sábado, 18 de abril de 2015

Buscar estabilidad bajo resguardo

Las obligaciones del torneo local se interponen en los delicados compromisos por la Copa Libertadores. Pero no por ello se pueden dejar de lado, porque la situación del Globo en la tabla de posiciones cada vez es peor, y de a poco se va tornando imperioso sumar puntos que otorguen cierto plafón y garantía de estabilidad. En ese sendero se presenta Tigre, que viene a Parque Patricios a presentar batalla.

En Parque Patricios, en el estadio Tomás Adolfo Ducó, este sábado desde las 18.10 horas y con arbitraje de Diego Abal, Huracán recibe a Tigre, por la décima fecha del torneo Julio Grondona de Primera División 2015, que será televisado por Telefé.



De cara al choque de la última fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores, Néstor Apuzzo resguarda a su equipo titular, y solo convocó a dos de ellos dentro de la lista de dieciocho citados para el juego ante Tigre. Martín Nervo como lateral derecho o defensor central, será el único de los habituales iniciales del Globo que será titular ante Tigre, mientras que Eduardo Domínguez será suplente. Incluso, no estará ni siquiera Marcos Díaz, por lo que la valla quemara será ocupada por Matías Giordano.

En este panorama, sorprende en la alineación con la cual el DT realizó una práctica, y sería indicativa del once ante Tigre, la inclusión de David Distéfano como defensor lateral por la izquierda, cuando usualmente se desempeña como volante por esa banda; además, existen dos candidatos a ocupar un puesto de la zaga central: el uruguayo Carrera o Alexis Ferrero, que de esta manera volvería a la competencia tras catorce meses. Su último partido en Huracán, data del 02/12/2013, en un empate 1 a 1 con Alte. Brown. En tanto que en la ofensiva, sería titular otra vez Lucas Campana, acompañando a Agustín Torassa.

El Globo saldría con: Matías Giordano; Martín Nervo, Santiago Carrera, Santiago Echeverría, David Distéfano; Iván Moreno y Fabianesi, Nicolás Bruna, Ezequiel Gallegos, Daniel Montenegro; Agustín Torassa y Lucas Campana. Forman parte de los convocados también y serán suplentes: Gonzalo Marinelli, Alexis Ferrero, Eduardo Domínguez, Gabriel Robledo, Luciano Nieto, Iván Borghello y Agustín Gil Clarotti.



El conjunto de Gustavo Alfaro viene de un buen triunfo ante Estudiantes de La Plata, que cortaba un par de presentaciones sin victorias. Pero sin embargo no ha tenido un buen “sabor” porque el juego le ha dejado un par de jugadores titulares lesionados, que se suman a una lista mayor y son Mario Paglialunga y Lucas Wilchez. El primero de ellos será reemplazado por Agustín Pelletieri, en tanto que entre Alexis Castro o Facundo Bertoglio estará el reemplazante de Wilchez.

Serían titulares: Javier García; Martín Galmarini, Leandro González Pirez, Juan Carlos Blengio, Ernesto Goñi; Facundo Sánchez, Agustín Pelletieri, Joaquín Rasura, Facundo Bertoglio; Marcelo Larrondo y Carlos Luna. Además se encuentran concentrados: Sebastián D’Angelo, Mariano Echeverría, Santiago Izaguirre, Alexis Castro, Lucas Menossi, Alberto Stegman, Lucas Janson, Leandro Garate y Jerónimo Morales Neumann. Dos de ellos no serán suplentes.



En total, ante Tigre suman 80 (ochenta) los antecedentes en la historia, con 45 (cuarenta y cinco) victorias, 14 (catorce) empates y 21 (veintiún) derrotas, con 151 goles marcados y 101recibidos. De ellos, 8 se disputaron en la época amateur y 56 en la profesional, en primera división; además de 14 juegos en el ascenso y 2 partidos por copas oficiales no regulares (Copa Suecia 1958). En tanto que, con Huracán como local, se disputaron 39 (treinta y nueve) partidos, con 26 (veintiséis) triunfos, 7 (siete) empates y 6 (seis) derrotas, con 86 tantos anotados y 40 recibidos.

El último partido entre ambos, fue el 05/06/2011 por la fecha 17 del Clausura 2011 de primera división, que como local fue victoria 3 a 2, dos goles de Cámpora y uno Machín. En tanto, que el partido anterior en condición de local, había sido una de las seis derrotas: 2 – 3, por la fecha 8 del Clausura 2010, el 07/03/2010, goles de Eduardo Domínguez y Esmerado.

La mayor goleada histórica a Tigre, fue el 30/10/1938, venciendo Huracán como local por 9 a 3, y en esa tarde, tres jugadores convirtieron tres goles cada uno: Emilio Baldonedo, Daniel Bálsamo y Juan Belmonte. En tanto que la derrota más abultada, se registró hace casi exactamente 28 años, el 14/04/1987 por la fecha 40 del Nacional B 1986 / 1987, cuando de visita, el Globo cayó 0 – 4.

El jugador que más tantos le hizo a Tigre en el historial y por bastante diferencia, es Herminio Masantonio con 13. Lejos, luego aparecen, Emilio Baldonedo y Dante Adrián Sanabria con 6, y José Vigo con 5. Del plantel actual, solo Domínguez ya le convirtió un gol.



Un día como hoy, 18 de abril, Huracán jugó 18 (dieciocho) ocasiones en su historia, en los cuales ganó 10 (diez), perdió 7 (siete) y solo empató uno. El último partido en tal fecha fue el año pasado, 2014, cuando de local el equipo que por ese entonces era de Frank Kudelka, le ganaba 2 a 0 a Atlético Tucumán. El único empate, fue en 1952, 2 a 2 con River en Núñez.



El juego será arbitrado por Diego Abal, de 43 años, quien dirigió el partido de la fecha 4 de este torneo ante Gimnasia (La Plata), que finalizó 1 a 1 en estadio Ducó. En total, suma 19 (diecinueve) encuentros pitando a Huracán desde 2004, con 8 (ocho) victorias, 4 (cuatro) empates y 7 (siete) derrotas. Como dato de color, hay que mencionar que es uno de los árbitros que más jugadores quemeros expulsa: en el último juego fue Bruna, y en total 9 (nueve) en los 19 arbitrados.

En tanto a Tigre lo dirigió 23 (veintitrés) veces, en las que ganó 6 (seis), empató 8 (ocho) y perdió 9 (nueve).

viernes, 17 de abril de 2015

Una noche para la historia

El próximo partido dará la pauta final. Pero indudablemente, la victoria de Huracán sobre Cruzeiro, uno de los grandes del fútbol brasileño, marca uno de los grandes hitos de los 105 años de historia del club. Con una actuación solvente, casi sin puntos flojos, el Globo desactivó la peligrosidad del rival y dio un paso muy importante, hacia un objetivo, al que aún le falta el remate final.




Una alegría que trae ilusión. Ese ese el sentimiento de la mayoría de los corazones quemeros, que asistieron a una de las mayores victorias de toda la historia del club. ¿Porque catalogarla así?. En primera medida, por la categoría del rival, el bicampeón de Brasil, que llegó a La Quema como uno de los candidatos a ganar el torneo; segundo, porque se trata de un triunfo en la máxima competencia continental, en la que Huracán tiene su segunda intervención; y por último, por estar enmarcado en un extraño momento, en que cuarenta años de desazones y tristezas, tratan de ser olvidados, para retomar un camino de confianza y serenidad, período iniciado con el logro en la Copa Argentina.

Del partido en sí, poco puedo yo aportar, ya que una mezcla de compromisos personales y alguna dosis cabulera, solo pude seguir por TV unos 30 minutos de juego. En ellos noté un Huracán aplomado, consciente de lo que enfrentaba y cómo hacerlo; con jugadores tocando picos de máximo rendimiento, caso Ábila o Vismara, sin puntos bajos. Y con oportunismo y efectividad, para golpear al rival cuando menos se lo esperaba. Cruzeiro fue sorprendido, y no supo reaccionar, ya que cuando quiso hacerlo, se encontró con ese aplomo mencionado, que fue suficiente para detenerlo.

Para completar la crónica, dejó transcripto como habitualmente lo hago, el análisis claro y casi siempre, coincidente con mi mirada del juego, de Nicolás Ziccardi para Soy Quemero:


La ilusión não tem fim

Huracán construyó un triunfo inolvidable ante Cruzeiro en el Palacio Ducó, y depende de sí mismo para estar entre los dieciséis mejores equipos de América en la Copa Libertadores. El Globo superó con claridad en el primer tiempo al Bicampeón Brasilero, terminando arriba gracias a dos dianas de Ramón Ábila. En el complemento la cosa se complicó por el descuento de Damiao, pero Fede Mancinelli desató la ilusión anotando otro gol importante y dándole forma al tres a uno final. Inyección anímica para lo que viene.

Partido definitorio para las aspiraciones de Huracán en su regreso a la Copa Libertadores de América. El Globo recibía en el Tomás Ducó al duro Cruzeiro, un equipo que con discreto esfuerzo llegaba al Palacio primero del Grupo 3 y sin haber recibido un solo gol en lo que va de competencia. Necesitábamos un triunfo que nos permitiera depender de nosotros mismos para lograr avanzar a octavos de final, mientras que una derrota nos dejaba automáticamente descalificados.

Y el Globo entendió la obligación de ser protagonista, por eso desde el arranque aplicó una presión muy interesante en cada sector de la cancha. El equipo buscaba prolijidad con la pelota, al margen de unos pocos pelotazos en los primeros segundos, y lograba cortar los circuitos ofensivos de Cruzeiro con una marca escalonada y de ritmo intenso. El juego estaba más cerca de Fabio que de Marcos, y pese a pisar el área visitante en un par de oportunidades recién en el cuarto de hora llegaría la profundidad. Todo arranca con la proyección de Mancinelli, cuyo centro es despejado por André y posteriormente Mena la manda lejos; Leandro Damiao recibe de espaldas al arco pero Federico Vismara se lo come crudo sin infracción, el delantero queda quejándose en el suelo mientras que Lucas Villarruel completa la recuperación para luego jugar un excelente pase aéreo a posición de Ramón Ábila. Wanchope, un puntín adelantado, mata la bola de pecho, elude a Fabio con limpieza y define de derecha para poner al Globo arriba en el marcador. Locura Quemera, el Globo tenía que ganar y estaba ganando.

Cruzeiro respondió inmediatamente con un remate de Arrascaeta que Marcos Díaz tapó en dos tiempos. Wanchope contestaba con una maniobra individual deluxe, entrando al área y con Fabio negándole la conquista con las uñas. Enseguida Marcos se lo negaba nuevamente al uruguayo de Arrascaeta, volando sobre su palo derecho. Diez minutos más tarde de la apertura del marcador el Globo volvería a encontrar el dulce, cuando Pato Toranzo saca un buen pase frontal que habilita la subida de Edson Puch. El chileno limpia con un amago a su compatriota Mena y llega hasta la línea de fondo para tocar al corazón del área y encontrar al endiablado Ramón Ábila. Wanchope define de derecha con comodidad, haciendo picar la pelota en el piso para inflar la red sin contemplaciones. Dos a cero, tan impensado como merecido, y el delantero que alcanzaba su gol número 27 con nuestra camiseta.

Y créanme Quemeros que la ventaja pudo ser mayor antes del descanso, primero Martín Nervo cabecea mal en inmejorable posición tras la pelota parada de Toranzo. Luego otra vez Ábila recibe de Puch para volear la globa por encima del travesaño. Final y contundente triunfo parcial, el Pueblo Quemero despidió al equipo con una ovación merecida.

El complemento arrancó con otra perla de Wanchope, recibiendo el gran pase de Kaku Romero Gamarra y matando la pelota de pecho para tirar una chilena que Fabio controla con alguna dificultad. El partido estaba “planchado”, la figura de Federico Vismara se imponía en el mediocampo, bien complementado por un Villarruel algo errático y con los sacrificados pero necesarios relevos de Toranzo, Romero Gamarra y Puch.

En dieciséis minutos Cruzeiro se encontraría con un descuento que no se veía venir en el “trámite” del cotejo. Pelota en nuestra área, Henrique cabecea con facilidad y la mete a posición de un Leandro Damiao en perfecto ángulo de shoteo, Eduardo Domínguez llega un segundo tarde y termina cometiéndole penal. Patricio Polic, de pobre performance, sanciona la falta existente y el propio Damiao define al medio del arco para meterla lejos de Marcos y poner las cosas dos a uno.

Los fantasmas parecían aparecer en el Palacio, pero dos minutos más tardes ocurriría el más bello de los desenlaces. Alejandro Romero Gamarra se hace cargo de una falta a metros del área grande, generada por Wanchope. La pelota ingresa al área donde Edson Puch cortina ante la marca de Willian, esta pica sin dueño para quedar flotando y ser capturada por el sorpresivo ingreso de Federico Mancinelli, quien de cabeza duerme a todos para depositarla lejos de Fabio. Tres a uno y las almas que volvían al cuerpo gracias al Pelado, el del gol a Boca en Copa Argentina, el del gol del empate parcial ante Atlético Tucumán el día del ascenso.

La conquista de Mancinelli fue un golpe que Cruzeiro no logró digerir en el resto del partido. Los brasileros atacaron más por inercia que por convicción, mientras que Huracán seguía generando de la mano de Ábila; primero un cabezazo desviado, luego con su ingreso en velocidad con amague al portero y definición que terminó cruzando toda la línea de gol.

El Globo manejó los hilos durante todo el partido y terminó construyendo un triunfo valioso, justo y motivador. El equipo demostró estar a la altura de un Cruzeiro que viene de título en título, lo superó con claridad por momentos y dejó en evidencia que su potencial está por encima de la media que viene dejando este inicio de calendario cargado de rotaciones.

Se viene un fin de mes bisagra, primero Tigre para recuperar la confianza en el torneo local. Luego la definición de la Supercopa Argentina ante River Plate en San Juan. En el medio tendremos la oportunidad histórica de acceder a octavos de final, cuando el próximo martes enfrentemos, al ya eliminado Mineros de Guayana en Venezuela. Un triunfo nos clasifica sin contemplaciones, la derrota nos deja afuera y el empate solo nos clasifica si Universitarios vence a Cruzeiro en Brasil.

Hoy derrotamos a un Campeón de Libertadores, seguimos invictos en este torneo y dependemos de nosotros para continuar luchándola. A disfrutar un par de días, se vienen compromisos fuertes. La ilusión sigue firme.



Síntesis

Huracán 3 – 1 Cruzeiro (Brasil)

Huracán: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Luciano Balbi; Lucas Villarruel, Federico Vismara; Edson Puch, Patricio Toranzo, Alejandro Romero Gamarra; Ramón Ábila. DT: Néstor Apuzzo.

Cruzeiro (Brasil): Fabio; Mayke, Léo, Paulo André y Eugenio Mena; Willians, Henrique, Willian Farías, Giorgian de Arrascaeta; Willian, Leandro Damiao. DT: Marcelo Oliveira

Cambios: 0 2T Gabriel Xavier por Willians (C) / 21 2T David Riascos por Willian (C) / 26 2T Pará por Mena (C) / 31 2T Agustín Torassa por Puch (H) / 36 2T Ezequiel Gallegos por Toranzo (H) / 40 2T Iván Moreno y Fabianesi por Romero Gamarra (H).

Goles: 15 1T Ramón Ábila (H) / 26 2T Ramón Ábila (H) / 16 2T Leandro Damiao (C) / 18 2T Federico Mancinelli (H)

Árbitro: Patricio Polic (bien)

Amonestados: Domínguez, Díaz (H) / Paulo André, Willian Farías, Henrique (C)

Figura del partido: Ramón Ábila

martes, 14 de abril de 2015

Hoy jugamos todos

De seis meses a esta parte, ya creo haber escrito dos o tres veces, la frase “Huracán, ante uno de los compromisos más importantes de su historia”. La vorágine se come a la historia, y ella se va re - escribiendo, porque el “mundo Huracán” tiene vida propia. Las urgencias, la necesidad y el amor propio, todo se conjuga en un evento que puede ser bisagra para el futuro inmediato del club. La reafirmación del inicio de una posible “transformación deportiva” de la vida del club u otro trago de la medicina dolorosa que tomamos hace ya casi cuarenta años, en el juego que jugamos todos, en la tribuna y a la distancia, con el pecho a corazón abierto, ante uno de los “poderosos” del Brasil, Cruzeiro de Belo Horizonte, por el pase o no, a la siguiente ronda de la Copa Libertadores.

En Parque Patricios, en el estadio Tomás Adolfo Ducó, este martes desde las 19 horas y con arbitraje de Patricio Polic de Chile, Huracán recibe a Cruzeiro de Belo Horizonte – Brasil -, por la quinta fecha de la fase de grupos de la edición 2015 de la Copa Libertadores, juego que será televisado por Fox Sports para toda Latinoamérica.




Si bien hay jugadores que no están en su mejor condición física, y otros que llegan bastante desgastados por la gran cantidad de partidos, Néstor Apuzzo pondrá en cancha, el equipo que el considera titular en estos momentos, excepción hecha respecto a Cristian Espinoza, que ya está en el último lapso de su recuperación. Por eso, si tenemos en cuenta el juego ante los bolivianos de Universitario de Sucre, el único cambio será el de Luciano Balbi, en lugar de Echeverría.

El Globo jugará el todo por el todo con: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Luciano Balbi; Lucas Villarruel, Federico Vismara; Edson Puch, Patricio Toranzo, Alejandro Romero Gamarra; y  Ramón Ábila. Forman parte de los concentrados: Matías Giordano, Santiago Echeverría, Nicolás Bruna, Ezequiel Gallegos, Iván Moreno y Fabianesi, Daniel Montenegro, Agustín Torassa, Lucas Campana e Iván Borghello. Dos de ellos no serán suplentes.



El equipo de Belo Horizonte, uno de los, a priori, candidatos a ganar la Copa, Cruzeiro, viene disputando en su competencia regional (el campeonato mineiro), las semifinales del torneo, justo ante su clásico rival, el Atlético Mineiro. Este mismo domingo, el cuadro azul empató uno a uno como visitante en el partido de ida, y el fin de semana juega la definición de la llave en su estadio. De todos modos, llega a la Argentina a enfrentar a Huracán, con todo su alineación titular, buscando al menos el punto que lo clasifique a la siguiente fase. Por eso, la única variante que realiza el DT Marcelo Oliveira respecto al equipo que plantó el domingo, es el ingreso del habitual titular y uno de los mejores jugadores, Mayke, que vuelve tras una molestia física en lugar de Fabiano. Los brasileños en la cancha serán: Fabio; Mayke, Léo, Paulo André, Mena; Willians, Enrique, De Arrascaeta; Willian, Alisson y Leandro Damião.


Será la segunda vez en la historia en que se enfrenten de forma oficial Huracán y Cruzeiro, y será la primera vez en la Argentina, luego del empate en cero, en Brasil el 3 de marzo pasado. En Copa Libertadores, Huracán acumula 17 partidos jugados, con 7 (siete) victorias, 7 (siete) empates y 3 (tres) derrotas, anotando 26 goles y recibiendo 15. Hasta aquí, suma seis juegos sin perder, con un triunfo y cinco empates, estos consecutivos. Como local, jugó en 8 (ocho) oportunidades, ganando 3 (tres), empatando 4 (cuatro) y perdiendo uno.

Es la 15ta participación de Cruzeiro por Copa Libertadores. Suma hasta acá 142 partidos disputados, con 83 victorias, 27 empates y 32 derrotas. Actualmente, lleva cinco sin perder, con tres empates y dos victorias consecutivas, en las dos últimas presentaciones. Como dato a remarcar, Cruzeiro es el único equipo que no ha recibido goles aún en la presente edición de la Copa y es uno de los pocos equipos que ganó en todos los países de Sudamérica, y solo le resta ganar en México. Hasta acá Cruzeiro ya disputó 13 juegos en Argentina por esta Copa, con 2 victorias, 2 empates y 9 derrotas. El último ganado fue hace exactamente cuatro años, el 13/04/2011 ante Estudiantes de La Plata por 3 a 0.


Un día como hoy, 14 de abril, Huracán jugó 11 (once) veces en su historia, y con resultados parejos, ya que ganó cuatro, perdió dos y empató cinco. No obstante, cabe mencionar que no gana en 5 de abril, desde 1968, habiendo pasado seis encuentros, con cuatro empates y dos derrotas.

El último jugado en tal fecha, fue derrota ante River Plate 0 – 2 como visitante, en 2012 por la fecha 29 de la temporada 2011 / 2012 de la B Nacional. En tanto que la última victoria del Globo en esa fecha, es tal lo acotado, de 1968, ante Quilmes como local por 1 a 0.



El juego será arbitrado por una terna chilena. El principal es Patricio Polic, de 42 años y sus asistentes Carlos Astroza y Raúl Orellana, siendo el cuarto el argentino mundialista, Néstor Pitana. Es de hacer notar, que el señor Polic acumula algunas actuaciones que fueron duramente criticadas en los últimos meses en el torneo chileno.

Huracán opaco y polvoriento

Minuto ochenta y siete acumulados de juego y primer remate de un jugador de Huracán al arco del equipo rival. Esa es la perfecta síntesis del encuentro disputado en Avellaneda, ante Racing, de un Huracán “mix”, opaco y polvoriento, que poco hizo para no perder ante el team suplente del último campeón argentino.




Todos sabíamos que la agenda de marzo y abril no sería fácil. Pero al Globo se le viene haciendo “cuesta arriba”, al no poder definir situaciones favorables en sus encuentros de Copa, que lo obligan a penar en el torneo local. Tanto Racing, el local en este partido de la fecha nueve, como Huracán, debieron utilizar formaciones “remendadas”, de cara a compromisos antes y después por la mayor categoría continental. Y ese condimento se notó claramente durante el primer tiempo, con un local que si bien llevaba a su cargo el ritmo de juego, poco hacía para desnivelar, contra un Huracán que se ocupa de quedar parado lo mejor posible a nivel defensivo, con poca o nula gestión en función de ataque, casi sin proponerse mantener la pelota en su poder. Parecía el duelo de dos contendientes boxeando con un balde en la cabeza, chocando. Poca actividad en la valla de Marcos Díaz, nula en la Sebastián Saja.

Pero definitivamente, los hechos individuales, o los errores puntuales, son los que marcan el cambio en partidos de este tipo, donde pesa la jerarquía en el uno a uno de las formaciones, sobretodo cuando muchos de ellos habitualmente tienen pocos minutos para actuar. Y el desencadenante del cambio en el partido, fue la expulsión en el minuto final del primer tiempo, del lateral izquierdo de Huracán, Guillermo Sotelo, quien estando previamente correctamente amonestado, en la mitad de la cancha cortó con infracción de forma infantil una contra rival, cuando había suficientes compañeros cerca, que bien podrían haberlo hecho.

La salida de Sotelo y la desventaja de Huracán en cantidad de players, fue el disparador de un cambio actitudinal en ambos conjuntos. Para bien en el caso de la “academia”, todo lo contrario para el Globo. Incluso, el ingreso de Carlos “Discoteca” Núñez, un uruguayo atrevido que empezó a molestar, generó ese lavado de cara para el local. A partir de aquí, Huracán por un gran lapso no asomó la trompa en el área de Saja (la única en el primer tiempo había sido una pifia payasesca de Borghello) y Racing con la única convicción de saberse más, avanzó y por decantación llegó la ventaja. Minuto treinta, y en un corner de la izquierda, Nicolás Sánchez se anticipa al encuentro de la pelota, venciendo en el salto la tibia marca de Echeverría, y dejando sin asunto a Díaz que nada hizo en su territorio, el área chica. Le costó, pero el local tardó setenta y cinco minutos en solucionar el escollo tibio quemero. El ingreso de Campana, y la voluntad de Torassa trataron de darle movimiento a Huracán, pero todo se desvaneció, cuando un jugador que después supimos seguía jugando con una gravísima lesión en una de sus piernas, se manda un golazo gambeteando gente, y definiendo exquisito ante el arquero de Huracán, tras una pelota perdida en la salida por Montenegro. Era Carlos Núñez, con los ligamentos rotos. Esto solo le pasa a Huracán.

De allí al final, solo el remate de Campana al arco que pudo haber sido el descuento, de un Globo a esa altura tapado de polvo, arcaico, lento, opaco, y varios adjetivos parecidos. Un Globo que nada hizo para ganar, y que casi se dejó derrotar, denotando la escasez de recursos, tácticos y técnicos, de un cuerpo técnico y plantel al que no le sobra nada.






Síntesis

Racing Club 2 – 0 Huracán

Racing ClubSebastián Saja; Gastón Díaz, Nicolás Sánchez, Yonathan Cabral, Germán Voboril; Marcos Acuña, Francisco Cerro, Nelson Acevedo, Santiago Nagüel; Óscar Romero; Brian Fernández. DT: Diego Cocca

Huracán: Marcos Díaz; Santiago Echeverría, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Guillermo Sotelo; Iván Moreno y Fabianesi, Nicolás Bruna, Ezequiel Gallegos, Daniel Montenegro; Agustín Torassa, Iván Borghello DT: Néstor Apuzzo.

Cambios: 0 2T Carlos Núñez por Nagüel (RC) / 13 2T Lucas Campana por Borghello (H) / 18 2T Washington Camacho por Cerro (RC) / 21 2T Leonardo Zaragoza por Torassa (H) / 30 2T Gustavo Bou por Romero (RC) / 36 2T Alejandro Romero Gamarra por Gallegos (H).

Goles: 30 2T Nicolás Sánchez (RC) de cabeza tras un córner, anticipando la marca de Echeverría / 36 2T Carlos Núñez (RC) define en el área ante la salida de Díaz, tras haber recibido un pase a la izquierda, e ingresado al área gambeteando a Nervo y Montenegro, que había perdido la pelota al inicio de la jugada.

Árbitro: Diego Ceballos (regular)

Amonestados: Sotelo, Zaragoza (H)

Amonestados: 45 1T Guillermo Sotelo (H)

Figura del partido: Carlos Núñez (RC)

Figura de Huracán: Eduardo Domínguez


sábado, 11 de abril de 2015

Con la mente en otro lado

A mitad de camino de una semana de definiciones, el fixture del torneo local nos pone de cara al último campeón, para lo cual Huracán deberá recurrir otra vez a un “mix” de titulares y suplentes. Otra apuesta del DT, de cara a dejar el todo por el todo, el próximo martes, cuando Cruzeiro ponga sus pies en el Ducó. Antes, la obligación de cumplir ante Racing, con el cual, a través de toda la historia, siempre fue un rival de temer para el Globo en Avellaneda, donde solo ganó siete veces en 101 años de enfrentamientos.


En Avellaneda, en el estadio Juan Domingo Perón, este sábado desde las 20.15 horas y con arbitraje de Diego Ceballos, Huracán visita a Racing Club, por la novena fecha del torneo Julio Grondona de Primera División 2015, que será televisado por la Telefé.




En plena semana de definiciones en lo que hace a la Copa Libertadores, llega para el Globo un compromiso complicado más por el torneo local, esta vez contra el campeón vigente del fútbol nacional. Y es por eso que Néstor Apuzzo tiene que optar en este encuentro, nuevamente por armar un “mix” entre titulares y habituales suplentes, lo que hasta aquí no ha dado mayores resultados, y sigue resultando una incógnita. Marcos Díaz, Nervo y Domínguez serán los únicos “titulares” que jueguen ante Racing.

En cuanto a las modificaciones respecto al partido ante Boca Juniors, Echeverría se incorpora a la defensa en lugar de Mancinelli, y seguramente alternará con Nervo entre el lateral derecho y la zaga central; Nicolás Bruna ocupará el lugar de Vismara; Montenegro será enganche y no jugará Villarruel; y finalmente la dupla ofensiva serán Agustín Torassa e Iván Borghello, reemplazando a Campana y Ábila.

Además, como novedad, entre los concentrados vuelve a estar, tras su paso por Estudiantes de Caseros, Luciano Federico Nieto, el “Chichón”, que actualmente tiene 24 años, y debutó en la primera del Globo hace más de seis años y medio, jugó 73 partidos con 3 goles y su último juego había sido en junio de 2012. Asimismo también, incorporaciones de esta temporada con poco o nada de rodaje en primera están convocados, como Santiago Carrera y Agustín Gil Clarotti.


El Globo saldría con: Marcos Díaz; Santiago Echeverría, Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Guillermo Sotelo; Iván Moreno y Fabianesi, Nicolás Bruna, Ezequiel Gallegos, Daniel Montenegro; Agustín Torassa e Iván Borghello. Forman parte de los concentrados también: Matías Giordano, Leonardo Zaragoza, Santiago Carrera, Gabriel Robledo, Luciano Nieto, Lucas Favalli, Alejandro Romero Gamarra, Lucas Campana y Agustín Gil Clarotti. Dos de ellos no serán suplentes.



El conjunto de nuestro conocido Diego Cocca, también viene de jugar entresemana por Copa Libertadores, cayendo derrotado con Guaraní de Paraguay, pero obteniendo de todos modos el paso de ronda. Para el encuentro ante el Globo, el DT preservará el estado físico de algunos de sus mejores jugadores, tales como Diego Milito, Lollo, Pillud y Aued, que no están convocados, y se prevé que mantendrá como suplentes, ya que terminaron con molestias en el último juego, los delanteros Gustavo Bou y Carlos Núñez y el volante Videla. De cara al partido del martes por Copa, es probable que el entrenador cambié el esquema táctico a un 4-4-1-1 un tanto conservador en los papeles, utilizando jugadores que no son habituales titulares. Jugarían de entrada: Sebastián Saja; Gastón Díaz, Nicolás Sánchez, Yonathan Cabral, Germán Voboril; Marcos Acuña, Francisco Cerro, Nélson Acevedo, Santiago Nagüel; Oscar Romero; y Brian Fernández. Además están concentrados: Nelson Ibáñez, Leandro Grimi, Pablo Alvarado, Ezequiel Videla, Washington Camacho, Gustavo Bou y Carlos Núñez, que serán suplentes.



Racing Club, es el primero de los denominados “cinco grandes” al que Huracán enfrentó en la historia en un partido oficial, y justamente, al día siguiente al partido, 12 de abril, se cumplen 101 años. Fue el 12/04/1914 y la “academia” venció como local por 1 – 4. En total, suman 154 (ciento cincuenta y cuatro) los antecedentes ante Racing, con 36 (treinta y seis) victorias, 46 (cuarenta y seis) empates y 72 (setenta y dos) derrotas, con 182 goles marcados y 245 recibidos. De ellos, 9 juegos fueron en la época amateur y 141 en la profesional, en primera división; más 4 partidos por copas oficiales no regulares. En tanto que, con Huracán como visitante, se jugaron 74 (setenta y cuatro) partidos, con solo 7 (siete) victorias, 23 (veintitrés) empates y 44 (cuarenta y cuatro) derrotas, con 69 tantos anotados y 140 recibidos.

El último partido entre ambos, fue hace casi exactamente cuatro años, el 09/04/2011 por la fecha 9 del Clausura 2011 de primera división, que como local fue empate 0 a 0. La última victoria en el historial general, fue el 03/10/2009 por la fecha 7 del Apertura 2009, como local, Huracán venció a Racing 3 a 1, con los goles de Filipetto, Rodrigo Díaz y Toranzo; mientras que la última vez que Huracán ganó en Avellaneda, fue en ese mismo 2009, el 13 de febrero, por la fecha 3 del Clausura 2009, cuando los “Ángeles de Cappa” ganaban 4 a 1, con dos de Defederico, Federico Nieto y un tal, Javier Pastore.

Además de ese día de 2009, Huracán solo ganó en Avellaneda otras seis veces en toda la historia: 1932, 1939, 1965, 1981, 1991 y 1992. Justamente la de 2009, fue el resultado más abultado de todos.


El jugador que mas tantos le hizo a Racing en el historial es Herminio Masantonio con 12. En segundo lugar, Emilio Baldonedo y Miguel Brindisi con 7, destacándose luego Elio Montaño y Juan Carlos Salvini con 6 y más cercano en la época, Pedro Barrios con 5. Del plantel actual, Montenegro, Toranzo y  Domínguez ya le convirtieron un gol cada uno.



Un día como hoy, 11 de abril, Huracán jugó 15 (quince) veces en su historia, y con resultados parejos, ya que ganó siete, perdió seis y empató dos. No obstante, cabe mencionar que no gana en 5 de abril, desde 1999, juntando tres partidos seguidos hasta acá, en tal día, en los que perdió 1 – 2 (2005 2009 y 2012). El último jugado en tal fecha, fue derrota en 2012 ante Deportivo Merlo como visitantes (y sin público) 1 – 2, mientras que la última victoria es de 1999 como visitante por 2 a 1 a Argentinos Juniors.


El juego será arbitrado por Diego Ceballos, que en total suma 8 (ocho) encuentros arbitrando a Huracán, con 3 (tres) ganados 4 (cuatro) perdidos y un empate. El último de ellos, fue el 5 de noviembre de 2014, por la fecha 17 del Transición de la B Nacional en Tucumán, cuando de visita Huracán venció a Atlético Tucumán por 2 a 1. A Ceballos además, siempre se lo recuerda del partido desempate por el ascenso de la temporada 2013 – 2014 ante Independiente en La Plata, que terminó en derrota, con fallos controversiales.


viernes, 10 de abril de 2015

Se embarró el camino

Impotencia. Esa palabra resume el sentimiento quemero tras el cuarto juego por la fase de grupos de la Copa Libertadores 2015. Porque no se pudo derrotar al rival a vencer, porque no se alcanzó el nivel de juego esperado, porque otra vez hubo rendimientos individuales que no fueron suficientes y porque tal vez el planteo y algunas decisiones tácticas no fueron, o no vienen siendo las adecuadas. Empate en casa ante el Universitario de Sucre boliviano, el quinto en fila, para embarrar el camino hacia el pase de ronda.





Con la intención de demostrar al público y a ellos mismos, que ante Universitario se iban a “quemar las naves”, Huracán salió desde el silbato inicial dispuesto a tomar el control del juego. Y así fue, con el esquema que usualmente aplica Apuzzo, y que nace de Villarruel y Vismara en la tenencia del balón, para luego derivar en Toranzo y de allí dar inicio a los ataques. Pero ese esquema carecía de cambio de ritmo, por lo que era difícil engranar una opción para llegar con peligro a la valla rival, y además chocaba contra un bloque súper compacto que armó el team boliviano, con la buena característica de tener a las líneas defensivas y de volantes bien pegadas, lo que dificultaba la aparición de Puch o Romero Gamarra por sorpresa. Por esto, desde Toranzo el balón iba a las bandas con Mancinelli o Echeverría y el Globo no crecía en ataque, los que terminaban en centros frontales o pelotazos sin destinatarios. Cabe mencionar, que si bien la defensa de Universitario (sus integrantes, incluido nuestro viejo conocido Filipetto) claramente es limitada, cumplieron sus funciones con eficacia y fueron aplicados posicionalmente. Además, incluso los delanteros se comprometieron y fueron una primera barrera defensiva a las intentonas quemeras.

Así pasó buen rato hasta que alguna chance clara llegara. Y luego de un par de acercamientos (con Ábila y Villarruel), llegó de forma extraña, una “jugada peligrosa” dentro del área, que el árbitro correctamente sancionó con un tiro libre indirecto. Tras un toque, Domínguez remató al arco de buena forma, obligando al esfuerzo del arquero Olivares. En tanto, los bolivianos se aproximaron con un cabezazo de González que se fue cerca, pero desviado al fin. Allí, promediando la primera etapa, tuvo Huracán una clara chance, cuando Ábila remata de emboquillada y con gran esfuerzo Olivares saca en la línea.

Pero llega el minuto treinta y cuatro. Toranzo mete una pelota al área, en busca de Ábila, que quedaba corta. Pero el zaguero González la peina hacia atrás, hacia su arquero, sin percatarse que en sus espaldas rondaba Ábila, que domina el balón con el pecho, y en el mismo movimiento remata cruzado al arco, pasando la pelota entre las piernas de Olivares que salía apurado. Uno a cero y sensación de alivio y justicia en el estadio. No obstante, tras el gol Universitario tomó la pelota y nada pudo hacer Huracán. Hasta que solo cinco minutos después, Domínguez sale mal y la pierde. La pelota le queda a de la Cuesta, que pone un buen pase por sobre la salida en línea de la defensa quemara, al borde del área, para el pique de Suárez. Este, habilitado por Echeverría que no sigue el paso al frente de sus compañeros de zaga, controla y remata fuerte y cruzado, dejando sin asunto a un aturdido Marcos Díaz. Empate rápido, baldazo frío y doloroso, y vuelta a empezar con empate otra vez.

El segundo tiempo mostró lo mismo que el primero, con el agregado de un Universitario todavía más lejos de Marcos Díaz, que casi no intervino. Lo tuvo Puch a pase de Romero Gamarra, pero definió desviado. Así las cosas, casi todas las opciones de Huracán terminaban en centros, bien controlados todos por el golero Olivares. Pero hubo una que podría haber cambiado el rumbo, en la mitad de la etapa, cuando Vismara mete un gran pase filtrado entre líneas al área, para la entrada en solitario de Romero Gamarra, que se enrosca con sus pies, cuando podía definir, e incluso tenía compañeros en soledad para que toquen al gol.

La decepción de esa jugada golpeó, pero Huracán seguía yendo. Incluso más aún, con Torassa y Montenegro en cancha, formando un tándem de seis jugadores ofensivos (los nombrados más Toranzo, Romero Gamarra, Puch y Ábila) machacando la férrea y compacta formación boliviana. Y esto dejó al desnudo el buen plan visitante: dos líneas bien pegadas y esfuerzos personales para no dejar resquicios a los que podían crear en Huracán. La impotencia cada minuto crecía y las llegadas no tenían buen final. Incluso a un minuto del final, un cabezazo de anticipo de Montenegro se fue muy poquito arriba del travesaño, y hasta ingresó Borghello que en el final molestó bastante de arriba.

Pero no alcanzó, y como siempre, nada se le hace fácil a Huracán. Si bien sigue dependiendo de si mismo, el pase de ronda se embarró, se hizo cuesta arriba, y ahora deberá hacerse fuerte en casa ante el poderoso Cruzeiro si quiere seguir con aspiraciones. Como siempre, como sabemos, nada es fácil ni sencillo en Huracán.




Síntesis

Huracán 1 – 1 Universitario de Sucre (Bolivia)

Huracán: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Santiago Echeverría; Lucas Villarruel, Federico Vismara; Edson Puch, Patricio Toranzo, Alejandro Romero Gamarra; Ramón Ábila. DT: Néstor Apuzzo.

Universitario de Sucre (Bolivia): Raúl Olivares; Jorge Cuéllar, Ezequiel Filipetto, Federico Silvestre, Ignacio Gonzáles, Enrique Flores; Rolando Ribera, Rubén de la Cuesta, Ramiro Ballivián; Leonardo Castro, Miguel Suárez. DT: Julio César Baldivieso

Cambios: 20 2T Agustín Torassa por Villarruel (H) / 28 2T Daniel Montenegro  por Echeverría (H) / 30 2T Martín Palavicini por de la Cuesta (US) / 36 2T Luis Rojas por Suárez (US) / 42 2T Iván Borghello por Romero Gamarra (H) / 45 2T Richard Mercado por Castro (US).

Goles: 34 1T Ramón Ábila (H) define de derecha cruzado entre las piernas de Olivares, recibiendo un pase de cabeza hacia atrás de Silvestre / 39 1T Miguel Suárez (US) define de derecha cruzado en el área, tras gran asistencia de de la Cuesta

Árbitro: Ulises Mereles (bien)

Amonestados: Vismara (H) / Ballivián, Castro, González, Olivares (US)


Figura del partido: Federico Vismara