lunes, 22 de mayo de 2017

Siempre nos terminamos preguntando porqué…

La expectativa de este juego, ante un rival en racha y de visitante, pasaba por obtener los tres puntos, obviamente por lo necesario para la lucha que lleva adelante el Globo, pero más que nada levantar el ánimo desgastado por la derrota injusta en el clásico. Pero todo en el “Mundo Huracán” es más complicado, y siempre nos terminamos preguntando porqué… Huracán cayó ante Independiente en la última jugada del partido, y con errores arbitrales que influyeron en el resultado.




Síntesis


Sábado 20 de mayo de 2017

Primera División  - Fecha 25

Jugado en: Estadio Libertadores de América – Avellaneda – Pcia. de Buenos Aires


Independiente 2 – 1 Huracán

Goles:

26 1T 0-1: Emanuel Gigliotti en contra (H) toca a su meta en el área, tras un rebote a raíz de una gran atajada de Campaña, a un cabezazo en anticipo de Fritzler, tras córner de Romero Gamarra.

35 2T 1-1: Ezequiel Barco (I) de penal, tras mano de Nervo en el área a un centro del mismo Barco.

49 2T 2-1: Walter Erviti (I) de cabeza desde el punto penal a centro de Albertengo, quien había recibido un gran pase de Tagliafico.


Árbitro: Fernando Echenique (muy mal)

Amonestados: Risso, M. Díaz (H)


Independiente: Martín Campaña; Damián Martínez, Alan Franco, Nicolás Tagliafico, Fabricio Bustos; Nery Domínguez, Diego Rodríguez; Emiliano Rigoni, Ezequiel Barco, Martín Benítez; Emanuel Gigliotti. DT: Ariel Holan


Huracán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Mario Risso, Lucas Villalba; Lucio Compagnucci, Matías Fritzler, Mariano González; Daniel Montenegro, Norberto Briasco, Alejandro Romero Gamarra. DT: Juan Azconzábal.


Cambios: 0 2T Walter Erviti por Domínguez (I) / 21 2T Ignacio Pussetto por Montenegro (H) / 24 2T Maximiliano Meza por Martínez (I) y Manuel Falón por González (H) / 41 2T Julio Angulo por Romero Gamarra (H) / 45 2T Lucas Albertengo por Benítez (I)


Figura del partido: Nicolás Tagliafico (I)

Figura de Huracán: Matías Fritzler


La injusta derrota ante el clásico rival y jugando bastante bien durante sesenta de los noventa minutos, le dejaba al Globo de Azconzabal para el compromiso ante Independiente, un sabor a revancha, más que necesario para el cambio de ánimo y la suma de puntos, del cada vez más complejo entramado de la lucha por no descender. Incluso el DT repetía el equipo de inicio, síntoma del correcto funcionamiento. Independiente traía una buena racha ascendente en el torneo, y era un rival más que complicado para esas aspiraciones.

Y el primer tiempo demostró que Huracán al menos estaba en buenas condiciones de llevar adelante el pleito, y hasta incluso, casi sin esperarlo, encontró la ventaja. Otra vez de la mano de un Fritzler de andar incansable por todos los rincones de la cancha, colaborando en cada quite y en cada relevo, el Globo no se dejaba llevar adelante y terminaba en ventaja la primera mitad de un juego hasta parejo.

En el segundo tiempo, lentamente algunos actores del conjunto quemero se fueron desgastando, y los cambios fueron llegando, pero sin trabar mayormente el andar del trámite. Solo que lentamente, el rival con la presión de su público y la reacción de sus líderes futbolísticos, el capitán Tagliafico desde el fondo y el pibito “maravilla” Barco en el ataque, empezó a desbordar a Huracán, sobre todo por las bandas, donde Romat y Villalba fueron superados casi constantemente. Y luego de la media hora de la segunda parte, cuando Huracán ya decaía, llegaron los “desatinos” (por decirlo de alguna manera) del árbitro Echenique, que provocaron aún más el retroceso de Huracán. Justamente Echenique, quien hasta acá, era el árbitro con el currículum “más limpio”…

Un penal de Nervo, por una mano ¿intencional? en el área, tras intentar tapar un centro de Barco, que por enésima vez le había ganado a Villalba, el mismo petiso lo convirtió en gol. Los embates continuaron, y los cinco de adición llegaron. Desborde de Angulo recién ingresado, y una grosera mano de Bustos en el área de Independiente, esta vez para Echenique no es penal. Qué raro que de un lado si y del otro, no. Casi calcadas las jugadas, hasta diría que más notoria esta última. Y en la jugada siguiente, cuando solo faltaban diez segundos para el final de los cinco de adición, el envión final de Independiente lo llevó a la victoria. Un rechazo le quedó a Tagliafico en la puerta del área del Globo. La defensa sale en masa buscando dejar en offside a los contrarios, pero el central fue rápido y astuto para poner un pase gol a Albertengo sobre la izquierda. Díaz lo atoró rápidamente, pero el santafesino jugó la pelota al medio en forma de centro, donde en el punto penal encontró en soledad a Erviti, que de cabeza mandó la pelota al fondo del arco de un Huracán que no lo podía creer. Bah, ninguno de nosotros lo puede creer… Errores propios y errores ajenos que nos dejan sin nada.

Para una mayor y mejor comprensión de la crónica de este juego, dejó los comentarios de Nicolás Ziccardi de Soy Quemero:


El diablo metió la mano
Huracán conseguía un triunfo clave en Avellaneda gracias al autogol de Gigliotti pero Independiente lo empató a diez del cierre y lo dio vuelta en la última bola de la noche. El Globo hizo un buen primer tiempo, fue superado en el segundo y volvió a quedarse sin nada tras hacer méritos para llevarse algo. El análisis del cotejo está directamente atravesado por el arbitraje de Fernando Echenique, quien ante un mano clara en cada área solamente pitó penal para el local.

Era una parada difícil en el Estadio Libertadores de América, ante un Independiente agrandado y con varios triunfos consecutivos en el bolso. Huracán llegaba de perder el clásico, tras una semana turbulenta con el plantel faltando a un entrenamiento. Eso sí, los buenos que el equipo tuvo el pasado fin de semana nos daba cierta luz de ilusión.

Seguramente por eso Azconzábal repitió equipo, y aunque el Globo intentó tocar en los primeros minutos rápidamente el Rojo se mostró como un equipo peligroso en su velocidad, Gigliotti recibía en profundidad y lanzaba su zurdazo por encima del travesaño. Huracán aguardaba con su línea media clavada a la altura del círculo central y Norberto Briasco aparecía como única referencia ofensiva, flotando por ambas bandas. La primera jugada elaborada fue nuestra, un buen toqueteo que terminó con Romero Gamarra habilitando a Compagnucci, quien desvió feo su derechazo.

Pasado el minuto veinticinco un tiro desde la esquina derecha ejecutado por Romero Gamarra encontró un enorme anticipo ofensivo de Matías Fritzler, Campaña se lució bloqueando el cabezazo del Polaco pero dejó un rebote que Ezequiel Gigliotti metió en propia puerta. Ganaba Huracán gracias a su empuje dentro del área rival.

A partir de ese momento y hasta el cierre de la primera mitad el Globo controló el partido, principalmente sin la posesión, pero sufriendo realmente poco. Incluso pudo aumentar ventaja con un gran tiro libre de Lucas Villalba que Martín Campaña sacó del ángulo. Mariano y Montenegro, muy impreciso por cierto, lograron algunos momentos de circulación y ni hablar del tándem Compagnucci – Fritzler, que cerraron por completo el mediocampo.

Ya en el complemento el trámite del juego cambió, Independiente adelantó sus líneas y volcó todas sus flechas en dirección a Marcos Díaz, que le tapaba un fuerte tiro a Rigoni. Los cambios se imponían y Huracán necesitaba frescura, por eso a los veinte minutos Ignacio Pussetto reemplazó a un lastimado Montenegro (de pobre partido) y el pibe Manuel Falón hizo su debut sustituyendo a Mariano González.

En su primera intervención Pussetto armó la más clara del Globo en el complemento, desniveló por izquierda y ubicó a Romero Gamarra, Kaku le tiró un excelente pase profundo pero Nacho falló en el momento de la definición mano a mano. El tiro de Ignacio resultó en centro y Martín Campaña lo interceptó de forma notable cuando Norberto Briasco podía definir al arco vacío. Era el segundo, debió serlo.

El Rojo ya estaba instalado en nuestro campo y al minuto 34 llegaría la primera polémica. Barco volvió a desbordar a Villalba por la desahuciada banda izquierda, metiendo un centro que impactó en el antebrazo de Nervo (era evitable, capitán). Penal para Independiente sancionado por Echenique. El propio Barco definió ante un Marcos que voló al palo contrario. Uno a cero.

Julio Angulo por Romero Gamarra para intentar recuperar el resultado, en su primera intervención el ecuatoriano desbordó por izquierda metiendo un centro que termina impactando en la mano de Alan Franco. El defensor del rojo intenta dominar y en el rebote la pelota le impacta en el brazo, escandalosamente separado del cuerpo. Echenique hizo el ademán de mano, pero aparentemente la juzgo intencional cuando la nueva reglamentación FIFA indica que la intencionalidad ya no debe ser contemplada. Dos manos en menos de diez minutos, una en cada área, solamente fue penal la del local. Que cada uno saque sus conclusiones.

Para colmo la tibia protesta del equipo terminó con la adición de un minuto más a los cuatro ya marcados. A falta de treinta segundos Independiente, que no había pateado al arco tras el empate, encontró la victoria en cabeza de Erviti. La defensa queda desacomodada tras un buen pase entre líneas, Marcos Díaz sale apresuradamente y mal, Nervo marca flojo en la línea de gol y ni Compagnucci ni Villalba logran bloquear a quien termina convirtiendo. Dos a uno final.

Huracán tuvo la victoria para salvarse en la mano, sufrió otro robo deportivo cuando tenía una unidad importante pero se quedó sin nada en la última pelota. No queda otra que pensar en Boca, ya que sabemos nadie hará nada para que estas situaciones (al menos) disminuyan. 

Hay que aferrarse a los buenos pasajes del equipo, seguir implorando por que el resto de los equipos de abajo no sumen y tratar de llegar enteros a mitad de año. Allí sí se impone un cambio, renovación de plantel y también renovación dirigencial.


sábado, 20 de mayo de 2017

Ganar para cambiar el ánimo

La única condición de este partido para cambiar el “chip” que lleva Huracán en este 2017, es cambiar el ánimo. Del plantel, del cuerpo técnico y de todos nosotros, que necesita de victorias y puntos para levantar la cabeza y darle en el blanco al objetivo principal de alejarse de los puesto de descenso. La cita esta vez en Avellaneda, allí nos espera un renovado Independiente, que es una sorpresa jugando de local. Veremos que ocurre. Televisa Telefé.



Sábado 20 de mayo – 20.15 horas
Estadio Libertadores de América
Primera División 2016/2017 - Fecha 25
Árbitro: Fernando Echenique



De lo que se pudo observar en la semana, y si bien hay alguna variantes en la lista de concentrados, el equipo inicial de Huracán ante Independiente sería el mismo que comenzó con San Lorenzo y que tuvo unos buenos primeros sesenta minutos. Particularmente el equipo seguirá siendo el mismo, dado que Federico Mancinelli no se encuentra en condiciones de participar, dada su tendinitis aquiliana.

En tanto que en los convocados, aparecen Fernando Cosiuc por segunda vez, y por primera, el número diez de la reserva, uno más de la buena “categoría 95” del Globo: Manuel Falón, compañero años atrás de Espinoza, Romero Gamarra y Casasola entre otros. Como sorpresa, no participa ante el Rojo ni entre los suplentes, Patricio Toranzo.

Así las cosas, ante Independiente jugarán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Mario Risso, Lucas Villalba; Lucio Compagnucci, Matías Fritzler, Mariano González; Daniel Montenegro, Norberto Briasco, y Alejandro Romero Gamarra. Los suplentes serán (salvo uno de ellos que quedará fuera): Gonzalo Marinelli, Carlos Araujo, Fernando Cosiuc, Mauro Bogado, Manuel Falón, Julio Angulo, Diego Mendoza e Ignacio Pussetto.



Ariel Holan es el “personaje” que lleva adelante este Independiente que estpa en la búsqueda de la renovación. Entre semana, tuvo participación en la Copa Argentina, y tuvo problemas de pasar ante un rival tres categorías inferior, así como le pasó al Globo: lo terminó haciendo en los penales. En el torneo se encuentra entre los diez primeros, pero a ocho unidades de boca, el líder. Es el equipo de mejor rendimiento en condición de visitante, pero sus juegos como local son bastante irregulares, aunque no es de desmerecer el hecho que trae una racha de nueve juegos sin perder, y que sólo cayó en cuatro de los veinticuatro juegos del torneo. Encima de todo esto, viene entonado por vencer a Racing en el clásico. Para el juego ante Huracán, el DT sólo haría un cambio, y es el de Damián Martínez por Sanchez Miño, suspendido, en defensa. De esta manera, Independiente jugaría con: Martín Campaña; Damián Martínez, Alan Franco, Nicolás Tagliafico, Fabricio Bustos; Nery Domínguez, Diego Rodríguez; Emiliano Rigoni, Ezequiel Barco, Martín Benítez y Emanuel Gigliotti. Serán suplentes (salvo tres de ellos que quedarán fuera): Gonzalo Rehak, Néstor Breintenbruch, Gustavo Toledo, Walter Erviti, Leonel Álvarez, Julián Vitale, Domingo Blanco, Maximiliano Meza, Lucas Albertengo y Gastón Togni.



En el total general, ya suman 164 los encuentros oficiales totales entre Huracán e Independiente desde 1915 a hoy. De ese total, 153 fueron por torneo de “liga” en primera división (7 en la era amateur y 146 en la era profesional), a los que hay que sumar 6 encuentros por copas oficiales, 3 en el ascenso por el torneo de la B Nacional 2013 – 2014 y 2 también internacionales, en la Copa Libertadores 1974. En definitiva, se cuentan 49 victorias, 80 derrotas y 35 empates, con 210 tantos anotados y 282 recibidos. En condición de visitante, se disputaron 77 partidos, de los que Huracán ganó 17, perdió 49 y empató 11, con 88 goles marcados y 159 recibidos.

El último partido ante Independiente en la general, fue  05/09/2015 en la fecha 23 del torneo de primera división de 2015 cuando como local fue empate 1 a 1, con gol de Ábila; en tanto que como visitante, la última presentación fue el 08/03/2014 cuando por la 27 del torneo de la B Nacional 2013 – 2014, Huracán ganaba 1 a 0 con gol de Toranzo y Marcos Díaz le detenía un penal a Montenegro. En tanto que en primera división, el último de visitante fue el recordado 1-5 en la última fecha del Clausura 2011 (gol de Cámpora), siendo la última victoria el recordado 4 a 0 del 16/04/2002 con dos goles de Montenegro, Luis González y el “taco” de Fernando Moner.



En 20 de mayo

Jugados: 12
Ganados: 5
Empatados: 4
Perdidos: 3

Último antecedente: 2006 – Local – victoria ante San Martín de San Juan 3 a 0 por el partido de vuelta de la primera fase del Reducido por el ascenso en la B Nacional.

Es de hacer notar que, ese juego ante San Martín, fue el único en los últimos 27 años, y que sumado ese, los tres últimos fueron ante equipos del interior del país y por la B Nacional (todos triunfos con goleadas): Estación Quequén de Necochea y Ferro de Gral Pico, La Pampa esos otros dos rivales.

Por primera división, Huracán no juega en 20 de mayo, desde 1984, cuando como visitante empató 0-0 con Vélez.

Pero lo más destacado, es que ya existen dos antecedentes jugando en 20 de mayo ante Independiente: la primera en 1917 cuando de local fue empate 1 a 1; y la segunda en 1973, cuando como visitante, Huracán gana 2 a 1 con los tantos de Brindisi y Houseman.



Árbitro

Será Fernando Echenique, quien ya arbitró en 12 ocasiones partidos de Huracán. En total, fueron 9 ganados, un empate y 2 derrotas., siendo el último juego un triunfo ante Defensa y Justicia el 12 de marzo de 2016, como visitante por 2 a 0, por la fecha 7 del torneo de Transición de ese año en Primera División.


Malas decisiones que se pagan

Podría haber sido un punto de inflexión lindo para el cambio del ánimo quemero en general. Pero tras un partido bien jugado por el Globo, un par de malas decisiones y la confusión generaliza tras la desventaja, dejaron a Huracán con las manos vacías una vez más, en el clásico tan esperado. Hermoso marco, una fiesta que no pudo ser completa.





Síntesis


Sábado 13 de mayo de 2017

Primera División  - Fecha 24

Jugado en: Estadio Tomás Ducó – Ciudad Autónoma de Buenos Aires


Huracán 0 – 1 San Lorenzo

Gol:

13 2T 0-1: Marcos Angeleri (SL) de cabeza en el área chica con arco vacío, tras un centro atrás de Cerutti, quien había tomado la bola suelta en el área tras un mal rechazo de un tiro libre.


Árbitro: Fernando Rapallini (mal)

Amonestados: Friztler, Villalba (H) / Mercier, Blandi, Navarro, Belluschi, P. Díaz, Angeleri (SL)


Huracán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Mario Risso, Lucas Villalba; Lucio Compagnucci, Matías Fritzler, Mariano González; Daniel Montenegro, Norberto Briasco, Alejandro Romero Gamarra. DT: Juan Azconzábal.


San Lorenzo: Nicolás Navarro; Paulo Díaz, Marcos Angeleri, Matías Caruzzo, Gabriel Rojas; Juan Mercieri, Franco Mussis; Ezequiel Cerutti, Fernando Belluschi, Rubén Botta; Nicolás Blandi. DT: Diego Aguirre.


Cambios: 12 2T Diego Mendoza por Montenegro () / 16 2T Patricio Toranzo por Risso (H) / 28 2T Ezequiel Ávila por Cerutti (SL) / 30 2T Julio Angulo por Compagnucci (H) / 38 2T Leandro Romagnoli por Botta (SL) / 42 2T Fabricio Coloccini por Belluschi (SL)


Figura del partido: Nicolás Navarro (SL)

Figura de Huracán: Matías Fritzler


Todo el marcco estaba dado para vivir una fiesta que se complete para renovar el ánimo de todos. Pero una mala decisión del DT y una jugada fortuita, partieron el trámite del partido en dos, y el Globo nunca más se pudo recuperar.

Del primer tiempo, sólo cabe decir que Fritzler como patrón en la recuperación y en el primer toque, con Compagnucci como “ladero”, tenían la cosa controlada. Montenegro era el que hilvanaba con Mariano González a pleno e inteligente y comenzaban casi todas las de riesgo, combinando con Romero Gamarra; y que los laterales Romat y Villalba eran los “pistones” de un motor que hacía llegar la pelota al área rival. San Lorenzo se plantaba con seis jugadores quietos en un bloque defensivo sin fisuras, y sin escrúpulos, tanto para revolear el balón, como para dar un golpe de más. Sin embargo se les complicaba del medio hacia adelante donde todo dependía de lo que pudiera hacer Cerutti en forma individual, ya que Belluschi parecía aletargado y no tuvo un buen desempeño. No obstante, Blandi siempre es de temer, sobre todo ante la zaga de Nervo y Risso, tan bajos últimamente en lo individual.

Con escenas de riesgo en el área de San Lorenzo, que Huracán no pudo definir por falta de peso ofensivo (los resbalones de un impetuoso Briasco lo denotaban), y pocas en la de Huracán, en donde Marcos Díaz casi no participó, se fue el primer tiempo, sin lograr el objetivo deseado del gol.

Y más aún la cosa pintaba bien, cuando en los diez primeros minutos del segundo tiempo, llegó lo mejor de Huracán, con un Montenegro encendido que tuvo un par de opciones para convertir, destacándose Navarro, el arquero rival para evitarlas. Pero algo extraño pasa en el minuto doce, ya que Azconzabal elige sustituir a uno de los mejores quemeros, Daniel Montenegro, para que ingrese Mendoza, en un intento fútil de obtener potencia en ataque. Trascartón, jugada siguiente, foul necesario de Fritzler en tres cuartos sobre la derecha y sube toda la “armada cabeceadora” rival. Centro que despeja mal Nervo a un costado en el área, la pelota le queda en soledad a Cerutti, que muy inteligente, ante un Marcos Díaz que lo había ido a atorar, y el cruce de Villalba que se le venía encima, en vez de rematar al arco, pensó, levantó la cabeza, y cedió un centro corto a Angeleri, que de cara al arco y sin que un defensor quemero que lo trataba de detener, tocó de cabeza al gol con absoluta comodidad.  Típico baldazo de agua helada, caer en desventaja tras sesenta minutos de dominio, diez de ellos muy concretos.

Minutos después, el DT de Huracán terminó de romper el equipo, haciendo ingresar a Toranzo por Risso. Eso provocó algo peor. Ya no estaba Montenegro, un tipo de los peligrosos en función de ataque. Pero el cambio produjo la “rotura” total del esquema, ya que Fritzler, el mejor, el que compensaba y quitaba, pasó a la zaga, y se perdió su tarea. Toranzo parado en su lugar como lanzador, se equivocó en todas y cada una de sus intervenciones. Con eso, Huracán pasó a ser una suma de voluntades. Más aún cuando el físico iba relegando a los mejores, como el caso de Mariano González, que se diluyó completamente en su cansancio.

De allí hasta el final, el rival solo atinó a hacer tiempo, plantar y apuntalar su sistema defensivo y ver si la pegaba en alguna contra. Eso no lo pudo hacer, pero lo primero sí, cerrando el juego. Huracán desde allí, fue individualismo, con Angulo en cancha más aún. Casi voluntarismo se puede decir. Así las cosas, el partido se fue en el llano de la comodidad de San Lorenzo y el sin sentido de un Huracán que avanzaba sin razón y sin peso. Pudo haber sido al final en un arresto por un cabezazo de Mendoza, pero hasta la suerte faltó a la cita.

Derrota por la mínima, y una fiesta que no pudo ser completa.


sábado, 13 de mayo de 2017

Una obligación, distintas pretensiones

Cada vez que inicio la previa de un clásico, la primera frase que sale del teclado y remarca un primer pensamiento es aquella que dice “que no es un partido más”. Nunca lo será para propios y extraños. Para nosotros y nuestros rivales, no enemigos. Pero el peso específico de los puntos esta vez tiene un condimento extra para ambos. Aunque tristemente sea para observar el campeonato desde dos puntos de vista diferentes. Huracán obligado a sumar para no caer y San Lorenzo obligado a sumar para crecer. Así está planteado el duelo, sólo falta saber, más allá de las realidades de cada uno, quien prevalecerá dentro del campo de juego, para tener más cerca su pretensión. Televisa Telefé.



Sábado 13 de mayo – 18 horas
Estadio Tomás Ducó
Primera División 2016/2017 - Fecha 24
Árbitro: Fernando Rapallini



Luego de la victoria en Mar del Plata, se le hace difícil Juan Azconzábal devolver al once inicial a uno de los suspendidos que no pudo actuar ante Aldosivi y que tenía en sus planes como titular. Si bien se confirma que Lucas Villalba regresa al equipo en lugar de Carlos Araujo, la vuelta de Alejandro Romero Gamarra es la que plantea la incógnita. Claramente, el DT tiene tres nombres para dos lugares: además del Kaku, debe elegir entre Diego Mendoza y Daniel Montenegro. En tanto que la lista de los citados, sólo se modifica por la vuelta de quienes estaban suspendidos, saliendo de la misma Garré y Cuevas, por lo que no hay sorpresas entre los convocados.

Es decir, que los probables once iniciales sean: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Lucas Villalba; Lucio Compagnucci, Matías Fritzler, Mariano González; Norberto Briasco, Diego Mendoza y Daniel Montenegro. Los suplentes serán (salvo dos de ellos que quedarán fuera): Gonzalo Marinelli, Carlos Araujo, Mario Risso, Mauro Bogado, Alejandro Romero Gamarra, Julio Angulo, Patricio Toranzo, David Depetris e Ignacio Pussetto.



Diego Aguirre salió por los distintos medios periodísticos afirmando que pondrá lo mejor que tiene para enfrentar el clásico ante el Globo, más allá que el miércoles se juega su “parada” más difícil, enfrentando a Flamengo de Brasil con la obligación de obtener un resultado positivo para poder pasar la fase de grupos de la Copa Libertadores. Y teniendo en cuenta este compromiso, y ante las molestias musculares que trae acumuladas, el DT no incluyó entre los citados a Néstor Ortigoza (esperando su recuperación para aquel match), su organizador de juego, quien será reemplazado por quien fuera dupla en sus mejores tiempos, Juan Mercier. Además el DT mantiene una duda, y es la inclusión de Merlini, que sufrió una contractura en uno de los últimos entrenamientos. De no formar parte, su reemplazo será Rubén Botta. Recordemos que San Lorenzo trae un buen andar en el torneo, e ubica tercero a seis puntos del líder Boca, y se recuperó con dos victorias sucesivas, tras haber acumulado dos derrotas. Entonces, según lo previsto, el equipo “santo” presentará a: Nicolas Navarro; Paulo Díaz, Marcos Angeleri, Matías Caruzzo, Gabriel Rojas; Juan Mercier; Ezequiel Cerutti, Franco Mussis, Fernando Belluschi, Bautista Merlini; Nicolás Blandi. Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo uno de ellos que quedará afuera): Sebastián Torrico, Mathías Corujo, Fabricio Coloccini, Alberto Costa, Rubén Botta, Leandro Romagnoli, Ezequiel Ávila y Gonzalo Bergessio.



En el total general, ya suman 175 confrontaciones totales de Huracán y San Lorenzo, siendo una de ellas suspendida y dada por derrota a ambos equipos. De ese total, 165 son por torneo de “liga” (7 en la era amateur y 158 en la era profesional), a los que hay que sumar 10 encuentros por copas oficiales. En definitiva, se cuentan 45 victorias, 85 derrotas y 45 empates, con 220 tantos anotados y 321 recibidos. En condición de local, se disputaron 85 partidos, de los que Huracán ganó 24, perdió 36 y empató 25, con 109 goles marcados y 139 recibidos.

El último partido ante San Lorenzo fue el 06/11/2016 en la fecha 9 del presente torneo 2016 / 2017, cuando como visitante Huracán cayó 0-2 Mientras que en Parque Patricios, el último juego fue un empate 1 a 1 el 27/02/2016 por la fecha 5 del torneo de Transición de Primera División de ese año, con el gol de Ábila en la última jugada del partido.



En 13 de mayo

Jugados: 17
Ganados: 8
Empatados: 5
Perdidos: 4

Último antecedente: 2016 – Local – empate 1 a 1 con Unión de Santa Fe, por la fecha 15 del Transición 2016.

Es de hacer notar que los últimos seis partidos que Huracán jugó en 13 de mayo, fueron como local, desde 1984 hasta acá, y hace 5 que no pierde en ese día.



Árbitro

Será Fernando Rapallini, quien ya arbitró en 13 ocasiones partidos de Huracán. En total, fueron un triunfo, 3 empates y 9 derrotas, siendo el último juego, la derrota 1-2 ante Arsenal, hace muy poco por la fecha 20 del presente certamen (14/04/2017)

La única vez que el Globo venció con este árbitro, fue el 16/10/2015, por la fecha 28 del torneo de Primera División de ese año, cuando de local derrotó a Sarmiento de Junín por 3 a 0.


viernes, 12 de mayo de 2017

Cazando tiburones

La serie de partidos importantes para el Globo había arrancado mal. Hasta este domingo, y teniendo en cuenta el partido de Copa Argentina, sumaba siete encuentros sin victorias, y con derrotas “pesadas” como ante Arsenal y Newells en condición de local. Pero en Mar del Plata y versus el “Tiburón”, el equipo de Azconzábal se logró recuperar, justo antes del clásico, y derrotó sin atenuantes a un rival directo en la lucha propia: la de sumar y sumar para no caer.





Síntesis


Domingo 7 de mayo de 2017

Primera División  - Fecha 23

Jugado en: Estadio José María Minella – Mar del Plata- Pcia. de Buenos Aires


Aldosivi (Mar del Plata) 0 – 3 Huracán

Goles:

45 1T 0-1: Mariano González (H) define ante la salida de Campodónico en el área entrando por callejón izquierdo tras gran habilitación de Montenegro.

21 2T 0-2: Diego Mendoza (H), con toque de derecha desde el borde del área menor a valla vacía, tras una gran recuperación y pase al pie de Angulo, que sobre la línea de fondo le gana a un rival y no deja que un pase de Compagnucci salga del campo.

44 2T 0-3: Norberto Briasco (H) define al primer palo del arco rival, tras en jugada individual por derecha escapar a su marcador, enganchar al medio y definir de zurda y a rastrón.


Árbitro: Hernán Mastrángelo (bien)

Amonestados: Araujo (H)


Aldosivi (Mar del Plata): Pablo Campodónico; Ismael Quilez, Alan Alegre, Jonathan Galván, Franco Canever; Nahuel Yeri, Damián Ledesma, Roberto Brun; Antonio Medina, Nicolás Miracco, Neri Bandiera. DT: Darío Franco


Huracán: Marcos Díaz; Nicolás Romat, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Carlos Araujo; Lucio Compagnucci, Matías Fritzler, Mariano González; Norberto Briasco, Diego Mendoza, Daniel Montenegro. DT: Juan Azconzábal.


Cambios: 17 2T Cristian Llama por Quilez (A) / 18 2T Julio Angulo por Montenegro (H) / 23 2T Jonatan Benedetti por Medina (A) / 26 2T Mauro Bogado por González (H) / 37 2T Pablo Lugüercio por Ledesma (A) / 45 2T Ezequiel Garré por Romat (H)


Figura del partido: Norberto Briasco



Del primer tiempo poco se puede decir hasta justo la jugada final. El partido había sido un fiasco por donde se lo mire, con una versión de Huracán con algo más de soltura, aprovechando la visión de Montenegro y la movilidad de Briasco, pero como habitualmente viene pasando, sin puntada final. Aldosivi, un concierto de errores sin ideas comunes, con apenas alguna aproximación al arco de Díaz.

Pero en la última jugada de la etapa, el rival durmió. Un saque de arco encontró la cabeza Fritzler en el círculo central, y la pelota cayó en Briasco, que la aguantó y tocó rápido a Montenegro, que venía por calle central. Al llegar la bola al “Rolfi”, este ya tenía en la mira a Mariano González, que por izquierda marcaba una diagonal. La pelota fue a parar justo allí por Montenegro con precisión tal, que González sólo debió acomodar el cuerpo, con tiempo y espacio, sin marca rival por una defensa muy mal parada, y derrotar con tiro de derecha a Campodónico.

En el segundo tiempo y con la ventaja, Huracán comenzó a ser otro. A acomodarse mejor en el campo, y ya con Angulo en cancha, fue más profundo. Y justamente el ecuatoriano, con una viveza generó el segundo gol, a los 21 minutos. No dio por perdido un pase largo de Compagnucci que se iba por el fondo, y “le robó la cartera” a Yeri, que cubría la salida del balón. Ya dentro del área, el “morocho” tuvo la frialdad para tocar corto al pie de Mendoza, que en soledad se acomodó de derecha y tocó con remate colocado al segundo palo, dejando a Campodónico sin nada que hacer. Nuevamente durmió Aldosivi y gol de Huracán, que encontraba la contundencia de la mano de los errores del rival.

Y desde allí, el rival tomó la iniciativa de buscar el descuento, pero otra vez más sin idea alguna. De todos modos Marcos Díaz se mandó su regalo espectacular habitual a los quemeros, cuando le sacó un cabezazo a dos metros de distancia y a quemarropa a Bandiera. Huracán fue inteligente y se dedicó a mover la pelota, hasta que en una jugada individual encontró otro gol más y cerró la partida.

“Beto” Briasco recibió por izquierda del ataque pasando la mitad de la cancha, e inició la carrera cubierto por un rival. Al llegar al área, enganchó, lo eliminó con gambeta y traba justa, se metió en el área, y cuando todos esperaban que ceda al medio a Mendoza o Angulo que sólos se relamían por su gol, despachó un remate rasante de zurda, que se coló, justito entre el poste y la mano izquierda de Campodónico, que se estiraba lo más que podía, y no llegaba.

Cuestión cerrada, que pareció hasta fácil en el segundo tiempo, pero que dejó también una primera parte con los mismos errores y desconcentraciones de los partidos pasados. Salvo que esta vez, el rival le dio paso al Globo a una zona de confort, que le permitió decidir el pleito, hasta finalmente, con comodidad, todo lo contrario a los sucedido últimamente.

Para dejar la crónica como corresponde del partido, expongo a continuación la opinión de Nicolás Ziccardi, mi amigo de Soy Quemero.


Puerto de frutos
Huracán consiguió en Mar del Plata exactamente lo que necesitaba, goleó a Aldosivi por tres a cero y tomó una bocanada profunda de aire camino a la seguidilla de clásicos. El Globo maquilló sus falencias con contundencia, liquidó por primera vez en la temporada a un rival directo y logró vencer tras siete partidos. Mariano González, Diego Mendoza y Norberto Briasco dieron forma al triunfo. 

De rojo saltaba Huracán al campo de juego del Estadio José María Minella de Mar del Plata, reducto complicado cada vez que debíamos visitar al Club Atlético Aldosivi. Tras la frustrante actuación en Formosa el Globo se jugaba una verdadera final pensando en la permanencia, Juan Manuel Azconzábal metía a Carlos Araujo por el suspendido Villalba y a Daniel Montenegro por Romero Gamarra. Además Diego Mendoza recuperaba su lugar entre los titulares.

Pero el partido tardó muy poco en tomar un camino cargado de imprecisiones y lentitud. Huracán se mostraba más firme en cada línea pero no lograba traducir su aparente dominio en jugadas de gol, Aldosivi esperaba en su campo y apostaba a lastimar por las bandas, sobre todo por el carril de un Araujo que tardó bastante en hacer pie. El mal estado del field comenzó también a jugar su partido y en un resbalón de Mancinelli el equipo del Puerto quedó de cara al gol Damián Ledesma se cayó solito en posición de tiro.

En ataque Huracán no encontraba caminos, la asociación entre Montenegro y Mariano no aparecía, Mendoza rebotaba mal cada pelota que tocaba y Briasco no podía despegarse de la intensa marca que ejercía sobre él Canever. Cuando los ojos comenzaban a doler, iniciando el minuto de adición, llegaría una jugada lúcida para poner al Globo en ventaja. Matías Fritzler devuelve en mitad de cancha el saque de arco rival, Norberto Briasco recibe de espaldas con su marcador encima y rebota de forma perfecta la pelota para habilitar a Montenegro de frente al arco. Rolfi no duda en sacar una precisa habilitación que deja a González mano a mano con Campodónico, Mariano define con clase entre las piernas del golero para llevarnos al descanso arriba en el score. Golazo de Huracán, toque y precisión.

Ya en el complemento Huracán manejó los tiempos apoyándose en el resultado, ante un Aldosivi que realmente tenían complicaciones para inquietar al hasta ahora expectante Marcos Díaz. El Globo no se replegó pero si intentó cuidar la pelota, aunque fue perdiendo (todavía un poco más) precisión por el cansancio de sus mejores intérpretes. El Tiburón comenzó a venirse encima, con más urgencia que claridad, y Azconzábal dispuso el ingreso de Julio Angulo por Rolfi Montenegro para recuperar la dinámica en ofensiva. Cuando Aldosivi empezó a meterse en nuestra área, Huracán encontró el segundo gol.

Norberto Briasco arma la jugada de izquierda al centro apilando rivales, limpiando el camino para que Lucio Compagnucci reciba de frente al arco a metros de la medialuna del área. El volante mete un pase profundo para un Angulo que se frena ante el servicio, pero que tuvo excelente visión no dando por perdida la pelota con explosiva respuesta ante Nahuel Yeri. Julio la salva de la línea de fondo limpiando al rival y esperando el momento justo para dejar a Mendoza solo, Diego mandó la bola lejos de Campodónico estirando la ventaja de Huracán. Bien Briasco, excelente Angulo y contundente Diego Mendoza, tercer gol en dos partidos.

Bogado por Mariano González para cuidar un resultado que solamente estuvo una vez en jaque  durante el resto del partido, pero Marcos Díaz apareció en toda su dimensión con una espectacular atajada ante el cabezazo fulminante de Jonathan Galván. A un minuto de completarse los noventa Norberto Briasco ganó la cuerda por banda derecha para barrer a su marcador metiéndose al área, el pibe se acomoda aguantando la embestida rival y mete un zurdazo certero para concretar el tres a cero final.

Ganó y goleó Huracán, superó a Aldosivi en los promedios y aumentó su diferencia con otros rivales. El Globo demostró que con carácter y concentración puede sacar adelante los partidos, pero necesitará hacer mucho más para salir con aire de los tres cotejos que se nos vienen. Ahora el clásico y todo lo que significa, un cruce muy duro pero con victoria posible. Hay que dejar todo.