viernes, 27 de marzo de 2015

Para romper la sequía

Ante Argentinos se recuperó la senda del triunfo. Ahora ante Banfield llegó la hora de reafirmarla. Con una sequía muy importante de victorias en condición de visitante en primera división, el conjunto de Néstor Apuzzo se enfrenta a uno de los rivales que trata de tener un estilo futbolístico similar al que partido tras partido intenta Huracán. Es por esto que será un choque de fuerzas interesante, para medir al Globo de cara a un ajetreado mes de abril. No será de la partida el “termómetro” del equipo: Lucas Villarruel.

En el sur del Gran Buenos Aires, en el estadio Florencio Sola, este sábado desde las 20 horas y con arbitraje de Germán Delfino, Huracán visita a Banfield, por la séptima fecha del torneo Julio Grondona de Primera División 2015, que será televisado por América TV. 




Son variados los problemas físicos en varios de los jugadores del plantel. En particular, y en lo que hace a los habituales titulares, Lucas Villarruel ha quedado descartado y no ha sido incluido en la lista de convocados, tal como el caso de Agustín Torassa. Además, casi es un hecho que Federico Mancinelli no juegue desde el inicio, y la duda queda planteada con el caso de Edson Puch, que momentos antes del partido será evaluado para saber si es de la partida. Quien se ha recuperado y está disponible es Luciano Balbi. A partir de lo dicho, será Nicolás Bruna quien tome el lugar de Villarruel y Leonardo Zaragoza el de Mancinelli. Llegado el caso que Puch no consiga recuperarse, la titularidad será para Lucas Campana. El Globo saldría con: Marcos Díaz; Leonardo Zaragoza, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Luciano Balbi; Nicolás Bruna, Federico Vismara, Patricio Toranzo; Edson Puch, Ramón Ábila y Alejandro Romero Gamarra. Forman parte de los convocados también: Matías Giordano, Federico Mancinelli,  Santiago Echeverría, Guillermo Sotelo, Ezequiel Gallegos, Iván Moreno y Fabianesi, Daniel Montenegro, Lucas Campana e Iván Borghello. Dos de ellos no serán suplentes. 



Luego de un comienzo algo irregular en el torneo, el Banfield de Matías Almeyda se anotó con dos victorias consecutivas (como local ante San Martín de San Juan y de visita ante Estudiantes en La Plata) y busca seguir en ese tren. La única duda que tiene el DT para confirmar la formación inicial, es en el puesto de centrodelantero, y pasa por saber si continúa Lucas Viatri como titular o vuelve el colombiano Mauricio Cuero. Jugarían de entrada: Enrique Bologna; Nicolás Bianchi Arce, Sergio Vittor, Luciano Civelli; Nahuel Yeri, Nicolás Domingo, Walter Erviti, Juan Cazares; Roberto Noir, Lucas Viatri y Nicolás Bertolo. También concentraron: Fernando Pellegrino, Fabián Noguera, Cristian Díaz, Gonzalo Bettini, Maximiliano Calzada, Leandro Chetti, Enzo Trinidad, Mauricio Asenjo y Mauricio Cuero. Dos de ellos no serán suplentes.



En total, suman exactamente 100 (cien) los antecedentes ante el “taladro”, con 44 (cuarenta y cuatro) victorias, 25 (veinticinco) derrotas y 31 (treinta y un) empates, con 169 goles marcados y 127 recibidos. De ellos, 10 juegos fueron en la época amateur y 73 en la profesional, en primera división; más 12 en el ascenso y 5 partidos por copas oficiales no regulares. En tanto que, con Huracán como visita, se jugaron 47 (cuarenta y siete) partidos, con 17 (diecisiete) victorias, 16 (dieciséis) derrotas y 14 (catorce) empates, con 68 tantos anotados y 70 recibidos. 

El último partido entre ambos, fue por los octavos de final de la Copa Argentina de la que el Globo fue campeón, el 25/09/2014, siendo empate 2 a 2 (ambos anotados por Gonzalo Martínez) y la posterior victoria por disparos desde el punto del penal, por 3 a 2. En tanto que por torneos regulares, el último partido fue el 10/05/2014 por la fecha 37 de la B Nacional 2013 / 2014 y Huracán ganó como local por 3 a 0, con los goles de Martínez, Domínguez y Toranzo. El último juego disputado en cancha de Banfield, también fue victoria de Huracán, 2 a 0, con los tantos de Defederico y Caruso. Mientras que, el último antecedente de este enfrentamiento en Primera División, es del Clausura 2011 (22/03/2011) y fue empate como visitante 2 a 2 (Zárate y Cámpora los goles). Si se toman en cuenta los últimos 20 enfrentamientos, lleva ventaja Huracán, con 9 victorias contra 5 de Banfield. 

Sorprendentemente, el jugador con mayor cantidad de goles a Banfield en los cien juegos del historial es Eduardo Ricagni con 7. Este jugador, en tres encuentros (en 1952 y 1953), anotó un hattrick y dos dobletes ante este rival. Luego se ubican, Herminio Masantonio y Miguel Brindisi con 6 y Guillermo Stábile y Emilio Baldonedo con 5. Del plantel actual, Toranzo les convirtió 2 tantos (uno en 2009 y otro en 2014).

Cabe destacar que, si tomamos en cuenta los partidos en primera división, Huracán arrastra 19 (diecinueve) juegos sin victorias como visitante, con sólo 2 (dos) empates y 17 (diecisiete) derrotas. No gana en esa condición, desde el 05/09/2010, por 2 a 1 a Quilmes, en el sur del Gran Buenos Aires, con los goles de Quintana y “Chichón” Nieto.



Un día como hoy, 28 de marzo, que justamente coincide con el “Día del Hincha de Huracán”, el Globo jugó 9 (nueve) veces en su historia, y con resultados parejos, ya que ganó cuatro, perdió tres y empató dos. A pesar de ese equilibrio, el último partido jugado en tal fecha es un muy mal recuerdo: en 2002, jugando en casa como local, Estudiantes de La Plata le propinó, al entonces equipo de Miguel Brindisi, una de la tres derrotas más abultadas como local en el Ducó de toda la historia: fue 1 – 6. Para encontrar la última victoria en 28 de marzo, hay que remontarse a 1993, cuando vencía a Ferro 3 a 0 en condición de local.



El juego será arbitrado por Germán Delfino, quien suma 7 (siete) encuentros con Huracán, de los cuales, 3 (tres) fueron victorias, 2 (dos) derrotas y 2 (dos) empates. El último de ellos, fue el partido desempate por el quinto ascenso el 14 de diciembre de 2014 en Mendoza, ante Atlético Tucumán, con el triunfo 4 a 1.

Don Ramón pagó la renta

Cuando te salen todas y estás enfocado, difícil que puedan pararte. Y menos cuando tenés el arco entre ceja y ceja, y sos un delantero “molesto”, de buena contextura física. Ramón Ábila tuvo “su” noche, con tres goles y tres cuartos de otro, a un pasito del “póker”, para destrozar a un invicto Argentinos Juniors que fue inocente en su actitud defensiva y lo pagó muy caro. Huracán debía sumar puntos y lo hizo de la mejor manera.




Si bien de arranque, el “bicho” trató de sorprender, en una jugada en la que Balbi debió esforzarse por despejar un tiro de gol de Lenis, al poco rato Huracán golpeó y fue contundente, mostrando la principal cualidad que tuvo en este juego: la contundencia. La pelota llega al área, lejano al arco sobre izquierda para Ábila, que de espaldas recibe y rápido cambia de lado, para la llegada de Mancinelli. Este enseguida combina con Toranzo, que en posición de extremo derecho,  devuelve la pared al “Pelado”, que se internó en el área, hasta la línea de fondo, y allí tocó hacia atrás, para el pique en diagonal de Ábila al primer palo, que generó el anticipo ofensivo entre dos marcadores y el arquero, y su toque cortito y certero para abrir el marcador. Buen gol, en una sucesión de pases precisos y en velocidad.

Con ventaja rápida, Huracán capitalizó el adelantamiento rival, controlando la pelota con la correcta perfomance de Villarruel y Toranzo en esa gestión, y el buen acompañamiento de Puch y Romero Gamarra en las bandas, siendo simples y desdoblándose ambos entre volante y delantero. No obstante esto, Argentinos, con delanteros rápidos y huidizos, se acercaba sin ser demasiado profundo, y Díaz debió trabajar para sacar un lindo tiro de Rinaldi.

Pero si había algún atisbo de enderezar el rumbo para la visita, en la media hora Huracán las demolió. Primero cuando Toranzo se tomó su tiempo, y sacó un lúcido pase en largo por detrás de la defensa rival, para el pique de un atento Ábila. Este encara, sortea al arquero Ojeda, y llega al fondo, con un ángulo demasiado sesgado, paralelo a la línea de fondo como para convertir. De todos modos ensaya una definición, que Franco Flores la transforma en gol, cuando la mete al arco al querer despejarla de rastrón, para el dos a cero. Poco rato después, otra vez en posición de ataque, esta vez sobre la derecha, la pelota le cae a Toranzo, que pone buen pase a la derecha a Puch. El chileno en “modo wing”, escapa al marcador, y pone un centro con “rosca” al punto del penal, donde aparece como un fantasma a toda máquina Ábila, que cabecea de frente al arco cambiando el palo al arquero y determinando un tres a cero, a esa altura del partido, treinta y poco de la primera parte, lapidario.

A partir de allí, el juego cambió, dada la relajación del Globo, y un cierto desgano que cundió en el “bicho” ante un resultado que ellos mismos creyeron definido. La tónica continuó en el segundo tiempo, transformándose en un juego parejo, siendo incluso Huracán quien tenía las mejores chances de convertir otro gol más. Y así fue como pasado el cuarto de hora, Vismara por calle central, le pone un pase profundo al pique de Ábila, que parecía un pie adelantado, y que tuvo tiempo para dominar el balón y escoger como definir para poner el tanteador cuatro a cero.

Llegó pronto el tiempo de las variantes, todas ellas dadas para preservar jugadores que no venían bien desde el lado de lo físico, en especial Villarruel y Mancinelli, que hasta están en duda a futuro, y casi nada más, solo que pase el tiempo.

Huracán claramente fue otro equipo respecto a aquel que venía con una seguidilla de partidos y que casi había dejado de lado el juego asociado, privilegiando el pelotazo largo. Ante Argentinos, Huracán, además de la eficacia notable, mostró momentos de fluidez en el trato de la pelota y juego en conjunto, que son señales positivas a futuro, en especial para que sean recordadas en abril, cuando otra vez la agenda de partidos se apriete y la cuestión física se torne esencial.



Síntesis

Huracán 4 – 0 Argentinos Juniors

Huracán: Marcos Diaz; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Dominguez, Luciano Balbi; Lucas Villarruel, Federico Vismara; Alejandro Romero Gamarra, Patricio Toranzo; Edson Puch, Ramón Abila. DT: Néstor Apuzzo

Argentinos Juniors: Luis Ojeda; Franco Flores, Patricio Matricardi, Nicolás Freire y Reinaldo Lenis; Emiliano Agüero, Gaspar Iñiguez, Cristian Alvarez, Matías Giménez; Reinaldo Lenis, Federico Gallego, Lautaro Rinaldi.
DT: Néstor Gorosito.

Cambios: 0 2T Luciano Cabral por Agüero (AJ) / 14 2T Gonzalo Castillejos por Lenis (AJ) / 19 2T Iván Moreno y Fabianesi por Villarruel (H) / 21 2T Santiago Echeverría por Mancinelli (H) / 34 2T Daniel Montenegro por Puch (H).

Goles: 4 1T Ramón Ábila (H) con toque de derecha en el área chica, en anticipo, tras centro de Mancinelli. / 28 2T Franco Flores en contra (H) empuja al gol a un metro de la línea, una definición sesgada de Ábila que no ingresaba /  32 1T Ramón Ábila (H) de cabeza en el borde del área chica, tras gran centro de Puch / 17 2T Ramón Ábila, define a la salida del arquero en el área, por calle central, una habilitación de Vismara.


Árbitro: Fernando Echenique (muy bien)

Amonestados: Rinaldi, Freire (AJ)

Figura del partido: Ramón Ábila

sábado, 21 de marzo de 2015

Llegó la hora de asegurar puntos

Llegó la hora de asegurar puntos. Pasó el clásico y el ánimo no debe decaer. El grupo sabe que desde aquí, si bien la vista está en pasar de grupo en la Copa Libertadores, eso de nada vale si no se empieza a sumar puntos en el campeonato. Y en especial de a tres y en casa. Con ese objetivo, Huracán recibe a un Argentinos Juniors que con un mix de veteranos y juveniles, ha sorprendido en este arranque manteniéndose invicto hasta aquí. 



En Parque Patricios, este sábado desde las 20.30 horas y con arbitraje de Fernando Echenique, Huracán recibe a Argentinos Juniors, por la sexta fecha del torneo Julio Grondona de Primera División 2015, que será televisado por la Canal 9. 




Tratando de dar un revulsivo al equipo, que necesita sumar puntos en el campeonato para no quedarse lejos y elevar la confianza para encarar la segunda parte de la fase de grupos en abril, Apuzzo ensaya un cambio, que si bien es uno de los tres en cuanto a nombres, es una apuesta en cuanto a buscar una tónica nueva en función de ataque. Y se trata del debut desde el inicio de Edson Puch, que mostró interesantes movimientos tanto ante Gimnasia La Plata y San Lorenzo por el campeonato, tratando de desequilibrar por las bandas y sumar al tándem de Toranzo y Romero Gamarra en la línea de tres media puntas. Quien sale de la alineación inicial es Montenegro. 



Además, si bien aún no está al ciento por ciento de sus posibilidades físicas, Lucas Villarruel será titular en la mitad de la cancha, tomando el lugar que le “cuidó” Gallegos, que en esta oportunidad no está entre los convocados. En tanto que como Luciano Balbi ya recuperado de su lesión, retornará en reemplazo de Sotelo. El Globo saldría con: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Luciano Balbi; Lucas Villarruel, Federico Vismara, Patricio Toranzo; Edson Puch, Ramón Ábila y Alejandro Romero Gamarra. Forman parte de los convocados también: Matías Giordano, Santiago Echeverría, Guillermo Sotelo, Nicolás Bruna, Iván Moreno y Fabianesi, Daniel Montenegro, Agustín Torassa, Lucas Campana e Iván Borghello. Dos de ellos no serán suplentes. 





El Argentinos Juniors de Néstor Gorosito, comenzó con bastante buen pie este regreso a Primera División, con un equipo nuevo, plagado de jugadores juveniles, tanto es así, que aún en cinco fechas se mantiene sin derrotas, y su invicto aumenta con unos partidos más en la B Nacional. Para el compromiso ante Huracán, tiene tres bajas importantes por distintas lesiones: el “Lobo” Cristian Ledesma con un desgarrado; el central Miguel Torrén con esguince de rodilla; y el “ex quemero” Andrés Franzoia con un traumatismo fuerte en uno de sus pies. Además, por su expulsión ante Estudiantes, no juega suspendido Ezequiel Garré. Sus reemplazantes serán Cristian Álvarez, Franco Flores, Luciano Cabral y Matías Giménez (otro “ex quemero”). Jugarían de entrada: Luis Ojeda; Franco Flores, Patricio Matricardi, Nicolás Freire; Reinaldo Lenis, Cristian Álvarez, Gaspar Iñíguez, Matías Giménez; Federico Gallego; Luciano Cabral y Lautaro Rinaldi. También concentraron y serán suplentes: Adrián Gabbarini, Martín Alaniz, Martín Zapata, Joaquín Laso, Emiliano Agüero, Jonathan Rodríguez y Gonzalo Castillejos. 



En total, suman 122 (ciento veintidós) los antecedentes ante el “bicho”, con 52 (cincuenta y dos) victorias, 35 (treinta y cinco) derrotas y 35 (treinta y cinco) empates, con 197 goles marcados y 160 recibidos. De ellos, 8 juegos fueron en la época amateur y 109 en la profesional, en primera división; más 2 en el ascenso y 3 partidos por copas oficiales no regulares. En tanto que, con Huracán como local, se jugaron 59 (cincuenta y nueve) partidos, con 29 (veintinueve) victorias, 16 (dieciseis) empates y 14 (catorce) derrotas, con 109 tantos anotados y 73 recibidos. 

El último partido entre ambos, fue hace poco más de cuatro años, el 14/02/2011 por el Clausura 2011, cuando como local empataban 1 a 1 con gol de Cámpora. La última victoria en el historial general, fue como visitante en el Apertura 2010, el 07/08/2010, cuando el equipo que dirigía Héctor Rivoira vencía 2 a 1 en la primera fecha, con los goles de Mariano Martínez y Montiglio. Si se toman en cuenta los últimos 20 enfrentamientos, lleva ventaja Argentinos, con 8 victorias contra 6 de Huracán. 

Son dos los jugadores con mayor cantidad de goles a Argentinos Juniors en el historial: Herminio Masantonio y Carlos Babington con 9 goles cada uno. Miguel Brindisi les anotó 8, Emilio Baldonedo y Ángel Chiesa 6 y Dante Sanabria con 5. Del plantel actual, Montenegro les convirtió 2 tantos, el 23/02/2002 en la victoria 3 a 0 como local por el Clausura 2002. 



Un día como hoy, 21 de marzo, Huracán jugó 6 (seis) veces en su historia, y con resultados parejos, ya que ganó tres, perdió dos y empató uno. El último jugado en tal fecha, fue justamente ese empate, en 1993 ante Boca como local 1 a 1. En tanto que la última victoria del Globo en esa fecha, es de 1987, ante Los Andes como local por 3 a 0. 


El juego será arbitrado por Fernando Echenique, quien suma 10 (diez) encuentros con Huracán, de lo que se fueron 7 (siete) victorias, 2 (dos) derrotas y un empate. El último de ellos, fue el 1 de diciembre de 2014, por la fecha 21 del Transición de la B Nacional, cuando de visita Huracán venció a All Boys por 3 a 0. 

Teníamos con qué pero se escapó

El primer clásico a comentar para este blog. Y se escapó. Es una lástima, ya que Huracán no está tan lejos a nivel de conjunto del San Lorenzo actual, pero sin embargo, la localía, la jerarquía individual de algunos jugadores rivales y la gestión de un árbitro que maneja los partidos a su antojo, volcaron la balanza para que el “cuervo” se lleve con justicia la victoria. Buen primer tiempo del Globo, en el que mereció algún gol más.




Los primeros minutos mostraron a un San Lorenzo que pretendía arrebatar a un Huracán que no lograba hallarse en la cancha. Llegaba por la bandas y la movilidad de Sebastián Blanco complicaba. Sin embargo, en pleno temporal, Kaku Romero Gamarra logra dominar en el círculo central, y toca el balón para un liberado Toranzo, que por calle central tuvo varios metros para encarar al área rival sin marca. En ese trayecto, y al ver que Cetto no salía de la línea de su área, a veinticinco metros del arco, ensaya un precioso remate a colocar, lejos de la mano izquierda de Torrico, que se clava a media altura, para que todo el estadio entre en silencio y estupor. En el mejor momento del local, Huracán facturaba y cambiaban los roles, ya que el Globo se adaptó el partido y tuvo fluidez en su juego, logrando acercar peligro.

Tanto, que en una de las dos jugadas más discutidas de la tarde – noche, tras un gran pase largo de Domínguez al pique de Ábila, que se topa con la tardía salida de Torrico y cae dentro del área. Yo, y es mi opinión, no vi penal, pero sigue la polémica y las opiniones están divididas, sobretodo por lo que a partir de allí, fue un “oscuro” y hasta perverso arbitraje de Laverni, y además, para sumarle descontento, pocos minutos más tarde (treinta de la etapa), San Lorenzo llega al empate justo cuando Huracán mejor hacía las cosas.

Un pelotazo largo hacia su ataque, encuentra a Matos que de espaldas al arco logra dominar de pecho y bajar la pelota de excelente manera, ya que con un giro de su pie, dejó desairado a Domínguez y a cualquier intento de Vismara. Tanto que dejó un callejón, para que un muy inteligente Romagnoli le arrebate la pelota, se interne en el área, y ante la falta de reacción en el cierre de Nervo, cruce la bola en forma exacta, entre el poste y el esfuerzo en la salida de Marcos Díaz. Empate y primer gol de Romagnoli tras varios clásicos.

Aquí un par de chances de Huracán parecieron encaminar la cosa, pero Torrico salvó muy bien un remate de Montenegro, y Ábila desperdició tirando por arriba una excelente jugada individual. Pero San Lorenzo nuevamente tomaba el control sobre el final de la etapa, y lo coronó con un gol para el dos a uno en el minuto final (poco antes, Díaz le sacaba el gol a Musis tras un remate tremendo). Tras un corner cedido por Ábila, Matos peina en el primer palo, y la trayectoria de la pelota encuentra a dos jugadores libres a la altura del punto del penal, para dominar la pelota y someter a Marcos Díaz. La bajó Kalinski y Matías Caruzzo en soledad lo transformó en gol para irse al vestuario dando el golpe de la victoria parcial.

En la segunda parte, Huracán inició con buenos pasajes de juego, pero careció de profundidad, especialmente con un Montenegro desenchufado y desencontrado con sus compañeros. Al poco rato, Apuzzo dispuso que ingrese Puch, y lo hizo en lugar de Gallegos, que venía cumpliendo correctamente la misión de correr a cuanto “cuervo” iba por la mitad de la cancha. Si bien el chileno fue un revulsivo y dio mayor movilidad, se sintió fuerte la soledad de Vismara para luchar en la mitad. En una intentona que parecía vana, Romagnoli por la izquierda se desprende de una marca, y cambia la marcha a pura velocidad (como si fuese diez años atrás), dejando “parado” a Mancinelli, para entrar al área como wing en diagonal. Allí lo sale a cruzar Vismara, quien le opone su hombro y “carrocería”, para que Romagnoli vuele cual “barrilete” y se deje caer ostentosamente en el área, tal como su impulso y carrera lo llevaba. Laverni agradeció la oferta y sancionó el penal, con esa sonrisa “sobradora” que siempre lleva puesta y que enloquece a cualquier jugador, en este caso a los de Huracán. Durante el partido, este “mamotreto” de árbitro al borde del retiro, lo “tomó de punto a Ábila”, tanto que lo sacó de partido.

Penal y gol de Matos, ejecutando a palo cambiado de la estirada de Díaz, para un tres a uno exagerado, con treinta minutos por delante. Aquí el partido se hizo parejo, ya que San Lorenzo tuvo para liquidarlo del todo y Huracán bien pudo descontar, y así debió haber sido. Ya que hubo un cabezazo de Toranzo en palo, en una gran contra de Puch y centro de Romero Gamarra; un tiro libre de Domínguez que no pasó lejos; una definición de Puch que encontró a Torrico bien parado y un excelente cabezazo de Campana que se fue besando el poste lejano de Torrico. Cuatro clarísimas chances, en tanto San Lorenzo manejaba la pelota y se dedicaba a dejar pasar los minutos, incluso con algún acercamiento, mas que nada inducido por la desprotección de un Huracán que estaba pleno en ataque.

Así el partido encontró el final, con la victoria de un San Lorenzo que fue un tanto más inteligente y aprovechó sus chances, subidos al gran nivel de jerarquía de alguno de sus valores individuales, caso Romagnoli, al que le salieron todas, y con Blanco y Matos en gran partido. Huracán careció de fortuna por un lado, y de inteligencia y claridad para controlar momentos y situaciones en los que se les fue de las manos, esto ayudado por un árbitro que volcó las acciones y fue contemplativo con el rival.






Síntesis

San Lorenzo 3 – 1 Huracán

San Lorenzo: Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Mauro Cetto, Matías Caruzzo, Emanuel Más; Juan Mercier, Enzo Kalinski; Franco Musis, Leandro Romagnoli, Sebastián Blanco; Mauro Matos. DT: Edgardo Bauza

Huracán: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez y Guillermo Sotelo; Ezequiel Gallegos, Federico Vismara; Daniel Montenegro, Patricio Toranzo, Alejandro Romero Gamarra; Ramón Ábila DT: Néstor Apuzzo.

Cambios: 12 2T Edson Puch por Gallegos (H) / 21 2T Pablo Barrientos por Romagnoli (SL) / 26 2T Néstor Ortigoza por Musis (SL) / 30 2T Lucas Campana por Montenegro (H) / 33 2T Gonzalo Verón por Blanco (SL).

Goles: 15 1T Patricio Toranzo (H) con gran remate desde fuera del área, a colocar a media altura / 30 1T Leandro Romagnoli (SL), tras asistencia de Matos, ingresa al área y define cruzado ante Díaz / 44 1T Matías Caruzzo (SL) define una bola suelta en el área chica, tras corner de Blanco y peinada de Matos / 17 2T Mauro Matos (SL) de penal, tras inexistente falta de Vismara a Romagnoli.


Árbitro: Saúl Laverni (horrible)
Amonestados: Ortigoza (SL) / Toranzo (H)

Figura del partido: Leandro Romagnoli (SL)

Figura de Huracán: Patricio Toranzo


domingo, 15 de marzo de 2015

El partido que todos quisiéramos jugar

De un lado están los que dicen, “este es un partido más, ellos no tienen nada, les ganamos por la historia”; del otro los que aseguran, “vamos a dejar el alma en este partido, vamos a aprovechar todas sus ofertas”... Chicanas, burlas, etc, todas forman parte de la dialéctica de un rito. Porque no deja de ser una celebración. Porque el verdadero hincha, a cada San Lorenzo – Huracán o Huracán – San Lorenzo en estos noventa y nueve años de historia común, lo vive como una fiesta, como un momento esperado, con un cosquilleo parecido al nervio de un reencuentro.

Y eso que no deja de ser más que un juego. Ya que a pesar de la ambición monetaria que recorre cada paso del fútbol, van a ser los clásicos, este tipo de partidos, los que sean la punta de lanza para mantener indemne la creencia de cada uno de nosotros sobre la limpieza del juego. Porque aquí se mezcla el honor de cada casaca para dejar de lado las dudas que el dinero ofrece.

Yo prefiero pensar, que la violencia un día se extinguirá de este deporte que amo. Y que el germen vendrá de la unión de los rivales. Rivales y no enemigos. Los violentos pusieron bombas en el corazón de nosotros, desde Patricios hasta Boedo cubriendo con miedo corazones sanos, que solo buscan disfrutar de una victoria ante tu rival de toda la vida.

Pero ellos no podrán. Algún día perderán. Porque cuervos y quemeros, quemeros y cuervos, somos padres o hijos, hermanos, primos, cuñados, suegros, yernos, etc. Muchos son familia, amigos o conocidos, pero todos sentimos igual, y así lo entendemos.

Todos nosotros, seríamos los tipos más felices del mundo si Apuzzo o Bauza nos convocan para jugar.

Ojalá que sea una fiesta y que gane el mejor. Ah, y el fútbol.

En el Bajo Flores, en el estadio Pedro Bidegain, este domingo desde las 18.15 horas y con arbitraje de Saúl Laverni, Huracán visita a San Lorenzo, por la quinta fecha del torneo Julio Grondona de Primera División 2015, que será televisado por la TV Pública.




Tras una seguidilla de ocho partidos en veintiocho días, llega bastante averiado el plantel de Apuzzo para el cotejo ante su clásico rival. Las bajas por lesión de Lucas Villarruel y Luciano Balbi son la medida de esto, sumado a algunos jugadores que no llegan al cien por ciento de su condición física. Pero la mayor novedad pasa por la recuperación, ajustada en los tiempos tras su desgarro, de Marcos Díaz que vuelve como titular al arco quemero. A eso se suma el retorno tras una semana de enfermedad de Patricio Toranzo y el ingreso, desde el primer minuto de Daniel Montenegro en lugar de Agustín Torassa. Además, Ezequiel Gallegos ocupará el puesto de Villarruel, y Apuzzo mantiene la duda, entre Guillermo Sotelo o Santiago Echeverría para cubrir el lateral izquierdo de la defensa en lugar de Balbi. El primero de ellos es quien tiene la mayor chance de hacerlo. El Globo saldría con: Marcos Díaz; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez, Guillermo Sotelo; Federico Vismara, Ezequiel Gallegos, Patricio Toranzo; Daniel Montenegro, Ramón Ábila y Alejandro Romero Gamarra. Forman parte de los citados también: Matías Giordano, Santiago Echeverría, Santiago Carrera, Lucas Favalli, Iván Moreno y Fabianesi, Edson Puch, Agustín Torassa, Lucas Campana e Iván Borghello. Dos de ellos no serán suplentes.





El San Lorenzo de Edgardo Bauza tiene este domingo y miércoles, dos duros compromisos, que le servirán para vislumbrar como se perfila el año, en lo que hace al torneo local y Copa Libertadores. Huracán y San Pablo (como visitante) son varas altas para su meta y deberá sortearlas para ir en busca de sus objetivos. Para recibir al Globo, el DT hará dos variantes respecto al equipo que le ganó a Estudiantes en La Plata: Mauro Cetto por Mario Yepes y Juan Mercier por Facundo Quignon. Jugarían de entrada: Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Mauro Cetto, Matías Caruzzo, Emanuel Más; Juan Mercier, Enzo Kalinski; Franco Mussis, Leandro Romagnoli, Sebastián Blanco; y Mauro Matos. También concentraron: Leonardo Franco, Matías Catalán, Néstor Ortigoza, Facundo Quignon, Pablo Barrientos, Héctor Villalba, Gonzalo Verón y Cauteruccio. Dos de ellos no serán suplentes.


En total, suman 171 (ciento setenta y uno) los antecedentes ante el “ciclón”, con 44 (cuarenta y cuatro) victorias, 83 (ochenta y tres) derrotas y 44 (cuarenta y cuatro) empates, con 217 goles marcados y 314 recibidos. De ellos, 7 juegos fueron en la época amateur y 154 en la profesional; y se completa con 10 partidos por copas oficiales no regulares. En tanto que, con Huracán como visitante, se jugaron 80 (ochenta) partidos, con 19 (diecinueve) victorias, 18 (dieciocho) empates y 43 (cuarenta y tres) derrotas, con 97 (noventa y siete) tantos anotados y 160 recibidos. Cabe recordar que el 19 de diciembre de 1997 se le dio el partido por perdido a ambos, tras los trágicos episodios de ese día (cuenta como el partido 81).

El último partido entre ambos, fue hace casi cuatro años en el Pedro Bidegain, el 30 de abril de 2011, cuando el equipo que dirigía Roberto Pompei caía 0 – 3 y era expulsado Facundo Quiroga. La última victoria en el historial general, fue el 24 de octubre de 2010, cuando el equipo que dirigía Miguel Brindisi vencía 3 a 0, en la fecha 12 del Apertura 2010, con los goles de Quintana, Quiroga y Diego Rodríguez; y la última en condición de visitante, fue el 14 de junio de 2009 en el estadio de Boca, por 1 a 0 con el gol de Paolo Goltz. Mientras que la última vez que Huracán ganó en el estadio de San Lorenzo, fue el 9 de diciembre de 2001, cuando el equipo de Miguel Brindisi ganó 1 a 0 con gol de Emanuel Villa.

La década de mejor desempeño en el clásico para Huracán, fue entre 1970 y 1979. Se trata de la década en la que hubo mas enfrentamientos, 29 (veintinueve) en total. De ellos, 11 (once) fueron triunfos, 11 (once) derrotas y 7 (siete) los empates, con un rendimiento del 50%. Allí se destacan las recordadas cinco victorias de 1976 del equipo de Miguel “Gitano” Juárez, tres de ellas en el metropolitano y dos en el nacional. En tanto que la peor perfomance se dio en la década del 60, entre 1960 y 1969, cuando de 22 juegos en total, el Globo solo ganó 3, obteniendo el 27% de los puntos.

El jugador con mayor cantidad de goles a San Lorenzo es nuestro “prócer” Herminio Masantonio, que en 22 enfrentamientos convirtió 13 tantos. El “top five” lo completan: Miguel Brindisi con 9, Carlos Babington y Emilio Baldonedo con 8, Avallay y “Tucho” Méndez con 7. Quien anotó mayor cantidad de goles como visitante también es Herminio Masantonio, con 8, luego Baldonedo con 5, y Brindisi y Houseman con 4. Habiendo jugado más de 6 clásicos, el mejor promedio de goles lo tiene Masantonio con 0,59 por juego; lo siguen Llamil Simes (5 goles), Luis Giribet (3) y Paolo Goltz (3) con 0,50

El jugador de Huracán con mas presencias en el clásico es otro “prócer”, Jorge Alberti, que jugó ante San Lorenzo en 30 oportunidades. Luego Miguel Brindisi con 26, Masantonio con 22, Bruno Barrionuevo con 20, Norberto Méndez y Jorge Carrascosa con 19, Carlos Babington, René Houseman y Jorge Titonell con 18, Omar Larrosa y Juan Manuel Filgueiras con 17, Emilio Baldonedo y Carlos Marinelli con 16 y Roque Avallay y Carlos Leone con 15. El jugador que participó de más victorias ante San Lorenzo es también Jorge Alberti con 10 triunfos. Luego Miguel Brindisi con 9, y cinco jugadores ganaron en 7: Jorge Carrascosa, Carlos Babington, Omar Larrosa, Jorge Fanesi y Abelardo Cheves.

El arquero, que habiendo jugado cinco o mas partidos, tiene mejor promedio de goles en contra ante San Lorenzo es Martín Ríos, al que le convirtieron 4 goles en 5 juegos (0,8 gol por partido), entre 1999 y 2002. También tiene buen promedio, Héctor Baley con 6 goles recibidos en 6 partidos (1976 y 1977). Quien mas goles recibió de este rival, es quien más veces estuvo en el arco, Bruno Barrionuevo, con 44.






Un día como hoy, 15 de marzo, Huracán jugó 9 (nueve) veces en su historia, y con resultados bastante negativos, ya que solo ganó una vez, y fue el primero de ellos, en 1931 venciendo a Argentino de Quilmes por el torneo de 1930. Del resto de los juegos, 3 fueron empates y 5 derrotas. El último juego en esa fecha, fue en 2009 por el Clausura, cuando los “Ángeles de Cappa” empataron 2 a 2 con Newells en Rosario. De los 9 partidos, 6 fueron como visitante y Huracán nunca pudo ganar (3 empates y 3 perdidos).

Se jugaron 9 clásicos en el mes de marzo a través de la historia. El Globo obtuvo dos victorias, en 1976 y 1991; sufrió seis derrotas y hubo solo un empate.

El juego será arbitrado por Saúl Laverni, quien suma 22 (veintidós) encuentros pitando a Huracán desde 2004 a la actualidad, con 11 (once) victorias, 8 (ocho) derrotas y 3 (tres) empates. El último de ellos, fue el 19 de noviembre de 2014, en la semifinal de la Copa Argentina, en el 2 a 0 ante Atlético Rafaela en Formosa.

Laverni ya ha dirigido dos veces el clásico ante San Lorenzo y ambas en forma consecutiva: el 02/12/2008 por la fecha 17 del Apertura 2008 (1 – 4 San Lorenzo en Boca, había comenzado el 30/11 y lo suspendió por el temporal de lluvia); y el 17/06/2009 en el mismo estadio, el 1 a 0 en el Clausura 2009 con el gol de Goltz.


Punto sufrido

El Globo fue la temida altura de Bolivia y resistiendo al desgaste físico y a su propia carencia de ideas, se trajo un punto que en la próxima fecha se sabrá si fue bueno o no. La figura del partido fue Giordano y la ineficacia de Universitario de Sucre, para llevar al marcador lo realizado en el campo.






Sin haber visto el partido (gracias al obsequio de la prestadora de servicio de cable, Telecentro - de la cual ya me he dado de baja -), solo escucharlo por radio, me queda claro que el Globo cumplió con lo que se había propuesto: sostener el arco en cero e intentar sacar ventaja, ya sea por la potencia de Ábila o la inteligencia de Montenegro. Si bien la segunda parte de la meta no se dio (ni cerca estuvo), el resultado dejó satisfecho a más de uno. Pero tengo claro, que si esto no se valida con la victoria de local ante este mismo rival, el punto de nada habrá servido.

Otra cosa que subyace de lo comentado, es el buen partido del bloque defensivo, que sostuvo las dificultades propias de la “altura”, con un Giordano que respondió en forma magnífica cada vez que tuvo que intervenir. Pero queda claro también, que la poca eficacia en la definición del equipo local, fue la clave para que el arco quemero se mantenga en cero.

Gracias a Telecentro que no me dejó “vivir” el partido, les dejo la crónica y opinión,, siempre más aguda que la mía, de Nicolás Ziccardi para Soy Quemero.

El salvataje boliviano
Huracán la pasó mal en Sucre, pero se trajo un punto de la altura cuyo valor dependerá de los próximos dos partidos como local. Del cero a cero se destaca una inmaculada actuación de Matías Giordano, el Globo estuvo muy cerca del gol en el primer tiempo pero se fue alejando del arco rival hasta volverse inofensivo. Pese a seguir invictos en la Libertadores, nuevamente quedó la sensación de poder haber hecho más.
Visita de riesgo y van… Huracán viajó a Sucre para afrontar su sexto partido en diecinueve días, sin Toranzo ni Balbi y con Montenegro y Sotelo en el line up. Nos recibía el puntero del Grupo 3, un Universitario que amén a sus limitaciones se encontraba invicto en la competencia, producto de un triunfo y un empate.
De arranque el local desnudó sus intenciones, sin demasiada técnica individual el Docto apostaba por remates de media y corta distancia, que llevaban un peligro que Giordano pudo desactivar sin demasiadas complicaciones. Huracán no lograba hacerse de la pelota, pero sí un par de pases certeros le alcanzaban para pasar a posición de ataque. Iban pocos minutos cuando Alejandro Romero Gamarra ubica con un centro perfecto el solitario ingreso de Ramón Ábila en el punto penal, Wanchope tiene tiempo y espacio pero cabecea realmente mal para despilfarrar una oportunidad clarísima de gol.
Universitario respondía con un tremendo disparo de Castro que Matías Giordano mandaba al córner con una buena reacción. El partido ya vibraba cuando el Globo tuvo la segunda clara, un hermoso pase de Lucas Villarruel para dejar a Wanchope mano a mano con Robles. En lugar de rematar Ábila intenta eludir al arquero pero es comido por el retroceso de los centrales.
El Globo ya merecía un gol, y ni hablar cuando desde un tiro libre Kaku Romero Gamarra sirve un excelente centro para que Federico Mancinelli gane en las alturas y estrelle su cabezazo contra el palo izquierdo de Robles. Tres situaciones de gol clarísimas en media hora, ninguna terminó adentro.
El resto de la primera mitad fue propiedad exclusiva del local, primero Matías Giordano saca un mano a mano en la puerta de su área muy bueno ante De la Cuesta, acto seguido vuelve a taparle el gol a Mercado (En clara posición adelantada) para que Domínguez termine evitando la conquista sobre la línea. El propio Richard Mercado había errado una situación increíble, aprovechando un rebote fortuito que le quedó dentro del área y definiendo muy lejos de un Giordano que achicaba bien.

El Globo terminó el primer tiempo sin demasiada respuesta, apoyándose en la solidez de su arquero y pisando el área nuevamente con un centro de Ábila que Villarruel definió mal en el palo contrario. Al descanso sin goles.
En el complemento la historia fue otra, los pocos avances de Huracán fueron cesando y Universitario tomó una postura más agresiva desde el arranque. Fueron veinte minutos de asfixia donde el local logró desbordarnos por ambas bandas, generar peligro con remates directos y hasta cabecear entre los centrales, en una oportunidad de Palavicini. Giordano estaba lúcido y cortaba de forma espectacular otro cabezazo, a cargo de Mercado.
Rolfi Montenegro estaba apagado, corriendo más de lo que jugaba, Wanchope contrariado y tanto Torassa como Romero Gamarra muy lejos del arco rival.
El ingreso de Gallegos volvió a acomodar el mediocampo y allí el Globo equiparó un poco más las acciones, pero siguió muy lejos del gol. Moreno y Fabianesi entró para liberar un poco más a Montenegro, pero la sensación era que Rolfi debía salir, para que fuera soltado el reemplazado Kaku.
Universitario fue perdiendo vértigo y peligro, pese a que Saucedo erraba un gol increíble de contragolpe. El Globo se fue quedando sin aire y replegando aún más sus líneas, blanqueando intenciones con el ingreso de Echeverría por Villarruel a cinco del final. Sin tiempo para más, Huracán cosechó su tercer empate al hilo en la Copa Libertadores.
Tres jugados, tres puntos. Una siembra pobre, sobre todo teniendo en cuenta las distracciones que sufrimos ante Mineros, y los goles que erramos en Sucre. Si Huracán vence a Universitario y a Cruzeiro en el Ducó, será muy difícil que no clasifique a octavos de final. En caso de sacar los próximos seis puntos, un empate en Venezuela nos clasifica. Perdiendo el último partido, solo una goleada de Universitario a Mineros (O de Mineros a nosotros) puede dejarnos fuera de la siguiente fase. 
Escrito suena muy lindo, la cuestión es si el equipo está preparado para ganar los próximos dos partidos en casa. El invicto en esta edición es valorable, más teniendo en cuenta que de los cinco partidos que llevamos, tres fueron en el extranjero y uno de los de local con el resultado puesto (Alianza). Pero para pasar de ronda hay que ganar, sumar de a tres, proponer mayor peligro cerca del área rival para sacar diferencias en el score, y ahí ver como la aguantamos.
Es pesado, pero verdadero, recordar como estábamos hace cuatro meses. Huracán eligió un camino para transitar este semestre, muchos no estamos conformes con el rendimiento, pero aunque moleste por ahora Apuzzo tiene la derecha. Tenemos dos semanas para replantearnos la agresividad con la cual vamos a encarar los próximos dos partidos en casa.
Ahora a pensar en San Lorenzo, parada en donde aguantar un empate no va a dejar conforme a nadie. Huracán debe salirle de igual a igual a los primos, mantener la concentración defensiva pero buscar variantes para apoyar a un Ábila de flojo rendimiento.  El domingo cueste lo que cueste, hay que traerse de no sé dónde los tres puntos.




Síntesis

Universitario de Sucre (Bolivia) 0 – 0 Huracán

Universitario de Sucre (Bolivia): Juan Carlos Robles; Ramiro Ballivián, Ezequiel Filippetto, Federico Silvestre, Ignacio González, Enrique Flores; Rolando Ribera, Alejandro Bejarano y Rubén Cuesta; Leonardo Castro y Richard Mercado. DT: Julio Baldivieso

Huracán: Matías Giordano; Federico Mancinelli, Hugo Martín Nervo, Eduardo Domínguez y Guillermo Sotelo; Lucas Villarruel y Federico Vismara; Agustín Torassa, Daniel Montenegro y Alejandro Romero Gamarra; Ramón Ábila DT: Néstor Apuzzo.

Cambios: 0 2T Martín Palavicini por Ribera (U) / 8 2T Ezequiel Gallegos por Torassa (H) / 15 2T Mauricio Salcedo por Mercado (U) / 30 2T Edson Pérez por Bejarano (U) / 32 2T Iván Moreno y Fabianesi por Romero Gamarra (H) / 42 2T Santiago Echeverría por Villarruel (H).

Goles: no hubo


Árbitro: José Argote (regular)
Amonestados: Nervo, Ábila (H)

Figura del partido: Matías Giordano (H)