sábado, 28 de julio de 2012

Volvamos a creer




Son pocos los Quemeros que todavía puedan aplicar aquel dicho de “ya vendrán tiempos mejores”. La gran mayoría sabe que Huracán siempre te sorprende con momentos peores y esta última temporada, la 2011 – 2012 en la B Nacional, lo demostró. Después de una muy triste campaña y una fecha final infartante en el Clausura 2011 de primera, con una definición sombría en La Boca, faltaba el mal trago de penar un par de meses en la categoría inferior, incluso para no caer una divisional más. Cámpora, Machín, Calviño y compañía nos tenían preparada esa sorpresa para que nuestros corazones no se detengan.

La elección de la directiva en el aspecto fútbol, se comprobó con el “diario del lunes”, fue pésima. La elección de Juan Amador Sánchez y su plantel, la posterior contratación de Diego Cocca, los problemas internos entre este y el plantel no resueltos, la “solución Apuzzo”, y el manotazo de ahogado con Rivoira, lo demuestran. A esto se suman fracasos individuales estrepitosos de la mayor parte de los futbolistas, sólo brindando un bocanada de aire fresco, con la aparición de unos pocos juveniles.

Pero este comienzo, el de la temporada 2012 – 2013, la décimo primera en el ascenso, al menos de arranque nos trae un dejo de esperanza. Con un técnico confirmado y al cual se le brindó la confianza, una amplia depuración del plantel y una serie de contrataciones, que aparecen a simple vista como acertadas y hechas en tiempo y forma, los Quemeros tenemos certezas en las que apoyar esa confianza. Sacar las “camarillas” del vestuario, “correr las camas” y llenar de “otro tipo de gente” el equipo, fue una de las premisas.
 

http://3.bp.blogspot.com/-9OFVmGyiEo4/T_tvAJ7x0hI/AAAAAAAAA68/2DyS4_x1vek/s350/edu.jpg


En ese sentido, el inicio no pudo ser más alentador. El regreso de Eduardo Domínguez, uno de los “Ángeles de Cappa” y de Hugo Barrientos fue el comienzo. La renovación de contrato de Mauro Milano y la llegada de Daniel Vega y Daniel Islas ya dejaba más que conforme al aficionado en general. Luego Nicolás Minici, Alexis Danelón, Walter Busse, Federico Mancinelli y Jerónimo Barrales fueron llegando para cubrir puestos necesarios.

http://3.bp.blogspot.com/-bXU-tztWYeU/UASuU8ThdwI/AAAAAAAAA_Q/A1IyrAWh8fU/s350/descarga%2B%25284%2529.jpg este es Walter Busse, nuevo jugador Quemero


A todo esto, la dirigencia le renovó su contrato a Gastón Monzón, en lo que a mi refiere una decisión “extraña”, pero que creo se orienta a no perder “lo invertido” y que el jugador reencuentre poder de reventa, y tanbién lo hizo a modo de voto de confianza (que yo apoyo) con el cordobés Sánchez Prette; y Alexis Ferrero se encuentra en recuperación luego de una operación, que se postergó más de lo debido. Los más chicos se van poniendo a tono. De la mano del más experimentado y único jugador con el cartel de venta puesto, Rodrigo Battaglia encabezará un grupo en el que sobresale Gonzalo Martínez, y le siguen Jonathan Bustos, Alejandro Quintana, Santiago Chacón, Nahuel Oviedo (ya casi repuesto de su grave lesión) entre otros, y uno que viene pidiendo pista y siendo noticia, con apenas 16 años, el marcador central Thiago Casasola. Por último, hay algunos repatriados, aún jóvenes, que buscarán retomar un lugar que hace meses habían perdido. De allí destaco a dos de ellos, con los que yo particularmente me encontraba disgustado por su separación del plantel, como Leonardo Villán y Julián Bottaro.

Luego de tres semanas de fuerte puesta a punto en esta pretemporada, este nuevo plantel ya tuvo un par de juegos amistosos que resolvió de manera correcta. Ambos ganados por dos goles a cero, ante Deportivo Morón y Godoy Cruz de Mendoza, sirvieron para que el equipo empiece a amalgamarse, con casi todos sus integrantes y entre ellos puedan conocerse. Pero hay un tercer amistoso, que a los Quemeros nos pone ansiosos aunque no haya puntos en juego. Y en una versión llamada “Clásicos de Invierno”, una empresa privada organizó entre otros un par de Huracán – San Lorenzo. El primero será este sábado 28 de julio, luego de postergarse unos días más de lo previsto (originalmente estaba programado para el sábado 22) por la “delicada” situación institucional de los rivales.

Para este sábado, de los refuerzos nombrados, no será de la partida una de las piezas más importantes como Barrientos, quien por su situación derivada de su casi consumada sanción e inhabilitación por doping. Se prefiere resguardarlo “por si acaso”, y que no se agrave la sanción a recibir. Y Alexis Danelón lesionado y Barrales aún fuera de forma también se lo perderán. Por esto, Héctor Rivoira incluirá a Ezequiel Gallegos, habitualmente volante central, que actuará como lateral derecho; y con Lucas Villarruel en el doble cinco con Battaglia. El once de Rivoira será Daniel Islas; Ezequiel Gallegos, Federico Mancinelli, Eduardo Domínguez, Nicolás Minici; Walter Busse, Lucas Villarruel, Rodrigo Battaglia, Gonzalo Martínez; Mauro Milano y Daniel Vega. El resto de los concentrados y que serán suplentes son Gastón Monzón, Leonardo Villán, Guillermo Sotelo (lateral volante izquierdo, categoría 1991), Santiago Chacón, Jonathan Bustos, Julián Bottaro y Alejandro Quintana. El partido será el día de mañana sábado a las 15.30 horas y lo arbitrará Silvio Trucco.

Por el lado de los “primos”, su técnico Ricardo Caruso Lombardi dispuso concentrar 18 jugadores para este encuentro. El probable equipo sería el siguiente: Ibáñez (proveniente de Olimpo de Bahía Blanca); Damián Martínez, Alvarado (en duda), Bianchi Arce, Kanemann; Buffarini, Ramírez o Tellechea, Reynoso, Álvarez (ex Desamparados de San Juan); Bordagaray y Furch (también llegado de Olimpo). El resto irá al banco y son: Ezequiel Mastrolía, Matías Catalán, José Luis Palomino, Héctor Villalba, Nicolás Bertochi,  y Franco Jara (recién vuelto de Europa).

También tendremos una previa, a las 13 horas, cuando los chicos del selectivo de Néstor Apuzzo, reforzados por Monzón, enfrenten a la reserva del mismo rival. Se anuncia a Monzón; Zaragoza, Correale, Casasola, Vera; Hernández, Casais, Robledo; Espinoza, Sombra y Campana. En el banco estarán Vrlica, Ruiz, Sosa, J. Oviedo, Rizone, Romero Gamarra y Merlo o Crocco. Salvo el caso de Monzón, Vrlica y Zaragoza, estos chicos pertenecen a la cuarta, quinta y sexta división.


El gran periodista partidario Roberto Guidotti, recopiló el historial completo de los partidos amistosos entre Huracán y San Lorenzo a través de la historia. En total, se jugaron con el carácter de “amistosos” no oficiales 18 encuentros, con 7 victorias del Globo, 5 derrotas y 6 empates (no se toman en cuenta las definiciones por penales).

Este es el detalle de los mismos:

1919:           San Lorenzo 5 – Huracán 2 (Torneo Caballito)
13/2/27:         San Lorenzo 2 – Huracán 2
20/1/1943:         Huracán 4 – San Lorenzo 0 (Torneo nocturno – en Chacarita)
7/4/1946:         Huracán 2 – San Lorenzo 2 (River)
1957:           San Lorenzo 2 -Huracán 0   (en Platense)
29/3/1961:         San Lorenzo 2 -Huracán 2 (en San Lorenzo)
11/6/1961:         Huracán 2 – San Lorenzo 1  (en Huracán)
18/4/1964:         San Lorenzo 2 – Huracán 0 (Copa Jorge Newbery)
10/2/1967:         Huracán 0 – San Lorenzo 1
20/2/1967:         Huracán 0 – San Lorenzo 0
18/3/1970:         San Lorenzo 2 – Huracán 0
15/11/1972:         San Lorenzo 0 – Huracán 0 (en penales 4 a 3 – en S.L)
1972:           Huracán 2 – San Lorenzo 1 (en Atlanta)
1973:           San Lorenzo 2 – Huracán 2 (Copa de Oro – Mar del Plata)
1974:           Huracán 2 – San Lorenzo 1 (Copa de Oro – Mar del Plata)
27/5/1983:         Huracán 1 – San Lorenzo 0 (Copa Amistad – en Huracán)
12/8/1990:         Huracán 2 – San Lorenzo 1 (en Ferro)
8/2/1991:         Huracán 3 -San Lorenzo 1 (en  Vélez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario