sábado, 24 de septiembre de 2016

La obligación aumenta

Cada partido, la obligación aumenta. Sólo pasaron tres jornadas, pero la exigencia y la expectativa del quemero en general, se acrecienta ante las actuaciones que se vieron del equipo en este comienzo del campeonato. Todos los actores coincidieron, en que queda mucho para mejorar y que el “trabajo” en la semana es la fórmula. Ante Sarmiento de Junín, y en casa, llega la hora de demostrar y sumar puntos de a tres.

Lugar: Estadio Tomás A. Ducó - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Condición: Local
Fecha: Sábado 24 de setiembre de 2016
Hora: 20.15
Árbitro: Fernando Rapallini
Rival: Sarmiento (Junín)
Primera División - Fecha 4
Televisa: TV Pública



La baja de Ignacio Pussetto al resentirse de su esguince de tobillo y el regreso a la lista de convocados de Federico Mancinelli y Mauro Bogado, tras sus molestias físicas, son las novedades de un plantel que irá ante Sarmiento a buscar su primera victoria en el campeonato. En tren de especulaciones, como siempre Domínguez nada informa hasta poco antes del juego, el “Pelado” es una “fija” para volver al once inicial dejando a Luca Sosa fuera del equipo; y el mayor candidato a ocupar el puesto de volante por la banda derecha, ante la salida de Pussetto, es el ecuatoriano Julio Angulo, siendo otra posibilidad, el ingreso de Bogado, que será evaluado hasta último momento, para dilucidar si está para ingresar entre los iniciales. 

El resto del equipo sería el mismo que comenzó ante Tigre, aunque hay dudas entre Barrales o Mendoza para el puesto de delantero central y como siempre, entre Araujo y Romat en el lateral derecho. Es novedad, la primera convocatoria en el torneo de Lucas Chacana.


Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Ezequiel Garré
Mariano González, Matías Fritzler
Julio Angulo, Patricio Toranzo, Daniel Montenegro
Diego Mendoza

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo tres que quedarán fuera): Gonzalo Marinelli, Nicolás Romat, Mario Risso, Luca Sosa, Lucio Compagnucci, Leandro Díaz, Mauro Bogado, Alejandro Romero Gamarra, Lucas Chacana y Jerónimo Barrales.




Sarmiento, el equipo de Gabriel Schurrer, se encuentra con sobrados intereses de sumar la mayor cantidad de puntos para escaparle al descenso, que lo acecha desde la primera fecha. Arrancó de forma dispar, con victoria, derrota y empate, y llega a Parque Patricios con una sola modificación respecto del conjunto que igualó como local ante Newells: no estará el ex San Lorenzo y River Jonathan Santana, que con molestias musculares no viajó a Buenos Aires y será reemplazado por ex Quilmes Lucas Pérez Godoy. Entre los titulares del “verde” de Junín, se observa a los ex Huracán Walter Busse y Leandro Nicolás Díaz, éste último recordado por su muy bajo rendimiento y por su expulsión en la final por el ascenso en 2014 cuando defendía los colores de Atlético Tucumán.





Sarmiento (Junín)

Julio Chiarini
Alexis Niz, Francisco Dutari, Nicolás Bianchi Arce, Guillermo Cosaro
Hamilton Pereira, Lucas Pérez Godoy
Gonzalo Di Renzo, Walter Busse, Kevin Mercado
Leandro Nicolás Díaz

Son parte de los concentrados y serán suplentes (salvo uno de ellos que quedarán fuera): Javier Burrai, Guillermo Ferracutti, Lucas Suárez, Renzo Spinaci, Patricio Vidal, Adrian Balboa, Héctor Cuevas y Bruno Vides.



El Globo y el “verde de Junínr” ya se han enfrentado en 13 ocasiones, 5 en primera división y 8 en la B Nacional. Del total de esos juegos , 7 los ganó Huracán, 3 fueron derrotas y también 3 los empates. En total, son 20 los goles anotados por el Globo y 11 los recibidos. En tanto que como local, son 7 los partidos que se disputaron, con 6 victorias de Huracán y un empate.

El último partido ante este equipo, fue por la fecha 28 del torneo 2015 de primera división, el 16 de octubre, fue triunfo del Globo por 3 a 0 (Toranzo, Ábila y Bogado de penal), y tuvo como protagonista también, al mismo árbitro que en esta ocasión, Fernando Rapallini. La última derrota ante este rival (0-1), fue el 19/11/2013 como visitante en la B Nacional 2013/2014.


En 24 de setiembre

Jugados: 15
Ganados: 5
Empatados: 2
Perdidos: 9

Último antecedente: 2012 – Visitante, 0-1 con Instituto en Córdoba por la fecha 7 de la B Nacional 2012/2013.

Hace dos partidos que Huracán no gana en este día. La última vez fue en 1995 ante Belgrano de Córdoba como local y por 2 a 1. Ese fue, el último de los 6 juegos en 24 de setiembre desde hace 35 años hasta acá que ganó el Globo. 

Como curiosidad, en esta fecha, pero en 1939, se consumó una de las mayores goleadas de la historia, al vencer a Argentino de Quilmes por 7 a 1 (ese día hizo 4 goles Herminio Masantonio).



Árbitro

Fernando Rapallini

Ya arbitró 10 veces a Huracán, con una extraña particularidad: de esos 10 juegos, Huracán solo ganó uno (7 derrotas y 2 empates), y fue justamente ante Sarmiento de Junín, el juego mencionado anteriormente, en 2015. Pero éste no es el último que nos arbitró, sino lo fue el clásico como local de este año, por la fecha 5 del Transición 2016, el 27 de febrero pasado, que terminó 1 a 1 con el gol al cierre de Ramón Ábila.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Perdiendo el tiempo y varios puntos

Tercer partido consecutivo de actuación preocupante. Otra vez un planteo que tácticamente se hizo incomprensible, contra un rival que incluso nos superó desde la velocidad en el traslado del balón y que nos regaló un punto en la última jugada del partido, perdiendo las marcas ante un balón suelto en el área. Huracán empató con Tigre y sigue dejando puntos por el camino.





Síntesis


Viernes 19 de setiembre de 2016

Primera División  - Fecha 3

Jugado en: Estadio José Dellagiovanna – Tigre - Provincia de Buenos Aires


Tigre 1 - 1 Huracán



41 1T: Carlos Luna (T) de cabeza cruzado vence a Díaz, tras córner de Morales que Echeverría bajó de cabeza hacia el medio del área.

48 2T Hugo Nervo (H), con remate de derecha fuerte al medio del arco, luego que Mendoza baja de cabeza un pelotazo al área de Sosa.


Árbitro: Diego Abal (regular)

AmonestadosCastro (T) / Fritzler, Barrales (H)


Tigre: Nelson Ibañez; Martín Galmarini, Mariano Echeverría, Erick Godoy, Diego Sosa; Lucas Menossi, Gaspar Iñiguez; Sebastián Rincón, Diego Morales, Lucas Janson; Carlos Luna

Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Martín Nervo, Luca Sosa, Ezequiel Garré; Mariano González, Matías Fritzler; Ignacio Pussetto, Patricio Toranzo, Daniel Montenegro; Diego Mendoza. DT: Eduardo Domínguez.



Cambios: 15 2T Alejandro Romero Gamarra por Toranzo (H) / 22 2T Alexis Castro por Menossi (T) / 25 2T Jerónimo Barrales por Pussetto (H) / 26 2T Emiliano Ellacópulos por Janson (T) / 33 2T Julio Angulo por Montenegro (H) / 34 2T Ramón Mierez por Luna (T).




Figura del partido: Diego Morales (T)

Figura de Huracán: Matías Fritzler



Variadas son las circunstancias que pueden observarse en la muy floja labor del equipo ante Tigre, sumando en la tercera jornada del torneo, tres actuaciones olvidables, ante rivales ante los cuáles era necesario sumar buena cantidad de puntos. Una, tal vez la que más resalta a la vista del quemero, es la debilidad extrema del esquema táctico que muestra el Globo. Durante 2015, el “dibujo 4-2-3-1”, se sostenía básicamente en que ese “1”, había nacido para ese lugar. Las características del juego de Ábila, se adecuaban a las asistencias que desde las bandas (en el caso de Espinoza, el ejemplo más claro) o por el centro Toranzo u otro volante le proveían; o al castigo de navegar sólo y arreglárselas entre los centrales sacando petróleo de las piedras... Además, la zona defensiva, en especial por las bandas era mucho mejor sostenida que ahora, todo sumado a que el rendimiento de algunas de las figuras decayó.

En este panorama, insistir en el mismo camino, es chocar contra una pared. El juego no fluye y se hace lento, y por momentos Fritzler es quien “aguanta los trapos”. Y aquí se planta otro de los aspectos a resaltar, ya que si bien el equipo no se nota flojo en la cuestión física, los rivales lo pasan por encima en el ritmo. Aún aquellos que futbolísticamente no son mucho más que Huracán.

Ante Tigre, en especial en la primera parte, Huracán fue superado claramente, y el gol que llegó hacia el final de la etapa de Luna, entregaba justicia al resultado. Hasta ahí, Marcos Díaz era la razón del empate.

En la segunda parte, sobre todo a partir del ingreso de Romero Gamarra y Barrales, el ritmo y la búsqueda se acrecentaron, aunque sin juego asociado y con arrestos aislados. Huracán contó con la suerte que el rival fue decayendo, sin quererlo retrocediendo, y que no acertó en la contra. Por esto, el gol de Nervo en la arremetida final, a falta de un segundo para cerrar el tiempo adicional, fue un baldazo de agua fría para el local, y un bálsamo para el Globo, que tiene demasiado por enderezar.



Para una mayor comprensión, dejo trascripto el análisis del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero:


Problemas Técnicos
Huracán rescató un agónico punto en Victoria, luego de hacer otro partido muy pobre. El Globo volvió a sufrir la falta de un hilo conductor en el planteo, Tigre aprovechó el desconcierto y se puso en ventaja durante la primera mitad. Los cambios no modificaron la ecuación pero el empellón de Martín Nervo en el último segundo evito una caída segura. Hay muchísimo por mejorar, mientras los cotejos siguen pasando.


Tercera presentación por el campeonato para este Huracán en transición, que viene ofreciendo realmente muy poco y no encuentra fútbol más allá de tampoco conseguir resultados. Partido nuevo mediocampo nuevo, parece ser la premisa entre lesiones y malas decisiones en el mercado. Mariano González apenas delante de Fritzler, Bogado afuera por lesión, Toranzo por izquierda y el Rolfi Montenegro del centro a su derecha. Pussetto como volante por derecha estático y la novedad de Diego Mendoza como titular.


El primer cuarto de hora fue terrorífico para el Globo, Tigre tomó la iniciativa con convicción y se lo terminó llevando puesto. Una insólita falla de Nervo y Garré dejó solo a Rincón, pero entre Marcos y su palo izquierdo se evitó la temprana desventaja. Huracán zafó de la tormenta para pisar el área rival por primera vez en la tarde, buen centro de Montenegro para que Mendoza ensaye una pirueta Wanchopera sin demasiado éxito.


Sin precisión el equipo comenzó a pisar mejor la cancha, la defensa encontró algunas respuestas y Mariano González fue más claro para jugar el balón corto. Montenegro recibe un centro pasado dentro del área para jugar una volea que termina desviada. Fue el propio Rolfi quien gestó la oportunidad más clara de la primera mitad, un gran pase entre líneas que Diego Mendoza olfateó excelentemente bien, pero definió muy mal tras la apresurada salida del portero Ibáñez.


Los últimos quince volvieron a ser favorables para Tigre, que hacía gala de la velocidad de sus volantes para sortear con poco un mediocampo Quemero cada vez más lento, solamente sostenido en el oficio de Matías Fritzler. Marcos Díaz sacó una con los pies, una con las manos y no logró contener la tercera, ese cabezazo de Carlos Luna que puso en ventaja al Matador. Echeverría gana con facilidades la pelota desde el córner y el delantero se impone tanto a Nervo como a Garré, para colocar la pelota a gusto. Ganaba el local a minutos del descanso y estaba bien.


El complemento comenzó sin cambios y con una oportunidad clarísima para empatar, unipersonal de Pussetto para llevarse la pelota a los tumbos y buen centro a la olla que Diego Mendoza no logra conectar. Lejos de capitalizar favorablemente el envión de palpar el empate Huracán volvió a perderse en un circuito de juego indefinido, Toranzo tenía la imprecisión como bandera y los únicos capaces de romper líneas eran Montenegro y Fritzler, que no podían cerrar productivamente sus participaciones.


Cambio cantado en quince minutos, Romero Gamarra por Toranzo. Kaku amagó a cambiar el partido, pero tardó muy poco en amalgamarse con el discretísimo nivel del equipo. Aun así el hábil zurdo tuvo su bala de plata, gestada a medias entre las facilidades para el pívot de Mendoza y la lucidez de Montenegro. Alejandro recibió solo en diagonal al área chica pero su remate al primer palo se estrelló contra la red lateral externa.


Barrales por el cansado Pussetto y Huracán que afrontaba los últimos veinte minutos con dos nueves, pero con muy poco juego. Algunas luces entre Montenegro y Romero Gamarra, que tardaban segundos en apagarse. Garré y Araujo eran quienes adelantaban al equipo con sus proyecciones, pero ambos tenían grandes dificultades para generar avances positivos. El ingreso de Julio Ángulo por Montenegro terminó de matar la gesta futbolística del Globo, que ya ni siquiera se acercaba al arco de Ibáñez.


Tigre tuvo el segundo en varios contragolpes, entre Marcos Díaz, los centrales y Fritzler lograron mantener la desventaja mínima. Barrales se mostraba claramente en inferioridad física y todos los caminos conducían a la derrota. Sin embargo y en la última jugada del partido, Huracán se encontraría con el gol como quien encuentra agua en el desierto.


Luca Sosa mete la segunda pelota al área rival con un zurdazo bombeado pero direccionado. Diego Mendoza salta entre sus marcadores para peinarla y encontrar el sorpresivo ingreso de Hugo Martín Nervo. El capitán mete un derechazo certero para vencer la resistencia de Ibáñez, anotar su primer gol con nuestra camiseta y asegurar un agónico empate en el segundo final del juego. Empató Huracán contra todo pronóstico.


La parda evapora la amargura del resultado adverso, pero no logra hacer que nos desentendamos de una nueva producción muy pobre de Huracán. El Globo juega como si no hubiera realizado pretemporada, demuestra ser un equipo en formación y preocupa por la falta de variantes tácticas que muestra. Carece de volumen futbolístico, de opciones ofensivas y sufre con poco en defensa.


Que la agonía del empate sirva para tomar fuerzas de cara a una nueva presentación como local. Será difícil volver a tolerar una actuación con tantas dudas conceptuales, con un equipo totalmente deshilachado.

Perdiendo el tiempo y varios puntos

Tercer partido consecutivo de actuación preocupante. Otra vez un planteo que tácticamente se hizo incomprensible, contra un rival que incluso nos superó desde la velocidad en el traslado del balón y que nos regaló un punto en la última jugada del partido, perdiendo las marcas ante un balón suelto en el área. Huracán empató con Tigre y sigue dejando puntos por el camino.





Síntesis


Viernes 19 de setiembre de 2016

Primera División  - Fecha 3

Jugado en: Estadio José Dellagiovanna – Tigre - Provincia de Buenos Aires


Tigre 1 - 1 Huracán



41 1T: Carlos Luna (T) de cabeza cruzado vence a Díaz, tras córner de Morales que Echeverría bajó de cabeza hacia el medio del área.

48 2T Hugo Nervo (H), con remate de derecha fuerte al medio del arco, luego que Mendoza baja de cabeza un pelotazo al área de Sosa.


Árbitro: Diego Abal (regular)

AmonestadosCastro (T) / Fritzler, Barrales (H)


Tigre: Nelson Ibañez; Martín Galmarini, Mariano Echeverría, Erick Godoy, Diego Sosa; Lucas Menossi, Gaspar Iñiguez; Sebastián Rincón, Diego Morales, Lucas Janson; Carlos Luna

Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Martín Nervo, Luca Sosa, Ezequiel Garré; Mariano González, Matías Fritzler; Ignacio Pussetto, Patricio Toranzo, Daniel Montenegro; Diego Mendoza. DT: Eduardo Domínguez.


Cambios: 15 2T Alejandro Romero Gamarra por Toranzo (H) / 22 2T Alexis Castro por Menossi (T) / 25 2T Jerónimo Barrales por Pussetto (H) / 26 2T Emiliano Ellacópulos por Janson (T) / 33 2T Julio Angulo por Montenegro (H) / 34 2T Ramón Mierez por Luna (T).



Figura del partido: Diego Morales (T)

Figura de Huracán: Matías Fritzler


Variadas son las circunstancias que pueden observarse en la muy floja labor del equipo ante Tigre, sumando en la tercera jornada del torneo, tres actuaciones olvidables, ante rivales ante los cuáles era necesario sumar buena cantidad de puntos. Una, tal vez la que más resalta a la vista del quemero, es la debilidad extrema del esquema táctico que muestra el Globo. Durante 2015, el “dibujo 4-2-3-1”, se sostenía básicamente en que ese “1”, había nacido para ese lugar. Las características del juego de Ábila, se adecuaban a las asistencias que desde las bandas (en el caso de Espinoza, el ejemplo más claro) o por el centro Toranzo u otro volante le proveían; o al castigo de navegar sólo y arreglárselas entre los centrales sacando petróleo de las piedras... Además, la zona defensiva, en especial por las bandas era mucho mejor sostenida que ahora, todo sumado a que el rendimiento de algunas de las figuras decayó.

En este panorama, insistir en el mismo camino, es chocar contra una pared. El juego no fluye y se hace lento, y por momentos Fritzler es quien “aguanta los trapos”. Y aquí se planta otro de los aspectos a resaltar, ya que si bien el equipo no se nota flojo en la cuestión física, los rivales lo pasan por encima en el ritmo. Aún aquellos que futbolísticamente no son mucho más que Huracán.

Ante Tigre, en especial en la primera parte, Huracán fue superado claramente, y el gol que llegó hacia el final de la etapa de Luna, entregaba justicia al resultado. Hasta ahí, Marcos Díaz era la razón del empate.

En la segunda parte, sobre todo a partir del ingreso de Romero Gamarra y Barrales, el ritmo y la búsqueda se acrecentaron, aunque sin juego asociado y con arrestos aislados. Huracán contó con la suerte que el rival fue decayendo, sin quererlo retrocediendo, y que no acertó en la contra. Por esto, el gol de Nervo en la arremetida final, a falta de un segundo para cerrar el tiempo adicional, fue un baldazo de agua fría para el local, y un bálsamo para el Globo, que tiene demasiado por enderezar.


Para una mayor comprensión, dejo trascripto el análisis del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero:

Problemas Técnicos
Huracán rescató un agónico punto en Victoria, luego de hacer otro partido muy pobre. El Globo volvió a sufrir la falta de un hilo conductor en el planteo, Tigre aprovechó el desconcierto y se puso en ventaja durante la primera mitad. Los cambios no modificaron la ecuación pero el empellón de Martín Nervo en el último segundo evito una caída segura. Hay muchísimo por mejorar, mientras los cotejos siguen pasando.
Tercera presentación por el campeonato para este Huracán en transición, que viene ofreciendo realmente muy poco y no encuentra fútbol más allá de tampoco conseguir resultados. Partido nuevo mediocampo nuevo, parece ser la premisa entre lesiones y malas decisiones en el mercado. Mariano González apenas delante de Fritzler, Bogado afuera por lesión, Toranzo por izquierda y el Rolfi Montenegro del centro a su derecha. Pussetto como volante por derecha estático y la novedad de Diego Mendoza como titular.
El primer cuarto de hora fue terrorífico para el Globo, Tigre tomó la iniciativa con convicción y se lo terminó llevando puesto. Una insólita falla de Nervo y Garré dejó solo a Rincón, pero entre Marcos y su palo izquierdo se evitó la temprana desventaja. Huracán zafó de la tormenta para pisar el área rival por primera vez en la tarde, buen centro de Montenegro para que Mendoza ensaye una pirueta Wanchopera sin demasiado éxito.
Sin precisión el equipo comenzó a pisar mejor la cancha, la defensa encontró algunas respuestas y Mariano González fue más claro para jugar el balón corto. Montenegro recibe un centro pasado dentro del área para jugar una volea que termina desviada. Fue el propio Rolfi quien gestó la oportunidad más clara de la primera mitad, un gran pase entre líneas que Diego Mendoza olfateó excelentemente bien, pero definió muy mal tras la apresurada salida del portero Ibáñez.
Los últimos quince volvieron a ser favorables para Tigre, que hacía gala de la velocidad de sus volantes para sortear con poco un mediocampo Quemero cada vez más lento, solamente sostenido en el oficio de Matías Fritzler. Marcos Díaz sacó una con los pies, una con las manos y no logró contener la tercera, ese cabezazo de Carlos Luna que puso en ventaja al Matador. Echeverría gana con facilidades la pelota desde el córner y el delantero se impone tanto a Nervo como a Garré, para colocar la pelota a gusto. Ganaba el local a minutos del descanso y estaba bien.
El complemento comenzó sin cambios y con una oportunidad clarísima para empatar, unipersonal de Pussetto para llevarse la pelota a los tumbos y buen centro a la olla que Diego Mendoza no logra conectar. Lejos de capitalizar favorablemente el envión de palpar el empate Huracán volvió a perderse en un circuito de juego indefinido, Toranzo tenía la imprecisión como bandera y los únicos capaces de romper líneas eran Montenegro y Fritzler, que no podían cerrar productivamente sus participaciones.
Cambio cantado en quince minutos, Romero Gamarra por Toranzo. Kaku amagó a cambiar el partido, pero tardó muy poco en amalgamarse con el discretísimo nivel del equipo. Aun así el hábil zurdo tuvo su bala de plata, gestada a medias entre las facilidades para el pívot de Mendoza y la lucidez de Montenegro. Alejandro recibió solo en diagonal al área chica pero su remate al primer palo se estrelló contra la red lateral externa.
Barrales por el cansado Pussetto y Huracán que afrontaba los últimos veinte minutos con dos nueves, pero con muy poco juego. Algunas luces entre Montenegro y Romero Gamarra, que tardaban segundos en apagarse. Garré y Araujo eran quienes adelantaban al equipo con sus proyecciones, pero ambos tenían grandes dificultades para generar avances positivos. El ingreso de Julio Ángulo por Montenegro terminó de matar la gesta futbolística del Globo, que ya ni siquiera se acercaba al arco de Ibáñez.
Tigre tuvo el segundo en varios contragolpes, entre Marcos Díaz, los centrales y Fritzler lograron mantener la desventaja mínima. Barrales se mostraba claramente en inferioridad física y todos los caminos conducían a la derrota. Sin embargo y en la última jugada del partido, Huracán se encontraría con el gol como quien encuentra agua en el desierto.
Luca Sosa mete la segunda pelota al área rival con un zurdazo bombeado pero direccionado. Diego Mendoza salta entre sus marcadores para peinarla y encontrar el sorpresivo ingreso de Hugo Martín Nervo. El capitán mete un derechazo certero para vencer la resistencia de Ibáñez, anotar su primer gol con nuestra camiseta y asegurar un agónico empate en el segundo final del juego. Empató Huracán contra todo pronóstico.
La parda evapora la amargura del resultado adverso, pero no logra hacer que nos desentendamos de una nueva producción muy pobre de Huracán. El Globo juega como si no hubiera realizado pretemporada, demuestra ser un equipo en formación y preocupa por la falta de variantes tácticas que muestra. Carece de volumen futbolístico, de opciones ofensivas y sufre con poco en defensa.
Que la agonía del empate sirva para tomar fuerzas de cara a una nueva presentación como local. Será difícil volver a tolerar una actuación con tantas dudas conceptuales, con un equipo totalmente deshilachado.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Sumar desde el funcionamiento

El objetivo es mejorar. De la mano de la mejora en el funcionamiento, del ensamble de los nuevos jugadores con la levantada del nivel de alguno de los “viejos”, los resultados tienen que llegar. No son necesarios los vedetismos, ni hacerle notar nada a nadie. Hay que volver a recorrer varios de los pasajes del último año, que nos dieron más de una satisfacción, resultados y puntos. Huracán visita a Tigre, que no arrancó nada bien, por la tercera jornada de la temporada 2016-2017

Lugar: Estadio José Dellagiovana – Tigre – Prov. de Buenos Aires
Condición: Visitante
Fecha: Lunes 19 de setiembre de 2016
Hora: 19
Árbitro: Diego Abal
Rival: Tigre
Primera División - Fecha 3
Televisa: DeporTV y Crónica TV


Ya con un plantel armado, sin más nadie por llegar, es hora de seguir trabajando. Para el juego ante Tigre, llegan con dificultades físicas dos supuestos “titulares” en el pensamiento de Domínguez: Federico Mancinelli, quien por un golpe en el pie, quedó definitivamente descartado del juego ante Tigre y no está entre los concentrados; e Ignacio Pussetto, que ya está mejorado de la esguince que había soportado en su tobillo en el último juego y si está convocado.

Claro está, el DT no da ninguna precisión del equipo que pondrá en cancha, pero las mayores dudas pasan por saber si finalmente utilizará a Barrales como referencia de área o seguirá insistiendo con los planteos de los dos juegos anteriores; si Pussetto puede ser parte de los titulares y si Araujo o Romat ocuparán la banda derecha de la defensa. Lo concreto es que Luca Sosa se mantendrá entre los titulares en lugar del lesionado Mancinelli.


Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Luca Sosa, Ezequiel Garré
Mauro Bogado, Matías Fritzler
Julio Angulo, Daniel Montenegro, Alejandro Romero Gamarra
Jerónimo Barrales

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo dos que quedarán fuera): Gonzalo Marinelli, Nicolás Romat, Mario Risso, Lucio Compagnucci, Patricio Toranzo, Leandro Díaz, Mariano González, Ignacio Pussetto y Diego Mendoza.


Tigre, con Pedro Troglio en el banco, no ha tenido un buen comienzo de torneo, y además, tiene algunas de sus principales figuras con lesiones (Oliver Benítez y Federico González), y algunas de ellas importantes como Javier García y Juan Carlos Blengio con varios meses de parate. Para el juego ante el Globo, Lucas Wilchez reemplazará al mencionado González y Jorge Rodríguez ingresaría por Iñiguez, siendo el resto del equipo, el que perdió con Newells en Rosario.


Tigre

Nelson Ibáñez
Martín Galmarini, Erik Godoy, Mariano Echeverría, Diego Sosa
Lucas Wilchez, Lucas Menossi, Kevin Itabel, Jorge Rodríguez, Diego Morales
Lucas Janson

Son parte de los concentrados y serán suplentes (salvo uno de ellos que quedarán fuera): Adrian Gabbarini, Paulo Lima, Gaspar Iñiguez, Alexis Castro, Emiliano Ellacópulos, Carlos Luna, Sebastián Rincón y Ramón Mieres.



El Globo y el “matador” ya han tenido 84 enfrentamientos, 66 de ellos en primera división, de los cuales 8 fueron en la era amateur y 58 en la profesional; además hay 14 encuentros en el ascenso, 2 por copas oficiales no regulares (Copa Suecia 1958) y 2 más por torneos internacionales (Sudamericana 2015). En la general, se cuentan 48 victorias, 22 derrotas y 14 empates, con 160 tantos marcados y 106 recibidos.

El último partido ante este equipo, se dio como visitante por la fecha 2 del torneo Transición 2016, el 16 de marzo de este año y fue triunfo 2 a 1 con los goles de Montenegro y Mariano González. De los últimos 10 encuentros ante este rival, 5 fueron triunfos, 4 derrotas y sólo un empate.



En 19 de setiembre

Jugados: 13
Ganados: 5
Empatados: 4
Perdidos: 4

Último antecedente: 2015 – Visitante, 0-0 con Aldosivi en Mar del Plata, por la fecha 25 del torneo de ese año.

Los dos últimos partidos de Huracán en 19 de setiembre fueron de visitante y terminaron 0-0 (también con Lanús en 2008).  La última vez que Huracán ganó en esta fecha, fue el partido anterior a esos, en 1999 de local ante Central Córdoba de Rosario por 1 a 0.

Como curiosidad, de los 13 juegos de Huracán en 19 de setiembre, sólo 4 fueron visitante y el Globo no ganó ninguno (tres emptes 0-0 y una derrota).



Árbitro

Diego Abal


Es uno de los árbitros en actividad con más antecedentes pitando a Huracán. Suma 23 encuentros y de ellos, 9 fueron triunfos, también 9 fueron derrotas y 5 empates. El último de ellos, fue el 16 de abril del corriente año, en la derrota como visitante 0-1 con Newells en Rosario, por la fecha 11 del torneo pasado; en tanto que el anterior había sido victoria, en la fecha 6 ante Estudiantes por 1 a 0.

Otra vez, sopa...

Nuevamente Huracán rifó 45 minutos y se dispuso tácticamente a jugar sin delantero definido, ante un rival en formación, con problemas más acuciantes que los nuestros con el descenso y que sólo llevó peligro ante indecisiones y desprolijidades propias. Con algo más de amor propio y un poco de atención, el Globo llegó al empate en un juego donde con poco más, debió haberse quedado con los tres puntos. Esto de todos modos, no salva la muy floja actuación general del equipo.


Síntesis


Viernes 9 de setiembre de 2016

Primera División  - Fecha 2

Jugado en: Estadio Tomás Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 1 – 1 Quilmes

24 1T: Federico Andrada (Q) con un remate de derecha desde fuera del área, que toma mal parado y sin reacción a Díaz, tras un balón perdido por Romat.

24 2T Luca Sosa (H), de zurda, cruzado y a rastrón dentro del área, entrando por el segundo palo, tras un rechazo de la defensa rival a un centro de Romat.


Árbitro: Héctor Paletta (regular)

Amonestados: Bogado, Garré (H) / Orihuela, Maximiliano González, (Q)


Huracán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Luca Sosa, Ezequiel Garré; Mauro Bogado, Matías Fritzler; Ignacio Pussetto, Mariano González, Julio Angulo; Daniel Montenegro. DT: Eduardo Domínguez.


Quilmes: César Rigamonti; Gastón Bottino, Diego Colotto, Matías Sarulyte, Matías Orihuela; Hernán Da Campo, Matías Escobar, Maximiliano González, Enzo Acosta; Federico Andrada, Cristian García. DT: Alfredo Grelak.


Cambios: 0 2T Jerónimo Barrales por Bogado (H) y Patricio Toranzo por Garré (H) / 13 2T Juan Martínez Trejo por Acosta (Q) / 21 2T Nicolás Benegas por García (Q) / 22 2T Alejandro Romero Gamarra por Pussetto (H) / 32 2T Matías Pérez Acuña por Da Campo (Q).


Figura del partido: Federico Andrada (Q)

Figura de Huracán: Matías Fritzler


Otra flojísima presentación del equipo de Eduardo Domínguez. Falto de rumbo y con errores individuales notorios (como en el gol rival, en donde fallan Romat primero y Marcos Díaz luego), dejó pasar de largo la primera parte inmerso en una apatía general, y nuevamente, sin al menos un referente de área hacia el cual atraer las miradas de la defensa contraria. Esto se suma al extraño bajo nivel que se encuentran atravesando jugadores claves del ciclo pasado (caso Bogado y el propio Díaz),lo que confluye en un panorama por momentos desolador.

En la segunda, “arriesgó el DT” colocando a Barrales de referencia, lo que al menos hizo que la defensa quilmeña tuviera algo de qué preocuparse, aún ante el bajo nivel del delantero, que solo complicó con un cabezazo llovido. Por suerte, y obra del adelantamiento del pibe Luca Sosa, llegó el empate en una jugada que se limpió tras un mal despeje rival, lo que dejó paso a un partido donde ambos equipos pudieron haberse llevado los tres puntos.

Para una mayor comprensión, dejo trascripto el análisis del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero:



Dos veces con la misma piedra
Huracán tuvo una noche pésima en el Palacio Ducó y apenas empató uno a uno ante Quilmes. Eduardo Domínguez volvió a platear un equipo raro con acefalía ofensiva, e hizo cambios en el complemento que contribuyeron al desorden general. Luca Sosa rescató una unidad anotando la igualdad tras buen zurdazo, en medio de varias actuaciones individuales para el olvido. Un punto de seis en un arranque donde la principal preocupación es el funcionamiento.

Solo ilusión en el hermoso Tomás Adolfo Ducó, allí en la última esquina de Parque de los Patricios, para el reencuentro entre el Pueblo Quemero y Huracán. Claro que la expectativa, reflejada en una buena convocatoria, comenzó a perder fuerza apenas Héctor Paletta pitó el inicio y el Globo desnudó su planteo táctico.

Luca Sosa por el tocado Mancinelli y Romat haciendo su presentación, hasta aquí todo lógico. Montenegro flotando entre el doble cinco y Pusetto, bien tirado a la derecha; Julio Ángulo buscando desequilibrar por la izquierda y Mariano González oficiando de única punta, desenvolviéndose principalmente de espaldas al arco, casi sin contacto con el balón.

Naturalmente Huracán no se encontró, y pese a una saludable intención de mover la pelota de un lado al otro muchos jugadores no se mostraban cómodos con esa búsqueda, cometiendo varios errores en la salida. Con los volantes bien abiertos en la punta y tanto Montenegro como González absorbidos por los centrales rivales, era Fritzler quien oficiaba de armador, por lo cual un error en la cesión de cualquiera le entregaba a Quilmes campo abierto para atacar por el centro de la cancha.

Así fue como Huracán buscó desnivelar con las posibilidades individuales de Ángulo y Pussetto, de interesantísimas pinceladas. Quilmes cruzaba mitad de cancha casi al trote y terminaría encontrando el gol tras dos errores muy marcados, en 23 minutos. Nicolás Romat se resbala en la salida dejando el balón servido a Enzo Acosta, quien traslada y toca al centro para Federico Andrada. El delantero avanza ante el tardío cruce de Nervo, aun así saca un tiro débil sin demasiada dirección que Marcos termina metiendo en su propia puerta. El remate es discreto, Díaz llega a la pelota pero su manotazo no es firme y termina colándose. Como en Mendoza, el Globo quedaba en desventaja tras un cúmulo de fatalidades.

El resto del primer tiempo no fue fácil. Montenegro no pesaba en la generación más allá de contados pases filtrados, la defensa era un flan y el 80% de los ataques finalizaban con algún defensor de Quilmes anticipándose en el bochazo a Ángulo. Marcos no contribuía y volvía a fallar dejando a la visita de cara al segundo. El Globo estuvo cerca de empatar en dos situaciones, un buen cabezazo de Romat pisando el área que se fue desviado, más el unipersonal de Pussetto que finalizó con remate contra la red lateral izquierda.

En el complemento Domínguez decidió el lógico ingreso de un centro delantero, Jerónimo Barrales en su vuelta, más Patricio Toranzo. Fue un error los que salieron, aunque Garré venía haciendo un partido para perder la titularidad de forma definitiva y Bogado estaba mal y amonestado, el equipo se desarmó por completo, regaló el mediocampo y aglomeró ciertos sectores de la cancha. Fritzler de seis junto a Nervo, Sosa de tres. Mariano González como cinco de marca (una forma de decir) con Toranzo de armador y Montenegro flotando por allí.

El ingreso de Barrales fue por definición una mejora, juntando a los centrales rivales y aportando presencia en el área. Huracán jugó los 45 minutos en pose ofensiva, sin embargo cada pérdida de pelota era una invitación táctica para que Quilmes convirtiera el segundo. Un riesgo innecesario.

Las situaciones aparecieron, un buen remate de Montenegro que se fue apenas ancho y un cabezazo de Barrales que Rigamonti salvó en su primera intervención del partido. Pussetto salía de forma inentendible (Parece que fue una lesión) y la gente mostró su descontento. Romero Gamarra se paró por izquierda mandando a Ángulo por derecha, al tiempo que Mariano González se encontraba una pelota suelta en el área para estrellarla con la curva superior del travesaño.

A falta de veinte el empuje del Globo tendría su premio. Excelente pase de Patricio Toranzo para el desprendimiento de Julio Ángulo y posterior centro al corazón del área. La defensa de Quilmes despeja a medias y el entusiasta Luca Sosa toma el rebote con una buena volea de zurda al sobre pique del balón, que se mete como una bala ante la inmovilidad de Rigamonti. Uno a uno.

Lejos de acariciar el triunfo, Huracán sintió el desorden y las piernas de varios jugadores cedieron ya sin cambios. Montenegro, Mariano Gonzáles y hasta el propio Barrales se mostraban ahogados; El pase largo de Toranzo perdía fuerza y la ofensiva se sostenía con los enganches al centro de Romero Gamarra y los empellones de Ángulo. Quilmes tuvo el segundo tras un nuevo error de Díaz, que logró recuperarse con lo justo.

Así se nos fue un nuevo partido, empate con gusto a derrota. Domínguez planteó mal ambos tiempos, el Globo se vio en desventaja tras dos errores marcados y terminó empatando producto de un empuje desordenado. Varios jugadores en bajo nivel, y otros tantos que no están en condiciones de jugar los noventa minutos completan un combo que al momento es nocivo. Ahora un poco más de una semana de trabajo para intentar sumar en Tigre, aunque más importante será que Huracán comience a dar signos vitales desde el funcionamiento.