sábado, 9 de agosto de 2014

El cielo debe abrirse celeste

Si bien una nueva temporada comienza, salta a la vista claramente, que se trata de un semestre especial. La aparición del “torneo de 30 equipos” para la Primera División, y por consiguiente, la generación de diez ascensos en la categoría inmediata inferior, provocará una excitación poco habitual para el quemero, una sensación parecida a la obligación, que lo llevará a pensar que se debe ganar la mayoría de los partidos, y de ese modo, que escrito parece simple, lograr el objetivo que tan cerca quedó hace casi dos meses atrás. Pero en el fuero interior, tenemos bien claro que nada nos será sencillo, y que hasta el rival que más simple parezca, será un hueso duro de roer. En la previa, parecería que Kudelka y sus jugadores, así también lo han pensado.


En el estadio de Parque Patricios, este sábado desde las 18.15 horas y con arbitraje de Pablo Lunati, Huracán enfrentará a Temperley, por la primer fecha del torneo de Transición 2014 de la B Nacional, juego que será televisado.


Huracán llega a este primer compromiso, tras una buena preparación, que incluyó resultados positivos, tanto en amistosos, como en el partido de Copa ante Boca. Si bien Kudelka sabe que se ha trabajado de manera correcta en la pretemporada, que la mayoría de las incorporaciones trabajaron casi del inicio de la misma y que las condiciones de este extraño torneo están dadas para llegar a buen puerto, también está plenamente convencido que debe trabajar en mantener a sus jugadores atentos y en todo momento sedientos de lucha, para elaborar cada uno de los veinte juegos que les espera, todos ellos, como verdaderas finales.

Para este partido, si bien Kudelka tiene casi el plantel completo, no podrá contar por suspensiones con cuatro jugadores que estaban entre los posibles convocados: Arano y Ábila del plantel anterior y Torassa y Echeverría de las nuevas contrataciones. Por esta razón, Rodrigo Erramuspe en su regreso al club tras un año en Atlético Rafaela, tomará la plaza de segundo marcador central, acompañando a Mancinelli en la zaga; Guillermo Sotelo será el lateral por izquierda, para suplir a Arano; y dos de los atacantes del Globo serán Cristian: Espinoza y Milla, tomando posibles lugares de Torassa y Ábila.

Además, ante estas ausencias, se abre lugar entre los suplentes para la presencia de incorporaciones como Moreno y Fabianesi, Marinelli, Favalli o Borghello, más la posible presencia de un juvenil de la cantera quemera, el delantero de la cuarta división, Patricio D’Alía de 21 años.



El equipo inicial sería:


Marcos Díaz

Germán Mandarino
Federico Mancinelli
Rodrigo Erramuspe
Guillermo Sotelo

Federico Vismara
Lucas Villarruel

Cristian Espinoza
Patricio Toranzo
Gonzalo Martínez

Cristian Milla


Completan los concentrados: Gonzalo Marinelli, Eduardo Domínguez, Luca Sosa, Iván Moreno y Fabianesi, Lucas Favalli, Alejandro Romero Gamarra, Patricio D’Alia e Iván Borghello. Uno de ellos no será suplente.



Temperley, el último de los ascendidos del ámbito metropolitano llega de la mano del veterano DT Ricardo Rezza, con un plantel bastante renovado, que tratará de ordenarse en este torneo de transición, para luego buscar afianzarse en la categoría. Incorporó jugadores en todas las líneas: los delanteros Di Nenno (de Racing) y Grbec (ex Morón, viene de Ecuador); los defensores Bojanich (de Barracas Central), Rodrigo Alonso (Acassuso), y Nahuel Roselli (de A.Tucumán) y los volantes Matías Bolatti (vuelve del préstamo en Junior), Ignacio Orona (Unión La Calera), Sebastián Vidal (Boca) y Bruno Casanova (Unión La Calera). De la totalidad de su plantel, no podrá contar con Bojanich (suspendido) y Vidal, Jara y Luis López, el goleador de la campaña del ascenso, lesionados.

El once inicial de Rezza para Temperley sería: Federico Crivelli; Leonel Barrios, Gastón Aguirre, Rodrigo Alonso y Patricio Romero; Fabián Sambueza, Ignacio Oroná, Adrián Arregui, Leonardo Di Lorenzo; Fernando Brandan y Javier Grbec. Completan los concentrados:: Leandro De Bórtoli, Nahuel Roselli, Cristian Paz, Cristian Quiñónez, Bruno Casanova, Dario Salina,-Juan Ignacio Dinenno y Ariel Rojas. Uno de ellos no será suplente.

No es extensa la historia ante el Celeste, ya que hace más de catorce años no se producen enfrentamientos, pero si es antigua, ya que el primero de ellos, se jugó hace ya 91 años.

En total, se contabilizan, 20 enfrentamientos, con el siguiente detalle:

Primera División:

Era Amateur:          4 jugados, 5 goles a favor, 4 en contra
                  2 ganados
                  1 perdido
                  1 empate

Era Profesional:         10 jugados, 20 goles a favor, 9 en contra
                  8 ganados
                  1 perdido
                  1 empate


Ascenso

Era Profesional:         6 jugados, 12 goles a favor, 3 en contra
                  5 ganados
                  1 empate

Total General:

20 partidos jugados; 15 ganados; 2 perdidos; 3 empates; 37 goles a favor; 16 en contra.

De los 20 juegos disputados, 11 fueron en condición de local, con 9 victorias y solo un empate y una derrota. De esa única derrota de Huracán en condición de local ante Temperley, pronto se cumplirán 90 años. Fue el 30/11/1024 en el campo de juego de la Avenida Chiclana, cuando el visitante venció por 3 a 2.

El último antecedente ante Temperley, es de la fecha 20 del torneo 1999/2000 de la B Nacional, cuando como local el Globo ganó por 3 a 1, con dos goles de Gastón Casas y Rodríguez en contra. Mientras que la última derrota en la general, data del 08/05/1977, cuando el Celeste vencía a Huracán como local 1 – 2 (gol de Osvaldo Rodríguez).

De los 36 goles al equipo del Sur del Gran Buenos Aires, el máximo anotador en René Houseman, con 4.



Un día como hoy, 9 de agosto, Huracán jugó 11 (once) encuentros a través de su historia, de los cuales ganó 4, perdió también 4 y empató 3. No juega en esa fecha desde hace 16 años, cuando en 1998, por la 1ra fecha del Apertura 1998 de Primera División, perdía como visitante de Lanús por 3 a 1 (gol de Sixto Peralta; ese día Luis Islas debutaba en el Globo, atajando un penal a J.J. Serrizuela). En tanto que la última victoria en esa fecha, fue en el año anterior, 1997, 1 a 0 a Estudiantes de La Plata en Parque Patricios, con gol de Emiliano Romay.



El juego será arbitrado por Pablo Lunati, quien registra 14 antecedentes con Huracán. Y los resultados son bastante parejos, ya que resultan, 6 victorias, 6 derrotas y 2 empates. No obstante, el último juego dirigido, remite a un triste recuerdo, el último descenso, ya que el 22/06/2011 arbitró el desempate final por el descenso contra Gimnasia La Plata en cancha de Boca, cuando el Globo cae 2 a 0 y el referido árbitro expulsó a Soplán y Cámpora durante el primer tiempo.

El comienzo adecuado

Que mejor para arrancar un semestre de refundación del fútbol de Huracán, que venciendo a, seguramente el club de mayor convocatoria del país. Y hacerlo claramente, sin objeciones, a pesar de no demostrar una supremacía superlativa, pero sellar un compromiso con inteligencia y claridad. Victoria ante Boca Juniors para abrirse paso en la Copa Argentina y comenzar una nueva temporada de la mejor manera.






Si bien el primer tiempo mostró a un equipo de Boca intentando de manera asociada llegar hasta la valla de Díaz, nunca lograron cohesionar un nivel de juego que los exponga como amplios dominadores. La mayor posesión del balón, no fue decisiva a la hora de establecer ventaja, ante un Huracán que bien parado tácticamente, nunca mostró dudas en defensa, siendo efectivo en el quite. No obstante, esa seriedad demostrada del medio hacia atrás, no contagió en materia ofensiva, y el estatismo fue el común denominador quemero. No se cayó una idea, por lo que el período se fue dejando poca tela para cortar.

Pero cuando parecía que la segunda parte tenía la misma tónica, llegó la inesperada ventaja para el Globo, tras una seria desatención defensiva xeneize, y un nuevo partido nació. Huracán fue práctico e inteligente, y pasó a tener el control del juego, aún por sobre el control de la pelota. Poco rato después, en base al juego áereo, y otra vez el desapego de la marca rival, la ventaja se estiró, para provocar en Boca un completo desconcierto, que llevó consigo hasta el final y tirando por la borda lo que hasta el primer gol había sido un desempeño aceptable.

Buen triunfo de Huracán para avanzar en la Copa y que sirve de aliciente para la temporada que será de despegue para el fútbol quemero.

Para mayor precisión, dejo transcripta la crónica de mis amigos de Soy Quemero, en el análisis de Nicolás Ziccardi:


Abriendo caminos

Huracán arrancó un semestre clave de manera inmejorable, en San Juan y por Copa Argentina derroto dos a cero a Boca Juniors y se metió en los octavos de final de la competición. Ramón Ábila y Federico Mancinelli, ambos en el segundo tiempo, marcaron los goles en un Globo que fue de menor a mayor y terminó imponiéndose con mucha autoridad en el partido. El equipo llega afilado al inicio del torneo de transición.

Nuestra San Juan fatal volvía a encontrarnos en un partido con mucha trascendencia. Huracán hacía su debut oficial en un semestre histórico enfrentando al Boca Juniors de Carlos Bianchi en el marco de los 16avos de final de la Copa Argentina. La expectativa Quemera era bien alta, por ver a un equipo que mantuvo la base que lo llevó a tener un gran cierre de temporada sumando refuerzos prometedores. Sin embargo y sea por los nervios del debut, los meses sin competencia oficial, o la presión de enfrentar a un rival importante que puso en cancha lo mejor que tenía, Huracán no arrancó nada bien el partido. El Globo se mostraba incómodo, bastante retrasado en su campo y cediendo la iniciativa a un Boca que sin ser decididamente mejor logró generar situaciones de peligro con un tiro libre preparado primero, y posterior cabezazo de Emanuel Gigliotti que se ibas apenas desviado.
Llegados los veinte minutos de juego el equipo comenzó a cortar los circuitos de Boca en el medio e hizo sus primeras apariciones positivas en el partido. Patricio Toranzo fue clave para eso, ya que al tener más y mejor contacto con la pelota las alternativas se abrían. Gonzalo Martínez comenzó a pesar por la banda izquierda y tuvo varios avances interesantes, en contraparte el debutante Agustín Torassa recibía poco juego por la derecha y en las que podía participar no lograba dar cierre oportuno. Ábila se movía en el centro del ataque pero solo recibía bochazos, sin embargo tuvo una cesión limpia de Vismara en la puerta del área grande, “Wanchope” la calzó de derecha y la tiró desviada. El Globo comenzaba a jugar más cerca del arco Xeneize y tendría la más clara cuando un centro de Patricio Toranzo encuentra desvío en Federico Vismara para que el balón pegue en el techo del arco de Orión.
El cierre de la primera mitad fue parejo y discreto, ambos equipos repartían la tenencia pero mostraban dificultades para generar peligro pese a que un disparo de Fernando Gago ponía en jaque la portería de Díaz. Tras el partido Patricio Toranzo declaró que el equipo “Habló lo que tenía que hablar en el entretiempo, para mejorar”. Créanme Quemeros que se notó.
Se notó porque Huracán salió a jugar el complemento con otra determinación. Conociendo un poco más al rival se soltó y sin desordenarse nunca buscó ser más incisivo y tener un mejor control de la pelota. El partido estaba bien llevado por el Globo, sin embargo faltaba romper los moldes para abrir el camino al triunfo, y así fue en el minuto once. Daniel Díaz sale jugando del fondo con un bochazo, Carlos Arano intercepta el servicio y toca para encontrar a un cada vez más afianzado Federico Vismara. El centrocampista juega de primera con Patricio Toranzo, quien de cabeza le devuelve la pared para que Vismara se tome un segundo y con un gran balón aéreo frontal, a espaldas de los centrales Boquenses, habilite de forma perfecta a Ramón Ábila. Wanchope arranca su carrera hasta quedar mano a mano con Agustín Orión, parece perder la vertical pero antes de desplomarse toca la pelota abriendo su botín derecho para clavarla con calma en el fondo de la red y poner a Huracán arriba en el partido. Locura Quemera, uno a cero a nuestro favor y otro partido que comenzaba.
Pero ese partido que comenzaba volvería a ser favorable a los de Kudelka, Boca salió inmediatamente a quemar las naves pero se topó con una última línea sorprendentemente bien afirmada. Mancinelli era un león, mientras que el debutante Santiago Echeverría mostraba un oficio importante para disputar cada balón que le tocaba. Mandarino estaba en un complemento perfecto mientras que Arano mantenía su nivel en creciente. Pity encontraba más espacios y los aprovechaba, por ejemplo cuando armó un jugadón por izquierda donde se metió con pelota dominada hasta dentro del área para que Orión le niegue lo que hubiese sido un golazo. Huracán golpeaba y lo volvería a hacer, diez minutos después de ponerse en ventaja.
Apenitas pasados los veinte minutos Patricio Toranzo se hace cargo de una ejecución a poco más de treinta metros del arco rival. Boca espera fuera del área pero el gran servicio del Pato encuentra a un perfectamente ubicado Federico Mancinelli, quien impacta con gran ubicación y velocidad la pelota con su cabeza para dejar parado a Orión e inflar la red decretando el dos a cero. Golazo del pelado, premio a su enorme partido, y Huracán que ganaba el partido sin discusión.
Los últimos 25 minutos de juego fueron más bien calmos, pese a que un desafortunado rebote defensivo dejó a Calleri mano a mano con Díaz forzando una espectacular atajada de Marcos, volviendo sobre sus pasos y con una sola mano. El Globo tuvo espacios para buscar algún gol más, pero el desgate obvio de un primer partido oficial mantuvo a Huracán manejando los hilo desde su terreno, con un Federico Vismara tan conductor que hasta Kudelka se dio el lujo de darle descanso a Toranzo.
No hubo tiempo para más, triunfazo Quemero en la nunca más escalofriante San Juan para darnos toda la esperanza de cara a un semestre que será tremendo. El equipo se abrió camino en la Copa Argentina, torneo al que se puede apuntar en caso de lograr un andar regular en el campeonato. Entre Banfield y Quilmes estará nuestro rival en la próxima ronda.
Ahora todos los cañones están direccionados al debut del próximo sábado frente a Temperley, sin embargo este triunfo ante Boca nos deja la tranquilidad de saber que hay un equipo muy interesante, que es protagonista cuando ataca y confiable cuando defiende. La clave será no relajar y seguir puliendo un estilo definido.
Arrancamos un semestre con todo dado para volver bien alto.



Síntesis

Boca Juniors 0 - 2 Huracán


Boca Juniors: Agustín Orión; Hernán Grana, Daniel Díaz, Juan Forlín, Emanuel Insúa; Fernando Gago, Cristian Erbes, Gonzalo Castellani, Federico Carrizo; Jonathan Calleri y Emanuel Gigliotti.. DT: Carlos Bianchi.

Huracán: Marcos Díaz; Germán Mandarino, Federico Mancinelli, Santiago Echeverría y Carlos Arano; Lucas Villarruel, Federico Vismara, Patricio Toranzo, Gonzalo Martinez; Agustín Torassa y Ramón Ábila. DT: Frank Kudelka


Cambios: 36 1T Leandro Marín por Insúa (BJ) / 18 2T Cristian Espinoza por Torassa (H) y Juan Manuel Martínez por Castellani (BJ) / 41 2T Rodrigo Erramuspe por Toranzo (H) / 45 2T Emanuel Trípodi por Orión (BJ) / 26 2T Cristian Milla por Ábila (H)


Goles: 11 2T Ramón Ábila (H) define de derecha junto al palo derecho, tras un contragolpe por la calle central, tras gran pase de Vismara entre los centrales de Boca. / 21 2T Federico Mancinelli (H), de cabeza desde el borde del área grande, en forma bombeada, tras centro de Toranzo.


Árbitro: Darío Herrera (bien)

Amonestados: Daniel Díaz, Erbes (BJ) / Villarruel, Vismara, Arano (H).

Expulsado: 47 2T Grana (BJ)

Figura del partido: Federico Mancinelli


sábado, 26 de julio de 2014

Una cita de lujo, para comenzar una temporada de despegue

La excusa de la Copa Argentina como cita, es un muy buen preludio al comienzo de este extraño “torneo de transición”, que tiene que devolver al Globo al lugar del que nunca se tuvo que haber ido, la Primera División. Y que mejor, si justamente el rival es uno de los más grandes, y que llega siempre, acompañado de mucha expectativa, por el público del fútbol en general: el Club Atlético Boca Juniors. Ellos con la novela de la salida de Riquelme, que todo lo envuelve, y nosotros ensimismados y entusiasmados en mejorar la perfomance del primer semestre del año, que nos dejó en la puerta del objetivo.

En el estadio del Bicentenario de la ciudad de San Juan, este sábado desde las 20.15 horas y con arbitraje de Darío Herrera, Huracán enfrentará a Boca Juniors, por los dieciseisavos de final de la Copa Argentina 2014. Televisa la TV Pública.





Huracán llega a este primer compromiso con la tranquilidad de haber realizado una pretemporada que resultó tal lo planificado por el entrenador Frank Darío Kudelka, incluso con resultados positivos en los partidos de práctica ante distintos rivales. Casi todas las incorporaciones estuvieron a tiempo, y por lo que se puede observar, se cumplieron sus solicitudes en cuanto a puestos a cubrir y nombres a conseguir. Por eso, el juego ante Boca si bien no resulta un paso para la verdadera meta de este semestre, es un banco de pruebas de lujo, para tener parámetros concretos de lo que puede rendir este viejo / nuevo equipo quemero.

Para este partido, Kudelka prevee el debut absoluto con la casaca del Globo de tres jugadores: Santiago Echeverría, zaguero central, proveniente de Brown de Adrogué; Federico Vismara volante central que llega de Instituto de Córdoba; y Agustín Torassa, delantero ex All Boys. Además, viajaron con la delegación, y podrían debutar, otras tres incorporaciones, el arquero suplente Gonzalo Marinelli, el volante Lucas Favalli y el delantero Cristian Milla. Además, a último momento viajó con la delegación, justo después de firmar su contrato, un defensor que regresa al club tras jugar una temporada en Atlético Rafaela: Rodrigo Erramuspe, quien podría ser suplente. Además, en la lista se encuentra el volante juvenil Gabriel Robledo.

El equipo inicial sería:


Marcos Díaz

Germán Mandarino
Federico Mancinelli
Santiago Echeverría
Carlos Arano

Federico Vismara
Lucas Villarruel

Agustín Torassa
Patricio Toranzo
Gonzalo Martínez

Ramón Ábila


Completan la delegación: Gonzalo Marinelli; Leonardo Zaragoza, Luca Sosa, Rodrigo Erramuspe, Gabriel Robledo, Lucas Favalli, Alejandro Romero Gamarra, Cristian Espinoza y Cristian Milla. Dos de ellos no serán suplentes.



Boca Juniors, llega inmerso en la novela de la salida de Riquelme. Todo el “mundo Boca” le da mil vueltas al tema, y en los últimos días se lo escucha a su DT Carlos Bianchi, dar explicaciones sobre ese culebrón, más que respecto al armado del plantel para la nueva temporada. Para enfrentar al Globo, el DT dispondría el debut de tres incorporaciones para este ciclo: los volantes Gonzalo Castellani (ex Godoy Cruz) y Federico Carrizo (ex Rosario Central), y el delantero Jonathan Calleri (ex All Boys).

El once inicial de Bianchi para Boca sería: Agustín Orion; Hernán Grana, Daniel Díaz, Juan Forlín, Emanuel Insúa; Gonzalo Castellani, Fernando Gago, Cristian Erbes, Federico Carrizo; Jonathan Calleri y Emmanuel Gigliotti. Serán suplentes y completan el plantel que viajó a San Juan: Emanuel Trípodi, Leandro Marín, Lisandro Magallán, Federico Bravo, Andrés Cubas, Sebastián Palacios y Juan Manuel Martínez.


Muy extensa es la historia ante los Xeneizes, e incluso, existe buena cantidad de partidos jugados por Copas.

En total, se contabilizan, 180 enfrentamientos, pero uno de ellos, por la Copa Competencia de 1921, que Huracán ganaba a Boca por 3 a 1, fue anulado por mala inclusión de un jugador quemero. Dicho encuentro luego se volvió a disputar, venciendo nuevamente Huracán. Por lo tanto, son 179 partidos, con el siguiente detalle:

Torneos Regulares:

Era Amateur:          22 jugados, 17 goles a favor, 35 en contra
                  4 ganados
                  11 perdidos
                  7 empates

Era Profesional:         147 jugados, 172 goles a favor, 281 en contra
                  29 ganados
                  79 perdidos
                  39 empates


Torneos no regulares (Copas)

Era Amateur:          4 jugados, 2 goles a favor, 7 en contra
                  1 ganado
                  3 perdidos

Era Profesional:         6 jugados, 14 goles a favor, 14 en contra
                  3 ganados
                  3 perdidos

Total General:

179 partidos jugados; 37 ganados; 96 perdidos; 46 empates; 205 goles a favor; 337 en contra.

Cabe destacar que solo 10 de estos juegos, fueron en cancha neutral, y ninguno de ellos fuera de la ciudad de Buenos Aires (uno de ellos en realidad, fue en Avellaneda, conurbano bonaerense). De ellos, el Globo suma 3 victorias, 6 derrotas y un empate. El último en esa condición, fue la semifinal del Nacional de 1976, con victoria xeneize 0 – 1.

El último antecedente ante Boca, es de la fecha 11 del Clausura 2011, cuando como local el Globo cayó por 3 a 0. La última victoria de Huracán en el historial, es del 09/05/2010, por la fecha 18 del Clausura 2010, como visitante por 2 a 1, con los tantos de Peralta y Machín. Esa victoria, es la única en los últimos 23 enfrentamientos ante los xeneizes, en casi 20 años.

De los 205 goles al equipo de La Boca, 14 fueron convertidos por Herminio Masantonio, y le siguen Juan Carlos Salvini con 8 y Norberto Méndez con 7.

Casi como coincidencia, en pocos días se cumplen 42 años de la mayor victoria de Huracán. Fue el 30/07/1972, como local por 5 a 1 (Brindisi x 2, Avallay x 2, Eduardo Quiroga). En tanto que la mayor goleada de Boca, fue el 21/12/1919, como visitantes por 7 a 0, por la fecha 4 del torneo de la Asociación Argentina.



Un día como hoy, 26 de julio, Huracán jugó 9 (nueve) encuentros a través de su historia, de los cuales ganó 5, perdió 3 y empató solo uno. No juega en esa fecha desde hace 28 años, cuando en 1986, por la 2da fecha del Nacional B (el primero que jugaba el Globo), como local vencía 2 a 0 a Deportivo Maipú de Mendoza (goles de Abel Alves y Alfredo Torres).


El juego será arbitrado por Darío Herrera, quien registra dos antecedentes con Huracán, ambos como local: 0-0 con Patronato de Entre Ríos por la fecha 31 de la B Nacional 2012 / 2013; y 2-0 a Boca Unidos de Corrientes, por la fecha 32 de la temporada pasada (2013 / 2014).


Un mes y medio intenso para renovar la ilusión

En seis semanas sin “tocar” el blog, luego de la ilusión caída del ascenso, mucho agua pasó debajo del puente. Elecciones en el club, mundial de fútbol, pretemporada del plantel e incorporaciones. Un mes y medio intenso.





Simples. Así fueron las elecciones para la lista del oficialismo. Alejandro Nadur del Círculo Arriba Huracán, recibió de forma clarísima el aval de los socios de la institución, para continuar por otro trienio al frente de los destinos de Huracán. Poco más de la mitad del padrón (5.700 electores) concurrió a las urnas, y de ellos, más de 2.100 (el 73%) eligió la continuidad de quien era el presidente hasta ese 22 de junio pasado. A pesar de una variada cantidad de errores en la gestión, alguna de las cuales sirvieron para explayarme aquí, inobjetablemente pesó en el socio, la memoria de un buen semestre previo, con el primer equipo de fútbol tomando por el camino correcto, de la mano de un conductor, Frank Darío Kudelka, al cual se encontró, tras tres años de continuos desaciertos.

Así como muchas veces critiqué, la improvisación y la falta de un plan, en el armado del plantel en el inicio de una temporada (caso testigo Mohamed en la 2013 / 2014), esta vez aplaudo los pasos dados hasta hoy, en seis semanas de trabajo. Una pretemporada llevada a cabo tal los deseos del entrenador (en la ciudad de Santa Fe), y con la mayoría de las incorporaciones incluidas, como casi nunca pasa en Huracán. La “marea” de distracción provocada por el Mundial de Brasil, no sacó de eje a la dirigencia, que con Gustavo Mendelovich a la cabeza en fútbol profesional, se abocó junto al DT en dar movimientos, que desde afuera parecen más que razonables, y que de los cuales, el tiempo dará su veredicto.

Repasando rápidamente, ya no están en el plantel Matías Defederico, Gastón Monzón, Mauro Milano, Víctor Cuesta, Leandro Caruso, Alejandro Capurro, Lucas Villafañez y Juan Arraya entre los destacados. De todas las salidas, la que lamento y no entiendo, es la de Jonathan Bustos, un joven de sobradas condiciones técnicas, que sin alguna explicación que pase por razones extrafutbolísticas, su ida no tendría sentido.

Ha renovado el vínculo con el club, buena parte de la base del equipo. Marcos Díaz, Germán Mandarino, Federico Mancinelli, Eduardo Domínguez, Carlos Arano y Patricio Toranzo, son los de mayor relevancia. Como incorporaciones llegaron, el volante central de Instituto de Córdoba, ex Chacarita y Estudiantes de La Plata, Federico Vismara; el cordobés de 28 años, Lucas Favalli, mediocampista ofensivo proveniente también de Instituto; el centrodelantero nacido en Chacarita, Cristian Milla, de buena campaña hace poco tiempo en Defensa y Justicia, proveniente de Chile; el arquero de River, de última temporada en Atlético Rafaela, Gonzalo Marinelli; el rápido delantero de All Boys, Agustín Torassa; el joven y espigado zaguero central ex Brown de Adrogué y Almirante Brown, Santiago Echeverría; el veterano y habilidoso Iván Moreno y Fabianesi, de dilatada trayectoria en primera división; y Rodrigo Erramuspe que luego de un año, vuelve a ponerse la casaca quemera, luego del paso por Atlético Rafaela.

Hasta aquí, lo actuado en la conformación del plantel, sigue una coherencia, que como expresé anteriormente, pocas veces se vio en el club. Entiendo, y es mi opinión, que desde la cúpula, no han querido dejar margen alguno de posible error, para conseguir el objetivo, que fue esquivo por muy poco un mes y medio atrás, más teniendo en cuenta la gran oportunidad que entrega este “torneo de transición”, mamarracho de la AFA (parte de un desaguisado más grande), que en seis meses otorga diez plazas de ascenso a primera en un torneo de veintidós instituciones. Y tal como se ven las cosas, las “varas” del objetivo quemero, están puestas bien altas, el ascenso es lo único que puede pasar.

Que así sea.


sábado, 14 de junio de 2014

B Nacional 2013 / 2014 - Informe estadístico - Todos los números de Huracán





En los 43 partidos jugados, Huracán ganó 19, perdió 14 y empató 10, sumando 67 puntos, que significan un rendimiento del 51,9%.


Contó con 3 directores técnicos:
Antonio Mohamed en 10 juegos: 3 ganados y 7 perdidos. Logró 9 puntos con una efectividad del 30%.
Néstor Apuzzo en 2 juegos: 1 ganado y 1 empatado. Logró 4 puntos (67%).
Frank Darío Kudelka en 31 juegos: 15 ganados, 9 empatados y 6 perdidos. Logró 54 puntos con 58% de efectividad


De los 19 partidos ganados, en 6 ocasiones lo hizo por 1 a 0; 5 veces por 2 a 0; 4 veces por 2 a 1; 2 veces 3 a 0 y una vez por 3 a 1 y 4 a 1.


De los 14 partidos perdidos, 9 de ellos fueron por 1 a 0, 3 veces por 2 a 0 y una vez se perdió 3 a 0 y 3 a 1.


Los empates fueron: 0 a 0 en 6 veces; 1 a 1 en 3 veces y 2 a 2 una vez


Como local disputó 21 partidos, con 13 victorias, 4 derrotas y 4 empates. Logró 43 puntos con 68% de efectividad. Con Mohamed fue de 40%, con Apuzzo 100% y con Kudelka 76%.


Disputó un encuentro en terreno neutral, que lo perdió, dirigido por Kudelka.





Si se tienen en cuenta solo los primeros tiempos, de los 43 partidos, ganó 13 veces, empató 21 y perdió 9. Son 60 puntos con 46% de rendimiento.


Si se tienen en cuenta solo los segundos tiempos, de los 43 partidos, ganó 15 veces, perdió 12 y empató 16. Son 61 puntos con 47% de rendimiento.

Si se tiene en cuenta solo la primera rueda, ganó 7, perdió 10 y empató 4, sumando 25 puntos, que significan un rendimiento del 40%.

Si se tiene en cuenta solo la segunda rueda (más el desempate), ganó 12, perdió 4 y empató 6, sumando 42 puntos, que significan un rendimiento del 64%.


En los 43 partidos, Huracán convirtió 43 goles (1 gol por partido), de los cuales 33 fueron como local y sólo 10 en condición de visitante; 15 en los primeros tiempos y 28 en los segundos. A su vez recibió 32 (0,74), 14 como local, 16 como visitante y 2 como neutral; 12 en los primeros tiempos y 20 en los segundos. Cabe mencionar, que solo se hicieron 3 goles fuera de Capital Federal y Gran Buenos Aires (1 a Sportivo Belgrano y 2 a Independiente Rivadavia).


En 19 partidos no hizo goles. Hizo 1 gol  y 2 goles en 10 partidos respectivamente; 3 goles en 3 y 4 goles una vez.


En 19 partidos no recibió goles. Le hicieron 1 gol en 18 partidos; 2 goles en 4 ocasiones y 3 goles 2 veces.


El goleador de Huracán fue Leandro Caruso con 9 tantos. Ramón Ábila y Juan Arraya hicieron 6, Matías Defederico y Gonzalo Martínez 4, Eduardo Domínguez, Cristian Espinoza, Alejandro Romero Gamarra, Patricio Toranzo y Lucas Villafañez 2; y Víctor Cuesta yMauro Milano 1 cada uno. Además, Juan Pablo Pereyra (Ferro) y Héctor Cardozo (Independiente Rivadavia) anotaron contra su valla.


De los 43 goles, 27 llegaron a través de pases o asistencias de compañeros. Cristian Espinoza con 7 fue el mejor asistente. Luego Leandro Caruso con 5; Gonzalo Martínez con 4; Matías Defederico con 2; y Ábila, Arraya, Capurro, Leandro Díaz, Mancinelli, Mandarino, Romero Gamarra y Villarruel con 1.


De los 32 goles recibidos, 19 los sufrió Gastón Monzón, 9 Marcos Díaz y 4 Diego Pozo. Monzón mantuvo el arco en cero en 6 partidos, Marcos Díaz en 11 y Pozo en 2.


La mayor racha de minutos sin convertir goles para Huracán fue de 376, desde el gol de Villafañez a los 41 de la primera parte, en la fecha 23 ante Sp. Belgrano SF Cba., hasta la fecha 27, ante Independiente, cuando Toranzo marcó a los 12 minutos del segundo tiempo.


La mayor racha sin recibir goles, fue de 374 minutos para Marcos Díaz, entre la fecha 29 (ante Instituto, gol de Juan Martín a los 35 del primer tiempo) y la fecha 33 (gol de Vildozo de Aldosivi a los 4 minutos del segundo tiempo).


Del total de los 43 goles convertidos, 26 fueron por jugadas dentro del área rival; 6 de cabeza, 5 de penal, 2 de fuera del área y 2 de tiro libre. Se suman 2 goles en contra de parte de sus rivales (uno de ellos de cabeza).

Del total de los 32 goles recibidos, 20 fueron por jugadas dentro del área propia; 7 de cabeza, 4 por tiros penales y 1 por remate desde fuera del área. Huracán no hizo goles en su propia meta en el torneo.


Tuvo 6 penales a favor y anotó 5. Arraya en la fecha 12 ante Aldosivi de Mar del Plata, Caruso en la 22 a Crucero del Norte de Misiones, Toranzo a Banfield por la 37, y Caruso a Sarmiento (por la 39) y a Douglas Haig (por la 36). En la fecha 30, Bértoli de Patronato de Paraná le atajó a Cuesta, que anotó de rebote. Le sancionaron 6 penales en contra, 4 convertidos: por Martín de Instituto (fecha 8), Morel de Atlético Tucumán (fecha 13), Caprari de San Martín San Juan (fecha 25) y E. Pérez de Independiente Rivadavia de Mendoza (fecha 35). Uno fue desviado, por Acosta de Patronato (fecha 9) y otro atajado por Marcos Díaz a Montenegro de Independiente (fecha 27).


Utilizó en total a 33 jugadores, que hayan ingresado al campo de juego. Carlos Arano con 40 partidos, es quien tiene mayor cantidad de presencias. Luego Leandro Caruso lo hizo en 38, Alejandro Capurro y Germán Mandarino en 37, Villarruel en 36, Domínguez en 35, Cuesta en 33, Martínez en 29 y Defederico, Espinoza y Mancinelli en 28. Sólo estuvieron en un partido Nahuel Oviedo, Leonardo Correale y Luca Sosa.


En la temporada, 7 fueron los jugadores que se mantuvieron en cancha más del 60% de los minutos jugados de los 43 partidos. Son: Arano 3.401 minutos (88%); Domínguez 3.056 (79%); Mandarino 3.034 (78%); Capurro 2.913 (75%); Cuesta 2.805 (73%); Villarruel 2.645 (68%); y Caruso 2.507 (65%).


Se registraron 6 expulsiones: Arano en dos ocasiones; Cuesta, Arraya, Mancinelli y Leandro Díaz en una.


Se recibieron además 101 tarjetas amarillas (2,3 por partido). Cuesta con 17 el más amonestado. Luego Villarruel con 13, Arano con 9, Capurro con 8 y Mandarino con 7. El jugador con más minutos en cancha sin amonestaciones en el campeonato fue Matías Defederico, en 1.925 minutos de acción.


Del análisis y opinión de cada partido, se elige una figura del equipo. 6 veces fueron Gonzalo Martínez y Alejandro Capurro; 5 veces fue Caruso; 4 Marcos Díaz y Toranzo; 3 veces Cuesta y Villarruel; 2 veces fueron Defederico, Espinoza y Monzón y una vez Arano, Gallegos y Romero Gamarra. Tres veces el lugar quedó vacante: en la fecha 10 ante Brown de Adrogué como local, en la 18 ante Sarmiento en Junín y en la 29 ante Instituto en Córdoba.


El árbitro que más pitó al Globo fue Pedro Argañaraz en 5 partidos. 3 partidos nos arbitraron Sergio Pezzotta y Luis Álvarez. Luego 6 arbitros lo hicieron en 2 juegos y 20 distintos lo hicieron en uno.


jueves, 12 de junio de 2014

El ascenso, un premio que Huracán no pudo ni le dejaron conseguir

Me voy a concentrar en primera instancia en lo que fue el partido. El análisis de la temporada vendrá después. Solo decir, para enmarcar la crónica / análisis del juego, que llegar a esta instancia de desempate para conseguir el ascenso en el contexto que se dio, resultó una alegría que no se esperaba, al finalizar 2013, que la derrota final termina empañando. Se perdió tras trece partidos, justo cuando no se debía caer.

Huracán fue al Estadio Único de La Plata a enfrentar a Independiente como “banca” y realmente esa condición de favorito le pesó. La realidad del momento del Globo, contra lo timorato aunque favorable del “rojo”, así lo instalaba en la opinión general. Regaló toda la primera parte, induido en un nerviosismo que Independiente también tenía, pero que se sacó de encima en los quince finales de la etapa, pudiendo ponerse en ventaja. Luego en el complemento, Huracán volvió a ser el mismo de los últimos dos meses, fue claro dominador, pero no le alcanzó. En el medio, nuevamente el velo de la injusticia y la sospecha, cuando a instancias del línea Esquivel, el árbitro Ceballos anula lo que había sido un gol válido del Globo, por intermedio de Ábila. En el final, ya la desesperación por el empate dejó grietas, que Independiente solo con oportunismo, aprovechó para definir el pleito.




Los primeros veinte minutos del partido, fue lo más parecido a una pelea de boxeo en donde los rivales dejan pasar el tiempo, estudiándose el uno al otro en cada movimiento, sin intentar casi absolutamente nada que implique avanzar las líneas y descuidarse en la retaguardia. Incluso, el temor llegaba con los pases, por lo que se prefería el pelotazo, antes que arriegar entre las marcas con toques cortos y circulación. Si bien parecía que Huracán era mas, nada generó y solo era pelotazo a la nada o “calesita” con un Caruso que se retrasaba demasiado. Pero lentamente, en el ajedrez de la mitad de la cancha y mientras la lluvia ganaba en intensidad, Independiente comenzó a hacer pie, y su “doble cinco” con Zapata como abanderado, le ganaba el mano a mano al de Huracán, que tenía a un Capurro desorientado. Así fue que la primera aproximación, fue con un remate de Mancuello que Díaz controló. 

Se podría decir que los minutos 36 y 37 fueron doblemente malos para el Globo. Ya que tras una infracción, Huracán tuvo un tiro libre, sobre callejón derecho, que Gonzalo Martínez ejecutó con pierna zurda, con buena dirección y fuerza, y que Diego Rodríguez pudo sacar afuera con mucho esfuerzo, cuando se colaba a palo opuesto bien arriba. Tras esa situación perdida, el tiro de esquina que sobrevino, fue lanzado al punto del penal, donde Penco ganó en el salto cabeceando corto y Ojeda pudo sacar el peligro, con un fuerte puntinazo. Ese pelotazo, fue a dar justo para el pique de Pisano, casi el único “rojo” que esperaba la salida en contrataque. Allí Huracán quedó “en falsa escuadra”. Capurro fue sobre el rival en retroceso, siendo pasado fácilmente cuando quiso detenerlo. Toranzo que corría al chiquitito delantero, nunca lo alcanzó, ni tampoco se dio cuenta que por su espalda acompañaba un volante que había salido disparado, Martín Zapata. Arano en el retroceso desesperado, se juntó a Díaz que quedó esperando el mano a mano con Pisano. El delantero se metió en el área, un tanto sesgado a la izquierda, y sacó un tiro cruzado, que Díaz pudo salvar, pero el rebote quedó a merced de Zapata, que entraba en soledad a la carrera, y solo tuvo que tocar al fondo del arco, sorteando la estirada de Arano sobre la línea. Un gol que no se hace en arco rival, que enseguida trajo un gol en arco propio. Casi un sarcasmo, para adentrarnos en la tristeza.

Esa ventaja, trajo tranquilidad en Independiente, que desde allí hasta el cierre de la etapa manejó los tiempos y dejó pasar los minutos buscando capturar algo más, ante un Globo que quedó perplejo. Final del primer tiempo e incredulidad en los quemeros, que vieron en 45 minutos la versión más timorata de un equipo que en los últimos dos meses nunca se había presentado de esa forma, ni aún en los partidos en los que no pudo abrir el marcador.

Pero en la segunda parte se vio otra versión de Huracán. Ya de entrada nomás, Gonzalo Martínez se mostró imparable. Tras una buena jugada suya, el centro al primer poste no fue bien conectado por Caruso que la tiró alta de cabeza. Poco después Toranzo de sobrepique de afuera del área, la tira afuera en óptima posibilidad; Martínez hace que se esfuerce Rodríguez tras buena jugada individual; y un cabezazo de Cuesta en el primer palo, pasa por toda el área sin que nadie la empuje. Todo esto en solo quince minutos, cuando se notaba que ya el empate era más que merecido para el Globo. Tras otra salvada, esta más expeditiva del arco de Independiente, Huracán siguió dominando pero la intensidad bajó, ante un Independiente que tenía todos sus jugadores en campo propio y no quería salir. Incluso reforzaba, sacando a jugadores cansados, como Pisano y Montenegro. A falta de veinte minutos, ingresa Ábila buscando más presencia en el área rival, por un Espinoza, siempre enjundioso, pero poco preciso. 

Y en la primera que tuvo el cordobés, llegó la polémica. Bah, no polémica. Llegó el desaguisado, uno de los estigmas que no podemos los Quemeros sacarnos de un tiempo a esta parte: los “desatinos” arbitrales. Esta vez corporizados en un juez de línea, Esquivel de apellido, que vio en offside a Ábila, que definía muy bien de cabeza cruzado, en soledad, un centro de Toranzo. De inmediato en la repetición de la televisión, quedó claro que el lateral del lado opuesto, habilitaba por lo menos en dos metros al delantero del Globo al partir el centro, por lo que la jugada era válida. 

A esta altura de los hechos, pasados años de situaciones similares, siento que estamos en una película de ficción, que se repite una y otra vez, a la cual el  director nunca le pone final.
De vuelta en el partido, de a poco, a partir de los jugados cambios que propuso Kudelka, la relación de 5 jugadores de ataque y 5 de defensa que propuso siempre Huracán, fue mutando. Cuando entró Villafañez por Mandarino ya fue 6 / 4, y tres minutos después, al entrar Cacu Romero Gamarra, la cosa se puso 7 / 3 a la desesperada. Llegado el minuto 40, Huracán ya tenía a Domínguez jugado de “triple 9” con Ábila y Caruso, Villafañez de wing derecho, Martínez en el izquierdo, y Toranzo y Romero Gamarra de doble circuladores. Sólo atrás, Mancinelli libre, Arano y Cuesta de stopper y que sea lo que Dios quiera. Y Dios esta vez, como hace bastante tiempo, no nos quiere (?)..... De un simple saque lateral sobre la izquierda, en tres cuartos de campo, la pelota le cae a Fredes, que lee inteligentemente la mini defensa quemera, y saca una buena pelota cruzada a espaldas de Arano, sobre la banda opuesta. Por ahí solito venía Pizzini, que anticipa la rápida salida al vértice del área grande de Marcos Díaz, se enrosca con el arquero, pero este, al no querer cometerle penal, pierde, la pelota queda suelta, y el pibe de inferiores del “rojo”, no tiene más que tocar a un arco vacío. 

2 a 0 y final de la historia. Para la anécdota la expulsión de Arano antes de la reanudación y los cinco o seis minutos que continuaron, en los que pudo haber algún gol a favor o algún otro en contra.

Lo que queda flotando en mi pensamiento, es que puesto a comparación, esta versión de Independiente es muy inferior, hasta para una versión discreta del  Huracán de los últimos dos meses. Independiente tuvo la cualidad del oportunismo. Fue “pillo” como dicen los pibes de ahora, para congelar los momentos de mayor embate de Huracán. Y tienen un más que buen arquero que resolvió bien, varias de nuestras intentonas. Quedé con la sensación, que se debió haber hecho más, y que la derrota, dejando de lado los “errores” arbitrales concretos, es solo culpa de un Huracán, que regaló todo el primer tiempo, cayendo presa de los nervios que reinaban en el ambiente. Independiente supo ganarle a eso, y se llevó, como demasiado premio, el ascenso.





Síntesis


Independiente 2 – 0 Huracán


Independiente: Diego Rodríguez; Jorge Figal, Cristian Tula, Sergio Ojeda, Claudio Morel Rodríguez; Martín Zapata, Franco Bellocq, Federico Mancuello; Daniel Montenegro, Matías Pisano; Sebastián Penco. DT: Omar De Felippe.

Huracán: Marcos Díaz; Germán Mandarino, Federico Mancinelli, Federico Domínguez y Carlos Arano; Víctor Cuesta, Alejandro Capurro, Patricio Toranzo, Gonzalo Martinez; Leandro Caruso y Cristian Espinoza. DT: Frank Kudelka


Cambios:  21 2T Francisco Pizzini por Pisano (I) / 27 2T Ramón Ábila por Espinoza (H) / 33 2T Lucas Villafañez por Mandarino (H) y Hernán Fredes por Montenegro (I) / 37 2T Alejandro Romero Gamarra por Capurro (H) / 45 2T Federico Insúa por Mancuello (I)


Goles: 37 1T Martín Zapata (I) toca al gol en el área chica, tras un rebote en Díaz, a partir de un remate de Pisano, quien en contrataque enfrentó al arquero, tras superar en la carrera a Capurro. / 41 2T Francisco Pizzini (I) define a arco vacío, tras superar a Díaz luego de un buen pase al vacío de Fredes.

Árbitro: Diego Ceballos (mal)

Amonestados: Bellocq, Zapata, Montenegro, Pizzini (I) / Arano, Domínguez, Ábila (H).

Expulsado: 42 2T Arano (H)


Figura del partido: Diego Rodríguez (I)

Figura de Huracán: Patricio Toranzo