viernes, 12 de agosto de 2016

Probando hay que ganar

El siempre difícil Belgrano, esta vez en la versión de un nuevo DT, “Teté” González, es el rival de un Huracán en pleno proceso de ensamblado para lo que va a ser una dura temporada. La llegada de tres incorporaciones durante la semana, le abre interrogantes a los hinchas, que dudan si los nuevos jugadores cubrirán los buenos rendimientos de aquellos que partieron. Algo de eso, se empezará a develar este viernes, en el juego por Copa Argentina.

Lugar: Estadio Bicentenario – San Juan
Condición: Neutral
Fecha: Viernes 12 de agosto de 2016
Hora: 22.10
Árbitro: Fernando Espinoza
Rival: Belgrano (Córdoba)
Instancia: Copa Argentina - 16vos de final
Televisa: Canal Metro



La pretemporada del Huracán de Eduardo Domínguez, se ha visto enmarcada por el trabajo de un grupo que con el correr de los días no veía llegar las incorporaciones que cubran los vacíos de los jugadores que fueron bajas. Los flojos resultados de los partidos de práctica, potenciaban la ansiedad, hasta que finalmente, en el transcurso de esta semana que finaliza, varios nuevos jugadores fueron “aterrizando”, casi al filo de lo que es un importante compromiso para el Globo, en el inicio de la temporada, el juego por los 16vos de final de la Copa Argentina, ante el siempre difícil Belgrano de Córdoba.

Hace ya varios días, a Compagnucci se le había sumado Ignacio Pussetto, el joven de 20 años, delantero proveniente de Atlético Rafaela. Y en el transcurso de esta semana, el lateral derecho de Atlético Tucumán, Nicolás Romat de 28 años (casi un “clon” de José San Román), Ezequiel Garré, lateral izquierdo ex Patronato, de 34 años, y el ecuatoriano Julio Ángulo, una “sorpresa” proveniente del subcampeón de la Copa Libertadores, Independiente del Valle, volante por izquierda de 26 años, arribaron, se sumaron al plantel, y ya fueron incluidos en la delegación de veintiún “players” que trasladó el DT a San Juan, para el compromiso ante Belgrano.

Como siempre, Domínguez nunca da precisiones sobre el conjunto que pone en cancha. Lo que es claro, que aún suspendido, Matías Fritzler no jugará, por lo que Compagnucci ocupará su lugar, ni tampoco viaja, lesionado, Mariano González. Seguramente Daniel Montenegro y Patricio Toranzo ocuparán su lugar en la mitad de la cancha, acompañando a Romero Gamarra, pero también hay chances para que el llegado Angulo, ocupen uno de esos lugares. Lo que parece una “fija”, es que Ignacio Pussetto sea el delantero central. También las dudas pasan por saber si alguno de los dos laterales que llegaron recientemente, ingresarán de entrada: Romat o Garré, pueden llegar a estar, ya sea por Araujo o Muller.


Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Ezequiel Garré
Lucio Compagnucci, Mauro Bogado
Patricio Toranzo, Daniel Montenegro, Alejandro Romero Gamarra
Ignacio Pussetto

Completan la lista de concentrados y serán suplentes (salvo tres que quedarán fuera): Gonzalo Marinelli, Nicolás Romat, Mario Risso, Luca Sosa, Leonel Muller, Nicolás Femia, Julio Angulo, Lucas Chacana, Norberto Briasco y Diego Mendoza.



Belgrano de Córdoba, está en pleno proceso de adaptación a la salida tras cinco años de Ricardo Zielinski, y al debut como DT de Esteban González, su ex volante central de extensa carrera en el club. Con un conjunto que posee un mix de muchos jóvenes y jugadores de años y experiencia, la mayor novedad es el regreso, tras ocho años de exitosa carrera en Bélgica con el Anderlecht, de Matías Suárez, quien aún en plenitud, con 28 años, es la gran apuesta de la temporada. Con equipo casi confirmado,en el que no jugará Farré, lesionado, el nueve será de la partida, en un esquema táctico similar al de Huracán.


Belgrano (Córdoba)

Juan Carlos Olave
Renzo Saravia, Cristian Lema, Lucas Aveldaño, Federico Álvarez
Federico Lértora, Mario Bolatti
Nahuel Lujan, Gastón Álvarez Suárez, Gabriel Alanis
Matías Suárez.

Son parte de la delegación y serán suplentes: Germán Montoya, Esteban Espíndola López, Germán Gaitán, Jorge Velázquez, Mariano Barbieri, César Pereyra y Mauro Óbolo.



El Globo y el “celeste” ya se enfrentaron en 43 oportunidades, pero será la primera de ellas por una copa oficial. Las anteriores, fueron 25 en primera división y 18 en el ascenso, por la B Nacional. En la general, hay bastante paridad, con 14 victorias, 15 derrotas y 14 empates, con 48 tantos anotados y 50 recibidos.

El último enfrentamiento, fue como local, en un recordado partido por la última (30) fecha del torneo 2015, el 09 de noviembre, con un empate 1 a 1, el día del gol en contra de Claudio Pérez para Huracán.

Antes de eso, habían pasado más de nueve años sin enfrentarse, siendo la última victoria del Globo ante este rival, la del 02/04/2005 con Néstor Apuzzo como interino en el banco, por 1 a 0 con un gol de Mariano Juan por el Clausura 2005 de la B Nacional. En Primera, el último triunfo data del 27/04/2002, con un 1 a 0 como visitante, gol de Emanuel Villa.



En 12 de agosto

Jugados: 14
Ganados: 2
Empatado: 3
Perdido: 9

Último antecedente: 2012 - Visitante – 1 – 3 con Aldosivi en Mar del Plata

Es llamativa y muy curiosa la racha de Huracán jugando en 12 de agosto. Sus primeros dos partidos (en 1928 y 1934 ante El Porvenir y Estudiantes de La Plata) los ganó, y desde allí nunca más pudo hacerlo, en los doce siguientes. Incluso, en ese día, ha recibido recordadas derrotas, como en la B Nacional de 2006 una goleada en contra como local 1 – 5 con Tiro Federal de Rosario, o la goleada, también como local, que recibió de Boca Juniors 3 – 6 en la Copa Suecia de 1958.



Árbitro

Fernando Espinoza

Sólo ha arbitrado un encuentro de Huracán, y fue derrota. El 19 de marzo de 2014, 0 – 1 con Instituto en Córdoba, por la fecha 29 de la B Nacional de ese año.


jueves, 11 de agosto de 2016

Pasar de ronda importa

En plena pretemporada, y con sólo una sola de las incorporaciones en el plantel, el equipo de Eduardo Domínguez llevó adelante el compromiso y lo pasó con un tanto de esfuerzo, para pasar una ronda de esta nueva Copa Argentina, que mucho interés despierta, en especial en los equipo de Primera División. El rival, Central Córdoba, aún siendo de Primera C, fue un hueso duro de roer.




Síntesis


Lunes 18 de julio de 2016

Copa Argentina 2016 – 32vos de Final

Jugado en: Banfield


Huracán 2 – 1 Central Córdoba (Rosario)

23 1T: Alejandro Romero Gamarra (H), define en el área chica al primer palo, tras una doble pared con Bogado y Briasco.

33 1T Leandro Figueroa (CCR) remata fuerte de derecha, tras una capturar una pelota perdida por la defensa de Huracán.

25 2T Mauro Bogado (H) de penal, por foul a González.


Árbitro: Luis Álvarez (correcto)

Amonestados: Compagnucci, Mancinelli, Muller (H) / Godoy, Ferrari, Funes (CCR)



Huracán: Marcos Díaz; Carlos Araujo, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Leonel Muller; Mauro Bogado, Lucio Compagnucci; Mariano González, Alejandro Romero Gamarra, Lucas Chacana; Norberto Briasco. DT: Eduardo Domínguez.

Central Córdoba (Rosario): Leonardo Romero; Cristian Vella, Cristian Godoy, Alan Ledesma, Gerardo Pérez; Marcelo Zaen, Renzo Funes, Brian Meza, Leandro Figueroa; Cristian Sánchez y Federico Ferrari. DT: Oscar Santángelo.


Cambios: 25 2T Cristian Gardeano por Figueroa (CCR) / 26 2T Diego Mendoza por Chacana (H) / 35 2T José Fernández por Meza (CCR) / 36 2T Matías Juárez por Briasco (H) / 42 2T Nicolás Femia por González (H)


Figura del partido: Alejandro Romero Gamarra



Varios días ya pasaron, y de lo poco que dejó este juego, casi ni ganas de dejarlo plasmado en el blog, me quedaron. Huracán casi sin trabajo, con faltantes claros en varias posiciones y sin funcionamiento táctico, le costó bastante dejar atrás a un rival, que tras una muy mala campaña en la cuarta divisional, tuvo una digna actuación y le hizo difícil la victoria.

Por esto es que dejo trascripto el análisis del amigo Nicolás Ziccardi para Soy Quemero:



Armando el rompecabezas
Huracán debutó en la Copa Argentina 2015/16 con un trabajado triunfo por 2 a 1 frente a Central Córdoba de Rosario, equipo que milita en la C. Un golazo de Alejandro Romero Gamarra abrió el marcador mientras que tras claro error en la salida se sirvió en bandeja el empate al Charrúa. Mauro Bogado devolvió la tranquilidad y puso cifras finales desde los doce pasos, en un juego que sirvió de debut para varios juveniles y también al retorno de Diego Mendoza. A un mes del arranque del campeonato, quedó claro que indiscutiblemente se necesitan tres o cuatro incorporaciones más.

La gélida noche de Banfield oficiaba de escenario para el reencuentro entre plantel y Pueblo Quemero, que pese al día y horario copó el espacio que le cedieron y obligó la apertura de un pulmón más. En un inicio de temporada atípico el Globo debutaba por Copa Argentina ante Central Córdoba de Rosario, sabiendo que aún le queda un mes de preparación para el comienzo del nuevo torneo.

Con un plantel en pleno proceso de renovación Eduardo Domínguez presentaba en cancha solamente cuatro titulares durante el último año, seis si contamos a Romero Gamarra y González, destacándose también la presentación del refuerzo Lucio Compagnucci y el debut del delantero juvenil Norberto Briasco.

Y el Globo salió al toro en los primeros minutos, Federico Mancinelli luchó el anticipo con Zaen, la pelota voló en dirección al arco y el golero Romero evitó con un manotazo la caída de su arco. Central Córdoba intentaba ser prolijo en ataque, pero durante el inicio solamente hilvanó fútbol apoyándose en nuestros incipientes errores defensivos.
Superando los veinte minutos las fuerzas de ambos equipos comenzaron a emparejarse, sin embargo Huracán lograría romper el molde con una excelente jugada a pura velocidad y precisión. Alejandro Romero Gamarra recibe la pelota apenas delante de la línea media, tirado sobre la banda derecha, juega una pared con Mariano González y encara en dirección al área. Allí encuentra complicidad con Briasco, quien de primera devuelve con criterio la pelota a un Kaku que se filtra al área para definir entre Romero el palo izquierdo poniendo en ventaja al Globo. Doble pared, besito de Romero Gamarra al escudo y todos felices en Banfield.

El equipo lo tenía para tomar acción total del juego, sin embargo se complicó solo diez minutos después de ponerse en ventaja. Mauro Bogado recibe en la salida y vuelve a jugarla hacia el fondo con un pase impreciso, Nervo no llega a conectar y Leandro Figueroa intercepta para irse sin marca mano a mano con Marcos, definiendo con tranquilidad para poner la igualdad en el marcador.

En los últimos quince Central Córdoba buscó motivado por su conquista, logró desnivelar con un mano a mano que Ferrari le ganó a Nervo, pero Marcos Díaz salvó en el vértice del área grande. El Globo tuvo dominio territorial pero poca profundidad, generando peligro con un remate de Mariano González que se fue pegadito al palo.
Ya en el complemento Central Córdoba logró neutralizar al Globo replegándose en su campo, pese a que Huracán tuvo bastantes complicaciones para cambiar el ritmo ofensivo y colaboró de forma directa al poco vértigo que había. En el minuto 23 Compagnucci ubica la carrera de Norberto Briasco, quien aguanta a su marcador para desbordar en posición de wing y meter un centro rasante al punto penal que controla de espaldas Mariano González. Cristian Godoy lo baja con una clara infracción y Luis Álvarez no duda en cobrar penal. Mauro Bogado se hace cargo de la ejecución con un firme derechazo al medio, dándole el triunfo a Huracán tras una semana donde su continuidad se llenó de interrogantes. Ganaba el Globo, con poco, y estaba bien.

El resto del partido fue favorable a Huracán, Central Córdoba no generó más peligro aunque dio la sensación de ponernos en jaque con algunos avances que podrían haber sido más perjudiciales. Domínguez intuyó la quietud y aprovechó para meter sus cambios. Lo primero fue el regreso a las canchas, tras el accidente en Caracas, de un emocionado Diego Mendoza. Luego llegaron los debuts de Matías Juárez y Nicolás Femia. El Globo acarició el tercero durante los últimos minutos, sin lograr concretarlo. Luis Álvarez adicionó tres veces, pero el marcador no corrió peligro.

Ganó Huracán su primer partido en la temporada, cumplió con las presunciones y aunque traspiró de más fue justo vencedor ante el equipo de la Primera C. El Globo se adjudicó su primer cheque, contribuyó a superar el mal trago de la Copa Argentina anterior y ya se encuentra en los dieciseisavos de final. Ahora a esperar rival, que saldrá entre Belgrano de Córdoba y Brown de Adrogué (Nacional B). Camino a octavos y por la otra llave chocarán Defensa y Justicia e Independiente.

A grandes rasgos Huracán presentó en cancha alguna de sus variantes, pero dejó en claro que a este plantel le faltan intérpretes. Necesitamos reforzar los laterales y conseguir un centrodelantero al que las opciones ayer expuestas luchen por destronar. Por otro lado la zona izquierda del mediocampo sigue sembrando dudas.

La alegría de contar con pibes de inferiores en primera, la emoción de volver a ver a Mendoza y el recuerdo fresco de los últimos tiempos no debe nublar el criterio. Tampoco servir de argumento en contra de la exigencia, Huracán necesita mantenerse en los primeros planos y sin ningún tipo de dudas requiere seguir reforzándose para ello.

Esperemos que así sea.




lunes, 18 de julio de 2016

El primer paso para repetir la historia

Un nuevo arranque del año para el Globo, que lo encuentra algo convulsionado por las rutilantes salidas del plantel, pero también con una posibilidad económica distinta de lo que eran los “mercados” anteriores. Sin Ábila y sin Espinoza, tampoco Balbi y San Román, incluso con Toranzo, Montenegro y Fritzler como “bajas” para este partido, Huracán se enfrenta a un conjunto de la Primera “C”, Central Córdoba, con todo respeto y  la mayor ambición: repetir lo logrado en 2014.




Lugar: Estadio Florencio Sola – Banfield – Buenos Aires
Condición: Neutral
Fecha: Lunes 18 de julio de 2016
Hora: 21.10
Árbitro: Luis Álvarez
Rival: Central Córdoba (Rosario)
Instancia: Copa Argentina - 32vos de final
Televisa: Canal Metro



Bastante difícil determinar, siempre teniendo en cuenta que Eduardo Domínguez no da señales de la conformación del equipo, como será el primer once inicial del año del Globo, en este caso, para arrancar con la Copa Argentina. Además de la “sangría” que hasta el momento tuvo el plantel, se suman lesiones poco oportunas en pilares del equipo, como Toranzo y Montenegro, que no podrán ser de la partida, y la suspensión de Fritzler, que arrastraba de la edición anterior. Entre los convocados, varios jóvenes, entre ellos Femia, Briasco y Cordero, este último de sólo 17 años, todos ellos en la línea ofensiva, hacen prever que es posible que alguno de ellos sea incluido desde el comienzo. El resto del equipo es más sencillo, ya que respecto a la defensa no cabrían dudas y es casi seguro el debut de Compagnucci.



Huracán

Marcos Díaz
Carlos Araujo, Martín Nervo, Federico Mancinelli, Leonel Müller
Lucio Compagnucci, Mauro Bogado
Lucas Chacana, Alejandro Romero Gamarra, Mariano González
Nicolás Cordero

Completan la lista de concentrados y serán suplentes: Gonzalo Marinelli, Mario Risso, Luca Sosa, Matías Juárez, Nicolás Femia, Norberto Briasco y Diego Mendoza.



Central Córdoba de Rosario no trae un gran presente en lo que fue su primer semestre, de hecho finalizó entre los últimos lugares del certamen transición. Oscar Santángelo es su DT, y ha empezado a reforzar su equipo de cara a mejorar esa perfomance, probando con una serie de amistosos. Según el once inicial que se anuncia, la única cara reconocida es la de Cristian Vella, lateral con pasado en All Boys y hermano del ex Newells y River Luciano.



Central Córdoba (Rosario)

Leonardo Romero
Cristian Vella, Cristian Godoy, Alan Ledesma, Gerardo Pérez
Marcelo Zaen, Renzo Funes, Brian Meza, Leandro Figueroa
Cristian Sánchez, Federico Ferrari.



El Globo y el “charrúa” rosarino, ya se enfrentaron en ocho oportunidades. Dos de ellas por Copas (Copa Suecia de 1958), cuatro en la primera división (en 1958 y 1959) y dos en el ascenso (temporada 199/2000). En la general, son 4 victorias, 2 derrotas y 2 empates, con 14 tantos anotados y 6 recibidos.

El último enfrentamiento, fue como visitante (en cancha de Newells) y fue derrota 0-1, el 04/03/2000. La última victoria en la general, fue el 1 a 0 en el mismo torneo (19/09/1999) con gol de Gastón Casas.

Los enfrentamientos por Copas, en 1958, fueron ambos triunfos quemeros: 2 a 0 de visitante (Marcarián y Chena los goles) y 3 1 como local (Aramendi los tres del Globo).




En 18 de julio

Jugados: 6
Ganados: 4
Empatado: 1
Perdido: 1

Último antecedente: 1982 - Local – 1 a 0 a Independiente (gol de Rubén Carrá)

Si bien son pocos los encuentros que disputó Huracán en esta fecha, se destaca que justo en 18 de julio, pero de hace 68 años, Huracán sufría una de sus tres mayores goleadas en contra de toda su historia: caía de visitante 0-7 con Central en Rosario.



Árbitro

Luis Álvarez

Suma 14 juegos arbitrando a Huracán. En total, 4 ganados, 5 perdidos y 5 empatados. El último, el 14/08/2015 en la derrota 0-3 con Nueva Chicago de la fecha 20 del torneo de Primera División. Cabe destacar, que los últimos tres arbitrados por este referí, fueron derrotas.

La frazada corta

No ha pasado nada desapercibido el Globo en el mercado de pases de las vacaciones invernales. Así como todo el fútbol argentino en general mantiene la incertidumbre respecto a su manejo, ya que no tiene autoridades, la selección no tiene DT, el nacimiento de la “superliga” y varias cosas más, que intensifican la pelea de poderosos contra el resto, en Huracán, si bien las “arcas” se vieron beneficiadas, el plantel se desangró bastante fuerte.



La primer novedad se veía venir y finalmente llegó. La salida de Ramón “Wanchope” Ábila, el goleador histórico de los últimos treinta años quemeros, era un secreto a voces, y finalmente Cruzeiro de Belo Horizonte fue su destino. Una importante cifra en “verdes” (dicen que U$S 4 MM por el 50% de la ficha) fue la vía de escape. No obstante, no se fue bien el cordobés, ya que hace pocos días anunció que le inició acciones legales al club por salarios impagos. Siempre una de cal y otra de arena.

La sorpresa llegó unos días después. El compañero de ataque de Ábila y quien más goles le hizo convertir con sus asistencias, la “joya del Globo” Cristian Espinoza, era “coaptado” por el Villarreal de España, vía el pago de la cláusula de rescisión del contrato que tenía el chico. 5 MM de euros depositó el equipo español, y se llevó al pibe. Muchos quemeros quedaron “dolidos”, pero, es mi humilde opinión, que es el mejor momento para que el chico se embarque joven a la aventura europea, dejando además, muchos billetes fuertes, en el peso y la cantidad que el club creía que valía. Si la dirigencia pensaba que Espinoza vale más que eso (como yo también lo creo), debían haberlo “reconocido” antes a nivel de su contrato. Ahora no vale poner “peros”.

A estas dos salidas “rutilantes”, se agregaron la ida con destino europeo de los dos laterales, San Román y Balbi, que consiguieron en Holanda y España respectivamente, consolidar algo su futuro y hacia allí se embarcaron. En el rubro bajas, hay que contar las rescisiones de jugadores como Villarruel y Miralles, entre algunos otros, a los cuales el DT Eduardo Domínguez no tenía en sus planes. Y para sumarle problemas, hay desavenencias a nivel de contratos, con jugadores como Bogado y Mendoza, que de a poco se fueron solucionando.

Y es justamente el DT, al que los nervios le suben, ya que ve muchas más salidas de su plantel que ingresos. Sólo se sumó el ex Vélez, el joven Lucio Compagnucci, volante combativo de pasado en selecciones juveniles, pero al parecer, sobre estos días, ya estaría abrochada la llegada del chico de Atlético Rafaela Ignacio Pussetto, delantero que tendría una linda chance en el Globo de mostrarse. La llegada de un “ilustre” como Lucas Barrios, que se barajó hace rato, aún sigue lejana. Mientras tanto, la frazada queda corta aún en el aspecto ofensivo, y son los pibes de inferiores quienes por el momento deben cubrir las vacantes.

Todavía queda resto y dinero hay. Veremos que hacen Nadur y cía, para darle a Domínguez, la frazada que corresponde....



jueves, 2 de junio de 2016

Huracán de números: Resumen estadístico del primer semestre de 2016

Huracán disputó 26 partidos en el primer semestre de 2016, desde el 2 de febrero (en Buenos Aires ante Caracas FC por la ida de la serie previa de la Copa Libertadores) hasta el 22 de mayo (última fecha del torneo de transición de primera división 2016): en total 110 días, de una “montaña rusa” aún más increíble que la que vivió en 2015. Pero la mayor salvedad a esto, es que hay que descontar a esta cifra, los 14 días sin actividad, producto del accidente en Caracas, del 10 de febrero. Esto, en definitiva, produjo que Huracán dispute 23 partidos en 89 días, es decir, un partido cada poco menos de cuatro días, durante tres meses completos. Increíble, nunca dado en la historia del club. Si 2015 había sido duro en cuanto a la agenda (total 50 partidos, uno cada seis días aproximadamente), este semestre lo supera ampliamente.



De los 26 juegos, 16 correspondieron al torneo local y 10 a la Copa Libertadores, siempre con Eduardo Domínguez como DT.

En total, ganó 10 partidos, empató 7 y perdió 9, lo que significa el 47,44% de rendimiento. Finalizó en el puesto 5 de su zona (9no en la tabla general de los treinta equipos) y fue eliminado en octavos de final en la Copa Libertadores.


De los 10 partidos ganados, en 3 ocasiones lo hizo por 1 a 0; en 2 fue 2 a 0 y 4 a 2; y una vez: 2 a 1, 3 a 1 y 4 a 3.


De los 9 partidos perdidos, 4 veces cayó por 1 a 0; 2 veces por 2 a 1; mientras que sólo una ocasión perdió 2 a 0, 3 a 2 y 4 a 2.


Los empates fueron: 0 a 0 en 5 oportunidades y 1 a 1 en 2 ocasiones.


Como local disputó 13 partidos, con 6 victorias, 4 empates y 3 derrotas con 56% de efectividad.

Como visitante disputó 13 partidos, con 4 victorias, 3 empates y 6 derrotas con 38% de efectividad.



Si se tienen en cuenta solo los primeros tiempos, de los 26 partidos, ganó 6 veces, perdió también 6 y empató 14, con 41% de rendimiento.

Si se tienen en cuenta solo los segundos tiempos, de los 26 partidos, ganó 6 veces, perdió 4 y empató 16, con 44% de rendimiento.



En los 26 partidos, Huracán convirtió 32 goles (1,23 gol por partido), de los cuales 18 fueron como local y 14 en condición de visitante; 16 en los primeros tiempos y también 16 en los segundos. A su vez recibió 28 (1,08), 13 como local y 15 como visitante; 15 en los primeros tiempos y 13 en los segundos.

De los 32 anotados, 21 fueron en el torneo local y 11 por Copa Libertadores.

De los 28 recibidos, 15 fueron en el torneo local y 13 por Copa Libertadores.


En 10 partidos no hizo goles. Hizo 1 gol en 7 juegos; 2 goles en 5 partidos; 3 goles una vez; y 4 goles en 3.

En 10 partidos no recibió goles. Le hicieron 1 gol en 8 partidos; 2 goles en 5 ocasiones, 3 goles 2 veces y 4 goles una vez.



El goleador de Huracán fue Ramón Ábila con 16 tantos. Mariano González lo siguió con 5; Cristian Espinoza y Alejandro Romero Gamarra convirtieron 3; y Diego Mendoza, Ezequiel Miralles, Daniel Montenegro, Matías Fritzler y Mauro Bogado hicieron uno cada uno


Del total de los 32 goles convertidos, 22 fueron por jugadas dentro del área rival; 5 de fuera del área y también 5 de cabeza.

De los 32 goles, 21 llegaron a través de pases o asistencias de compañeros. Cristian Espinoza y Mauro Bogado, fueron con 6 cada uno, quienes más asistencias dieron. Luego Ramón Ábila, Alejandro Romero Gamarra y Ezequiel Miralles dieron 2; y Montenegro, Fritzler y Villarruel con 1.


Del total de los 28 goles recibidos, 19 fueron por jugadas dentro del área propia; 4 de cabeza, 3 por tiros penales y 2 por remates desde fuera del área. Huracán convirtió 3 goles en su propia meta en el año: Bogado ante Rafaela, Mancinelli ante San Lorenzo y Nervo ante Lanús.

El jugador rival que más goles le anotó a Huracán en el semestre, es el uruguayo Santiago Silva de Sporting Cristal de Perú con 3. Luego Alejandro Guerra, venezolano de Atlético Nacional de Colombia y Gonzalo Ríos de Temperley, con dos cada uno.

De los 28 goles recibidos, 25 los sufrió Marcos Díaz; y 3 Gonzalo Marinelli.


En este semestre también, Huracán estuvo a solo un minuto de sobrepasar la mayor racha sin convertir goles, hecho insólito en su historia. Lo que si instauró, es el récord de mayor cantidad de partidos sin anotar, con SEIS consecutivos, cuando jamás en la historia había superado los cinco. Estos fueron: Peñarol como local, Newells, Atlético Nacional y San Lorenzo en seguidilla como visitante y luego Atlético Nacional y Racing como local. Esta nefasta serie se cortó con el tanto de Cristian Espinoza ante Atlético Nacional en Medellín. En total se acumularon 574 minutos (sin tener en cuenta tiempos adicionados, para obtener una comparación histórica), que no superaron los 575 minutos de 2002 y 2003.


La mayor racha sin recibir goles fue entre el segundo gol de Ríos de Temperley a los 30 minutos del primer tiempo, sumando 283 minutos hasta el gol de Luis Rodríguez de Atlético Tucumán a los 43 del primer tiempo. Entre tales partidos, ante Aldosivi y Argentinos Juniors, el Globo no recibió goles.


Si se parte el desarrollo de cada partido en seis cuartos de hora, Huracán anotó más tantos entre los 16 y 30 minutos del primer tiempo: 7 goles. Un caso curioso: tres veces el Globo anotó goles en el minuto 30 del primer tiempo (siempre como local): Ábila ante Aldosivi; otra vez Ábila ante Sporting Cristal; y Espinoza ante Unión de Santa Fe. En tanto que el período del partido en que más goles recibió fue en los minutos finales de los primeros tiempos, del 31 al 45: 7.



Extrañamente, Huracán no tuvo penales a favor en el semestre.

Le sancionaron 4 penales en contra, de los cuales 3 fueron convertidos (Silva de Sp. Cristal, Ardente de San Martín de San Juan e Ibarbo de Atlético Nacional) y uno desviado (por Ortigoza de San Lorenzo).


Utilizó en total a 26 jugadores, que hayan ingresado al campo de juego: Mauro Bogado fue el único que tuvo presencia en los 26 partidos disputados. Luego Marcos Díaz estuvo en 25; Ramón Ábila, Mariano González y Alejandro Romero Gamarra en 24; Luciano Balbi, Federico Mancinelli y Daniel Montenegro en 23; Cristian Espinoza y Matías Fritzler en 20; José San Román en 19; Ezequiel Miralles en 18 y Martín Nervo en 16. Todos ellos superaron el 60% de los partidos totales. Sólo estuvieron en un partido Gonzalo Marinelli, Matías Giordano, Leandro Díaz y Leonel Muller.


En el semestre, casi todos los jugadores listados con más del 60% de los partidos jugados (12 de 13) se mantuvieron en cancha más del 60% de los minutos disputados. Son: M. Díaz 2.234 minutos (96%); Bogado 2.090 (89%); Balbi 2.042 (87%); Ábila 1.991 (85%); Mancinelli 1.988 (85%); San Román 1.703 (73%), Montenegro 1.701 (73%); Fritzler 1.658 (71%); Espinoza 1.547 (66%); M. González 1.437 (61%); Nervo 1.436 (61%) y Romero Gamarra 1.403 (60%).



Se registraron 6 expulsiones: 2 de Federico Mancinelli; y una de Nervo, Risso, Sosa y González.


Se recibieron además 55 tarjetas amarillas (2,1 por partido). Matías Fritzler con 8 el más amonestado. Luego Ábila con 6, San Román y Bogado con 5, Balbi y Nervo con 4 y Araujo, Díaz, González y Risso con 3. El jugador con más minutos en cancha sin sanciones disciplinarias fue Lucas Chacana, en 524 minutos de acción.


Del análisis y opinión de cada partido, elijo una figura del equipo. 5 veces fue Ramón Ábila; 4 ocasiones Daniel Montenegro; en 3 Marcos Díaz, Federico Mancinelli y Matías Fritzler; San Román y Toranzo 2 veces; y una vez Bogado, Espinoza, M. González y Nervo.


23 fueron los árbitros que tuvo el Globo en el año, 14 nacionales y 9 internacionales (3 de Chile, 2 de Paraguay; y uno de Brasil, Ecuador, México, y Venezuela – o Colombia – Míster Argote). Sólo tres árbitros repitieron luegos con Huracán: Diego Abal y Facundo Tello de Argentina y Patricio Polic de Chile.