Globo buscará en el último partido de la Superliga, ante Boca en el Ducó, la victoria que lo meta en el máximo torneo continental.

Parada brava y determinante en el Mario Alberto Kempes de la capital cordobesa, allí donde el Club Atlético Huracán se presentaba ante el Club Atlético Talleres, de iguales intereses, con un panorama determinante: una victoria nos clasificaba para la próxima Copa Libertadores mientras que perder nos dejaba virtualmente eliminados. Gustavo Alfaro dispuso el regreso de Israel Damonte en lugar de Andrés Chávez como única modificación del once inicial en el triunfo ante Atlético Tucumán.

Huracán arrancó bien plantado en el campo de juego, con Ignacio Pussetto por banda izquierda y Nicolás Silva en la misma línea que Diego Mendoza siendo Mauro Bogado el cinco que más se movía por la derecha. Parecía que la temprana y apresurada amonestación a Saúl Salcedo incidiría en el desarrollo, sin embargo el central paraguayo mostró todavía mayor temple para convertirse casi de inmediato en el patrón del fondo Quemero.

El Globo empezó a parar el bloque de volantes cada vez más adelante pero esto benefició a la rápida salida de Talleres, como cuando Rojas limpió a Calello y Araujo por la banda, recibiendo una aparente infracción que Vigliano no entendió como penal. El vértigo que intentó imprimir el Matador mermó casi de inmediato y era Huracán quien parecía tener el partido controlado, moviendo la pelota con criterio con Israel Damonte como eje aunque sin el picante necesario para meter el puñal; de todas formas tuvimos la más clara del primer tiempo cuando Nicolás Silva penetró al área local tras bochazo largo que peinó Mendoza y sacó un perfecto zurdazo, casi sin ángulo, que Guido Herrera desvió a córner.

El propio golero de Talleres mostró varias dificultades para detener los centros que lanzó Huracán, aunque no tuvimos el olfato necesario para sacar mayor provecho. La segunda opción más clara también fue nuestra, ya con Pussetto retornando a la derecha, Silva habilitó la sorpresiva aparición de Calello pero Adrián, dentro del área, intentó un fallido pase a Mendoza que resultó desviado cuando todos pedíamos shot a puerta dado la inmejorable posición.

Talleres lo tuvo sobre el cierre con Mauro Ortiz, pero el ex Riestra no aprovechó el espacio que le regaló Pussetto y definió muy mal. Así cerró la primera mitad, y de haber público Quemero en Córdoba sin dudas hubiera despedido con aplausos al equipo. Huracán no se achicó, tomó la iniciativa durante mayor cantidad de minutos y logró las opciones más claras para anotar.

Ya en el complemento el trámite cambió. Talleres salió a quemar naves ante un Huracán más retrasado por mérito rival que por decisión propia, pero aún apretados el equipo no perdió compostura no solidez defensiva. Diego Mendoza tuvo un cabezazo que pudo llevar más peligro aunque la T logró una clarísima con Rojas probando los reflejos de Marcos Díaz; enseguida una súper nítida para nosotros, sin embargo la volea de Israel Damonte, tras otra buena maniobra de Silva, no fue limpia en altura del punto penal.

Huracán fue perdiendo el poco peso ofensivo que tenía y el ingreso de Andrés Chávez por Diego Mendoza nada modificó, incluso el peligro volvió a aparecer con un tiro libre largo de Mauro Bogado que picó realmente cerca del poste derecho de Herrera. Talleres recuperó peligrosidad en el cuarto de hora, y allí apareció nuestro ancho de espadas. Marcos Díaz le bloqueó un mano a mano en velocidad a Aldo Araujo.

Ojo que el Globo, amén a sus dificultades para elaborar juego asociado en campo rival, también se mostraba peligroso con un derechazo del decisivo Carlos Araujo que Guido Herrera salvó con rebote riesgoso. Pero hablábamos de Marcos, ese que se agigantó bloqueando un mano a mano luego que nuestro capitán se mancara de forma inexplicable dejando pasar a Aldo Araujo. Díaz también salvó un gol seguro luego que “Quebracho” Quintana, con clara infracción, cabeceara ante la tremenda volada de nuestro emblema.

Cristian Chimino ya estaba en cancha en reemplazo de Bogado (¿Era necesaria esa amarilla Mauro?) y Fernando Coniglio reemplazó al Mosquito Silva. Los últimos dos minutos de los cuatro adicionados por Vigliano se jugaron en las inmediaciones del área de un Talleres literalmente fundido, sin embargo Huracán tampoco tuvo el resto para aprovechar esta curiosísima situación. Solamente un centro defectuoso de Coniglio que Herrera descolgó perfecto cuando Chávez estaba solo y sin marca.

Final, empate cero a cero y un mundo de sensaciones sobre el partido. No dudo en afirmar que en líneas generales Huracán fue el mejor, contó con más situaciones de gol y logró contener a un equipo que claramente es más peligroso en el mano a mano. Por eso mi bronca, que debe ser la de muchos, de entender que con un poquito más de riesgo ofensivo podríamos habernos llevado todo.
Pero si recordamos nuestra lucha primaria este punto terminar siendo fantástico, ya que nos vuelve a meter en una Copa Internacional. Desde que regresamos a Primera llegamos a la última jornada de los torneos largos necesitando un resultado favorable para no irnos a la B, ahora precisamos ganar para volver a la Copa Libertadores de América; pequeña gran diferencia.

Veremos cómo llega Boca, y el resto de los equipos. Las posibilidades matemáticas varían e incluso podemos meternos perdiendo. Claro está que solo un triunfo nos permite no depender de nadie, por eso lo mejor llegará en el final de la Superliga.

Lo que también ya está decidido, más allá de las formas, es que este plantel y cuerpo técnico merecen una despedida acorde al tremendo esfuerzo realizado. Aplausos para cerrar una temporada soñada por pocos, y respaldo para que quede claro que no nos conformamos en búsqueda de mejorar pensando en lo que viene.



sábado, 5 de mayo de 2018

Un desafío para disfrutar y triunfar


Tras un par de temporadas en las que Huracán llegaba a los últimos dos juegos de la temporada con la soga al cuello, atorado por conseguir puntos para escapar al descenso, esta vez, la obsesión es la misma, pero la finalidad es otra. Huracán necesita de los tres puntos para llegar a la Copa Libertadores 2019 y tiene que ir a buscarlos a Córdoba, precisamente ante el rival que le disputa el cupo, el buen Talleres de nuestro conocido Darío Kudelka. Un lindo desafío para disfrutar y triunfar.

Este sábado 5 de mayo de 2018 desde las 17.45 horas, en el estadio Mario Kempes de la ciudad de Córdoba, bajo el arbitraje de Mauro Vigliano y la televisación de Fox Sports, juegan Talleres de Córdoba y Huracán, por la fecha 26 de la Superliga Argentina de Fútbol 2017 / 2018.




Una sola variante tendrá el conjunto de Gustavo Alfaro para este partido en Córdoba: el regreso al equipo titular de Israel Damonte en lugar de Andrés Chávez, modificando el esquema táctico a un 4-3-3, con Calello y Bogado en el eje central acompañando a Damonte. Además, el DT repite la lista de veinte convocados respecto del juego ante Atlético Tucumán.

Huracán jugaría con: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Saúl Salcedo, Martín Nervo, Pablo Álvarez;, Mauro Bogado, Adrián Calello, Israel Damonte; Ignacio Pussetto, Nicolás Silva; Diego Mendoza. El resto de los concentrados son: Manuel García, Cristian Chimino, Carlos Matheu, Federico Mancinelli, Patricio Toranzo, Daniel Montenegro, Ricardo Noir, Andrés Chávez y Fernando Coniglio. Dos de ellos quedarán fuera de los suplentes.



Una gran labor es la que viene realizando ya hace tres años Frank Darío Kudelka con Talleres de Córdoba, devolviéndolo del Federal A a la B Nacional, y de allí a Primera División, y depositándolo entre los mejores equipos de la temporada en la Superliga. No obstante esto, trae una racha no muy positiva, con cuatro derrotas y una victoria en sus últimos cinco juegos, trayendo del fin de semana una dolorosa derrota 0-3 con Unión en Santa Fe. Teniendo en cuenta tal situación, el DT realizaría varias modificaciones para recibir al Globo: hay dos variantes confirmadas respecto del equipo que perdió en Santa Fe, que son el regreso de Leonardo y Fernando Godoy por Tenaglia y Ojeda. Además, se prevé que realice tres cambios más: Escobar por Olaza (que presenta molestias físicas); Ortíz por Araujo y Arias por Santiago Silva. De esta forma, Talleres iría con: Guido Herrera; Leonardo Godoy, Javier Gandolfi, Carlos Quintana, Ian Escobar; Fernando Godoy, Pablo Guiñazú, Juan Ramírez; Mauro Ortiz, Junior Arias, Joao Rojas. El resto de los convocados son: Mauricio Caranta, Juan Cruz Komar, Franco Malagueño, Lucas Olaza, Joel Soñora, Aldo Araujo, Cristian Ojeda, Alexis Messidoro y Santiago Silva. Dos de ellos quedarán fuera de los suplentes.



Historial General

PJ
G
E
P
GaF
GeC
Primera División – Era Profesional
40
12
14
14
62
69
Ascenso
8
4
2
2
10
8
Total General
48
16
16
16
72
77


En el historial general, Huracán y Talleres se encuentran extremadamente parejos. Se enfrentaron 48 veces, con 16 triunfos del Globo, 16 derrotas y 16 empates, con 72 tantos convertidos y 77 recibidos. En total, fueron 40 en la Primera División y 8 en el ascenso. En condición de visitante, se disputaron 24 encuentros, de los que Huracán ganó 6, perdió 11 y empató 7, con 32 goles convertidos y 45 recibidos.

El último juego en el historial, se jugó con Huracán en condición de local, 16/12/2016 por la fecha 14 del torneo 2016-2017 con una victoria por 1 a 0, con gol de Lucas Chacana. El anterior, fue el último jugado en condición de visitante, el 26/05/2014 por la fecha 40 de la B Nacional 2013/2014 y fue empate 0-0. En tanto que, la última victoria del Globo ante este rival de visitante, fue el 23/10/2006, por la fecha 12 del Apertura 2006 de la B Nacional, por 2 a 1 con dos goles de Joaquín Larrivey.



En 5 de mayo

Jugados: 18
Ganados: 8
Empatados: 5
Perdidos: 5


Último antecedente: 2013 – Visitante – 1 a 0 ante Independiente Rivadavia de Mendoza por la fecha 32 de la B Nacional 2012/2013.

La curiosidad es que, en ese juego del 5 de mayo de 2013, el árbitro fue el mismo que en esta tarde: Mauro Vigliano.



Árbitro

Mauro Vigliano ha arbitrado a Huracán en 14 oportunidades desde 2010 hasta acá, registrando 3 triunfos, 6 empates y 5 derrotas. Arbitró al Globo en esta Superliga en la fecha 2 como local cuando Huracán venció a Newells por 1 a 0. Es de recordar, que Vigliano fue quien arbitró la final de la Copa Argentina 2014 en noviembre de 2014.


martes, 1 de mayo de 2018

Daniel MONTENEGRO es historia en HURACÁN


Los números también muchas veces sirven para marcar hitos, y para que la historia se reescriba y sus personajes se recuerden para siempre.



La trayectoria de Daniel Gastón Montenegro tuvo variados condimentos a través de los años. Entre Huracán, Independiente, River y el exterior, el “Rolfi” hilvanó una larga trayectoria con más altos que bajos. Hoy para algunos quemeros es un personaje más que querible y admirado, y para otros, marcado y visto reaciamente de reojo. Yo me encuentro en el primero de los grupos.

Pero no quiero dilucidar el significado de Montenegro para el sentimiento del hincha quemero, sino que quiero remarcar dos hitos que lo enmarcan en la historia del fútbol de Huracán.

Ya hace un año atrás, el “10 quemero” se convirtió en el primer y único jugador en el club, que cumplía 20 años, entre el día de su debut y su último partido. Hoy ya son 21, marcando un récord en los casi 110 años de historia de la institución.

Pero este pasado 28 de abril, al ingresar a falta de diez minutos para el final del partido con Atlético Tucumán, marcó un segundo hito, quebrando un récord que traía ¡94 años de historia!

Daniel Gastón Montenegro es el jugador de mayor edad que vistió la camiseta de Huracán en sus 110 años de historia.

En este 28 de abril, Montenegro jugó con 39 años y 31 días de edad. Supera por sólo un día, al ex jugador, DT y uno de los emblemas fundacionales del club, el salteño José Manuel Durand Laguna, quien jugó su último partido el 7 de diciembre de 1924, a la edad de 39 años y 30 días.

Dos hitos, dos récords, que sin duda alguna dejan a Montenegro, grabado en la historia del club para siempre.



Los goles de taco en HURACÁN


Los recuerdos se atan con los números y las estadísticas. Y los hechos, muchas veces traen esos recuerdos, al día de hoy.

En este Huracán – Atlético Tucumán, uno de los goles llamó la atención de todos por cómo había sido convertido, devolviendo recuerdos para traerlos al día de hoy.



El segundo gol del Globo, convertido por Pablo Álvarez a los diez minutos del segundo tiempo para el 2 a 1 parcial, fue bastante particular, ya que no es común que se vea un tipo de definición como esa. Centro a rastrón y fuerte de Mauro Bogado desde la derecha y Álvarez, picando en diagonal al borde del área menor, que pasa su pie derecho por detrás del izquierdo, para impactar con el taco la pelota, desviarla y así desorientar a Batalla y convertir.

Inmediatamente, a muchos quemeros les surgió la inquietud, y muchos otros enseguida recordaron, el antecedente más cercano de un gol de similares características. Si bien los registros históricos no guardan este tipo de datos, si los guarda la memoria.

Noche lluviosa, cancha embarrada. Era 16 de abril de 2002 y por la fecha 14 del Clausura 2002 de primera división, Huracán dirigido por Miguel Brindisi, que traía un andar irregular (con buenas victorias y caídas estrepitosas) y un Daniel Montenegro en su máximo esplendor (en su segundo paso por el club), enfrentaba a un Independiente que, con Américo Gallego en el banco, se venía derrumbando, pero que meses después sería campeón, también con Montenegro en sus filas.

De entrada nomás pegó Huracán con “Rolfi” y luego con Lucho González. El dominio era claro, y a los treinta y cinco de ese primer tiempo, un tiro libre para el Globo, a veinticinco metros del arco, levemente volcado a la derecha, lo toma Daniel Montenegro. Casi todos los delanteros y defensores esperaban el centro al segundo palo, salvo Fernando Moner, el pelado, uno de los líderes de ese equipo, que se paró en el punto del penal. Montenegro ejecutó un remate rastrero en diagonal, justo donde estaba Moner, que anticipó a su marca, y tal como Álvarez, pero dieciséis años antes, pasó su pie derecho por detrás del izquierdo y desvió la pelota con su talón para que se clave bien abajo y lejos del golero rojo, el muy alto, Darío Sala. Ese partido, a los catorce del segundo tiempo fue suspendido por incidentes en la tribuna local, con el Globo venciendo 4 a 0 y nunca continuó

Dos laterales izquierdos, con goles de factura poco común y dieciséis años de diferencia.

Existe otro antecedente anterior, gol del que no hay mayor literatura más que el dato: el 29 de enero de 1983, por la anteúltima fecha del torneo metropolitano 1982, Huracán caía en Vicente López ante Platense 4 a 2, y en el minuto final de la primera etapa, Miguel Ángel Converti, wing izquierdo quemero (de extensa campaña en el fútbol colombiano), convirtió con el taco, el 2 a 1 parcial para el descuento quemero.

Algunos rememoran un gol de Rodrigo Battaglia en Corrientes en el año 2012 ante Boca Unidos, qué con un anticipo en el primer palo tras un córner, tocó la pelota de forma poco ortodoxa con el lateral externo de su pie izquierdo en el aire, muy cerca del talón, por lo que no se lo puede elevar a la misma categoría que los mencionados.