miércoles, 25 de abril de 2012

Humillación y catarsis

Tardé bastante en encontrar las fuerzas y la concentración, para armar esta crónica / opinión. Todo aquel Quemero al que leo o escucho, coincide en opinar que estamos, en cuanto a la actividad del fútbol, madre de todas, en el momento más crítico, más bajo, y más triste, de los casi 104 años de historia. A ocho fechas del final del torneo de Segunda División, ocupamos el decimocuarto puesto en las posiciones y el decimosexto en la tabla de los promedios, sólo un escalón encima de quienes “marchan” a promoción, y a cuatro puntos de quienes descienden en forma directa. Acuciante, angustiante, sufrido. Como siempre nos pasa, ¿no?.




Me puse a pensar en “nosotros”, en una figura que me incluye, reflexionando en el “como es” “y que le está pasando por dentro” al hincha de Huracán. Las redes sociales hoy masifican las reacciones de las personas, y te permiten vivenciar lo que antes solo en la tribuna percibías. Leo bronca, leo fastidio, escucho insultos a diestra y siniestra y un “que se vayan todos” generalizado. Pero también leo y percibo descreimiento del hincha común. Y aquí me quiero detener.

Mucha gente le cae violentamente al presidente Nadur, más que a la figura de una Comisión Directiva”. Si bien formó parte de las “pésimas” decisiones tomadas en la cuestión fútbol desde julio 2011 hasta aquí, no podemos perder la visión del punto de inflexión de nuestra historia. La forma en la que llegamos a la situación que hoy tenemos. El Sr. Nadur asumió la presidencia, habiéndose hecho cargo dos días antes en forma personal de inhibiciones y deudas sumarias. Al día siguiente, más requisitorias de dinero con una caja vacía. Y con solo un mes de plazo para conformar un plantel y debutar en el torneo de la segunda categoría, con la obligación que todos nosotros los hinchas le imponíamos de ascender inmediatamente. Con todo eso, infiero que debió haberse presentado “Mandrake el Mago” o en todo caso Roman Abramovich, el magnate petrolero, como postulantes a la presidencia en aquel momento.

Todo esto suena mucho a justificativos. Y seguramente lo sean, pero surgen desde un socio que no votó a este presidente y a esta CD. Y al que le importa poco lo que le digan porque no participa de la política del club. La política de Huracán hace 30 años que está llena de gente de mierda. Que prioriza sus intereses, ya sean económicos o sean de sed de poder simplemente, que los ciega y nos los deja pensar en algo en común: el club. ¿Cómo se explica entonces, que en un club donde votan 2.500 o 3.000 personas, existan cinco agrupaciones políticas?.  Sólo en el último año, noto ciertas actitudes en alguna gente, que se inicia en la política de Huracán, que me generan ciertas dosis de esperanza. Quiera Dios que sea la semilla de una nueva generación.

¿Qué pasó en Mar del Plata?. De entrada nada más, se equivoca Néstor Apuzzo en el armado de una defensa en donde tres de los cuatro integrantes no eran defensores. Y más aún teniendo en cuenta que el único que era defensor natural, no es precisamente una garantía, para “sostener” al resto. Pero yo quiero concentrarme en otro aspecto que “incomoda”, que me perturba. En varios jugadores se vio “actitud cero”. Cada uno jugando a su juego.

Para describir este concepto me detengo en la actuación del viernes pasado de dos de los “supuestamente” mejores jugadores de todo el plantel, según el criterio general. El único jugador con poder de “reventa” que posee el club hoy por hoy es Rodrigo Battaglia. No me cabe ninguna duda que saber esto, le cambió la “psiquis” al pibe. Juega para el. Se lo nota desganado y sin “conexión” con el resto de sus compañeros. A defensa de esto, también digo que mira alrededor y poca ayuda encuentra, pero a pesar de esto, no se lo ve enfocado en una solución en conjunto. El segundo caso, es el del capitán y goleador del equipo, Javier Cámpora. Otro que juega su juego. Que corre para la tribuna. Que se tira al piso en situaciones improductivas para el equipo, para lograr un aplauso o una aprobación. Tribunero. Y también desconectado y de flojo desempeño general.

Así las cosas, poco le bastó a Aldosivi, el rival de turno (con “nuestro” Teté Quiroz como DT y que venía de caer 4 a 0 con Ferro en Caballito), para en 10 minutos vacunar primero. Machín que duerme la siesta en el lateral derecho, Malcorra se le escapa, tira centro atrás, los centrales que no están, Yacuzzi que cierra temprano, el volante lateral que no vuelve y un mediocampista derecho contrario que llega de frente para fusilar a placer a Calviño y poner el 1 a 0. Poco despertó este gol a los nuestros, que mantuvieron la abulia generalizada, de la que solo despuntaba, con intenciones que rápidamente eran abortadas, Mauro Milano. De todos modos, el cordobés Sánchez Prette encuentra una bola suelta en tres cuartos, y le pone un pase que parece “una joya en el desierto” a Milano, que define, la bola rebota en el arquero marplatense, y le queda servida al borde la línea de gol para la arremetida de Cámpora, para el empate en 1.

Pero la siesta de todo Huracán era completa, por eso no sorprendió que nos fuéramos perdiendo el primer tiempo. Pero con un condimento extra, que puede resultar polémico, pero que a esta altura no sirve discutir. En un centro para Aldosivi al área quemera, la bola que se eleva a la altura del punto penal, y Cámpora, que marcaba en defensa el primer poste, sale raudo y ¿empuja? al despejar, a un delantero rival que quería cabecear. Saúl Laverni, árbitro bastante particular, por decir de alguna manera, otorga el penal de inmediato, que Matías Gigli (ex-quemero, otro más que nos anota) cambia por gol para el 2 a 1 con el que se murió la primera parte. En MI opinión, Cámpora no mide sus fuerzas y comete penal. Varios no opinan como yo.

Pero el segundo tiempo nos iba a deparar lo mejor de Huracán. Bah, la nada misma. O la humillación total. Tal fue la degradación, que promediando la etapa, el propio Quiroz pidió a sus muchachos que “aflojen” el paso. Que no sigan haciendo goles. Orden a la cual obedecieron. Desde el comienzo de la segunda parte, los goles se sucedieron. Furios con un furibundo cabezazo, sólo porque Hernán González en vez de mercarlo, se agacha, pone el 3 a 1 tras un corner. Luego un centro lejano en busca de Piñero da Silva, grandote delantero del “tiburón”, y tremendo agarrón del mismo Hernán González, que en el forcejeo le hace una grandísima y clara falta. Otro penal, que el propio Piñero cambia por gol para el 4 a 1. Y minutos más tarde, de nuevo Malcorra escapa a la marca de Machín, y lanza un centro – pase, para que en soledad el juvenil Uribe ponga el 5 a 1, cuando iban 25 minutos de ese segundo período. De allí hasta el final, casi se equivoca algún delantero local y marca el sexto, cosa que finalmente no pasó.

Luego del silbato final ---à Salida con cabezas gachas. Pedidos de disculpas en las entrevistas de TV. Piñas en el vestuario entre algún jugador y alguien del cuerpo técnico (confirmado por algunos, desmentido por los protagonistas), malestar e incidentes con los barras que fueron a Mar del Plata, tanto adentro como a la salida del estadio, como después también, con promesa de “esperar” al plantel en la ruta a la vuelta. Largas charlas en ese vestuario. Allí se decidió la vuelta de Apuzzo a las divisiones juveniles y la contratación urgente, cosa que pasó al día siguiente, de un nuevo DT.

Ya asumió Héctor Rivoira. Ya solicitó que vuelvan al plantel Filipetto y Monzón.

¿Será otra de las decisiones erróneas en materia de fútbol de esta CD, o la tabla de salvación? Ojalá que por nuestro bien, y principalmente de la institución TODA, sea la segunda.




Aldosivi 5-1 Huracán



Síntesis



Aldosivi (MdP): Pablo Campodónico; Nahuel Roselli, Iván Furios, Ricardo Villalba, Walter Zunino; Marcelo Vega, Agustín Briones, Jonathan Blanco, Ignacio Malcorra; Matías Gigli, Jorge Piñero da Silva. DT: Fernando Quiroz. Cambios: 22 2T Brian Uribe por Piñero da Silva, 26 2T Jonathan Galván por Blanco, 32 2T Enrique Seccafien por Piñero da Silva.


Huracán: Lucas Calviño; Gastón Machín, Cristian Leiva, Hernán González, Javier Yacuzzi; Lucas Villarruel, Cristian Sánchez Prette, Rodrigo Battaglia, Jonathan Bustos; Mauro Milano y Javier Cámpora. DT: Néstor Apuzzo. Cambios: 0 2T Pablo López por Villarruel.




Arbitro: Saúl Laverni (discreto)




Goles: 11 1T Marcelo Vega, fusila a Calviño en el segundo palo tras centro de Malcorra / 23 1T Javier Cámpora, toca en la línea corrigiendo una definición de Milano que rebota en Campodónico / 37 1T Matías Gigli, de penal, tras falta de Cámpora a Blanco / 5 2T Iván Furios, de cabeza tras un corner / 13 2T Jorge Piñero da Silva, de penal, tras falta que a el mismo le comete González  / 25 2T Brian Uribe, define de derecha rasante a un poste un centro de Malcorra.


Amonestados: Aldosivi (MdP): no hubo / Huracán: Machín, Sánchez Prette, González, Milano


Figura del partido: Ignacio Malcorra

Figura de Huracán: Mauro Milano

El video con los goles del partido:




No hay comentarios:

Publicar un comentario